sábado, 18 de agosto de 2007

Casa vieja


Horizonte
inundado de llanto.

Tejas que sufren
dolor de escarcha.

Puertas al abismo,
ventanas al muro.

Mi corazón
es una casa vieja.


Gustavo Tisocco
De "Paisaje de adentro"

17 Comentarios:

Blogger Catalina Zentner dijo...

Como siempre, el buen gusto en el diseño acompaña a la calidad de tu poesía.
Un abrazo,
Catalina

18 de agosto de 2007, 09:13  
Anonymous Anónimo dijo...

Un poema muy sugerente, Gustavo, cada verso es una imagen y el final es definitivo.
Abrazos
lola

18 de agosto de 2007, 10:07  
Blogger Pacto con el Rosal dijo...

A veces nos parecemos tanto al paisaje, que no sabemos dónde comienza nuestra piel y dónde el horizonte.
Igual que una crema humectante nos devuelve la tersura, una casa vieja puede ser un refugio, si se comparte.
Vos sos el dueño generoso de una casa compartida.

Nueva Casa Vieja

Por grietas heridas
asoman helechos;
sobre muros ásperos
el musgo se espesa;
las puertas sin goznes
dan la bienvenida:
el corazón da una fiesta
en la Nueva Casa Vieja.

Marián Muiños

18 de agosto de 2007, 14:25  
Blogger Alejandra Dening dijo...

Llegué a tu blog a través de Utopoesía. Me gusta la profundidad que lográs con tanta síntesis en este poema. Volveré a visitarte.

Alejandra

18 de agosto de 2007, 15:06  
Anonymous Anónimo dijo...

Muy hondo tu poema , con la magia de tu calidad de expresión.
¡¡¡ Felicitaciones !!!
Abrazos y besos
Raquel Luisa Teppich

18 de agosto de 2007, 22:55  
Blogger Peripecias de un Naufragio dijo...

que final! creo que uno queda así por el dolor de tanta ausencia..

Un gusto leerte, Gus.

Lid

19 de agosto de 2007, 02:41  
Anonymous Anónimo dijo...

Què lindo poema, te felicito, es una perlita. jorge hirsch

19 de agosto de 2007, 15:13  
Anonymous Anónimo dijo...

Excelente, la casa es el interior nuestro.
MARITA RAGOZZA

19 de agosto de 2007, 23:08  
Anonymous Anónimo dijo...

El dolor, la cerrazón y la vejez, la vida misma que oprime y constriñe.
Tiene mucha garra.
Camilo

21 de agosto de 2007, 06:53  
Anonymous Anónimo dijo...

Excelente casa vieja, Gustavo. Y un corazón en el que podemos reconocernos.
Un abrazo,
Osvaldo Rossi

21 de agosto de 2007, 16:15  
Anonymous Anónimo dijo...

}EXCELENTE POEMA, MUY BUENO. JORGE HIRSCH

21 de agosto de 2007, 17:23  
Anonymous OLIMPIA BORDES dijo...

Una vez.. volví a la casa de mi infancia y entonces supe que el tiempo se esconde en nuestro corazón y nos transforma en UNA CASA VIEJA...llena de recuerdos y alojando el tesoro de nuestro auténtico sentir...de nuestro ser interior..que invade indefectiblemente nuestra poesía.
Auténtico y sensible.. Gus.. te felicito... UN BESO
OLIMPIA BORDES

22 de agosto de 2007, 16:22  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Gracias a los 12 por sus comentarios tan valiosos para mí.
Un abrazo Gus.

6 de septiembre de 2007, 17:15  
Blogger Clara del carmen dijo...

creo que todos coincidimos con la idea de hacer un poema a la casa vieja, la casa creada con el recuerdo con la esencia del tiempo que se queda para siempre cuando la vuelves palabra, ahora, tu palabra, Gustavo, que nos invita a recorrer tu mundo de excelente creador. Clara del Carmen Guillén

20 de septiembre de 2007, 00:57  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Gracias Clara.
Un beso.

20 de marzo de 2008, 13:10  
Anonymous Sonia Quevedo dijo...

Que enorme soledad tan llena de recuerdos Gus.
Ante el profundo abismo lejanos los ojos, resguarda la espalda la escarcha de invierno; se acelera el llanto, duele el corazón.
Me ha conmovido esta visión de una realidad tan sola.

Sonia

7 de septiembre de 2008, 19:52  
Anonymous Anónimo dijo...

Qué magia es escribir tanto con tan pocas palabras. Felicitaciones, poeta.
Susana Lizzi

20 de noviembre de 2008, 22:55  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal