martes, 8 de diciembre de 2015

LO QUE DEFIENDO (Poema de Gustavo Tisocco)


De pequeño me gustaban las muñecas Barbies
esas de pelo dorado y vestido turquesa
que mi hermana peinaba y maquillaba
mientras yo, resignado, empujaba aquel camioncito por la vereda.

Me hubiese gustado
una coronita en la comunión,
una cartita de amor
de aquel que no me amó,
una sonrisa.

Saberme igual a los que me rodeaban,
preparar mi cuerpo para el hijo,
un vestido blanco,
ser reina en primavera.

Me hubiese gustado elegir
ser común y terrestre,
acaso un insecto, acaso una llave.

Pero no pude ser más de lo que defiendo ahora.


Gustavo Tisocco
Del Libro QUEDARME EN TI

viernes, 31 de octubre de 2014

CARTA A LOS PADRES DE UN CHICO/UNA CHICA GAY

CARTA A LOS PADRES DE UN CHICO/UNA CHICA GAY

Retorno de mi pueblo y me entero de un amigo que por contarle a sus papás que era gay lo echaron de su casa. Algo que me cuesta creer en esta época, algo que me cuesta creer cuando a mí mis padres me apoyaron desde un inicio, toda mi familia, demostrándome así el verdadero y genuino amor, el amor más grande, el amor que te fortalece, el amor que te hace feliz.

Ser gay no te hace ni mejor ni peor persona. No eres más alto ni más bajo, más inteligente o no, eres simplemente un ser humano igual a todos los seres humanos que simplemente ama a alguien de su mismo sexo. NO SE ELIGE SER GAY nadie quisiera serlo con todo el sufrimiento que inicialmente implica. Cuando uno se descubre gay inicialmente se siente vergüenza, se cree enfermo, se siente discriminado, sabe que generalmente no será padre biológico, siente que tal vez decepciona a sus padres, ama cuando se es adolescente y esconde ese amor por pensar que es pecado, que no es bueno. NADIE ELIGE SER GAY. Es mucho más cómodo ser heterosexual, o aparentarlo muchas veces, como esos que se casan por el simple hecho de aparentar lo que no es en su esencia.

Después uno se asume y es el paso fundamental a una vida plena y si tienes el apoyo de tu familia, como en mi caso, ese asumirse tiene implícito la felicidad que solamente da poder vivir en libertad y con orgullo. Quién te ama te ama con tus dudas y certezas, con tus convicciones y diferencias. Asumirme como gay me ayudó a saber que quién está a mi lado, quién me quiere, lo hace de verdad y así sé que mi familia, mis amigos, mis compañeros de trabajo aceptan lo que ven, lo que soy. No se es enfermo, no se es perverso, no es una vergüenza. Claramente siempre está el que te discrimina, el ignorante, el inseguro y entonces ahí no vale la pena perder el tiempo de uno para que esa persona te acepte, generalmente la vida que da vueltas y vueltas le enseñará a esos pobres seres cuán equivocados están.

No se es más valioso por ser gay o no, se es tal vez más sensible, más solitario a veces, más comprensivo de eventos que depara la vida. Tampoco se es más promiscuo o no, se vive.
Por eso me duele aún que padres, como los de mi amigo, no acepten como nació mi querido y noble amigo. Una pena, perdieron la oportunidad de demostrarles el verdadero amor, su grandeza. Seguramente con el tiempo lo aceptarán, pero la marca quedará por siempre en el alma de mi amigo.

Espero que esta carta sirva de alguna manera para abrir los ojos, ser más amplios, menos hipócritas y que quién tenga un hijo, una hija gay sepa que antes de todo está el amor y que si ese amor existe y es real las diferencias se aceptan. Todos somos diferentes de una u otra manera y ahí está el encanto, la proeza de la vida.


Por mi parte les dejo un abrazo a los que lean esta carta y seguiré el sendero que me resta por caminar con la frente alta, con orgullo, creciendo siempre creciendo, aprendiendo y sobre todo feliz por el amor de los que me interesa que me amen. Va el abrazo, Gus…

miércoles, 27 de agosto de 2014

Arielito




Apenas de niños Arielito
supimos de la muerte.

Yo descubrí
el dolor inexplicable
de la ausencia,
hasta de lo injusto que pareció ser Dios
cuando un océano
de llanto lo mantuvieron inmutable.

Y te recuerdo blanco y frágil
acostado en la mesa
en un cofre como de flores,
inmóvil y sediento
oliendo a café
-porque las vecinas no querían
que la muerte te vista con su aroma-
y te adornaron con los granos marrones y amargos
con los que asocio hoy a la tristeza.

Tú, el niño muerto
que me mostraste de niño a la muerte,
que ahora dormís solito y quieto debajo de los sauces
¿me recuerdas?
¿estás muy solo allá?
¿quieres retornar?

Ariel acá el tiempo pasa
y ya perdí al niño
y encontré a este hombre resignado que soy,
acá cambió el paisaje,
la forma de vestirme,
las promesas.

Acá olvidamos,
comemos y dormimos
y andamos en auto bus
y nos miramos apenas
como sobrevivientes de un presagio que nos ronda.

De niños Arielito supimos de la muerte
a ti te tomó por sorpresa
sin poder esconderte,
a mí me dejo marcado
para que la escriba.



Gustavo Tisocco
Del Libro TERRESTRE

martes, 10 de diciembre de 2013

30 AÑOS DE DEMOCRACIA


30 años de DEMOCRACIA

Democracia gobierno de los pueblos. Democracia, estado por el que han luchado tantos, por el que han muerto tantos, por lo que han desaparecido tantos buscando con su lucha un país mejor. Ser democrático es antes de todo respetar al otro, discernir en las ideas, porque cada uno puede tener ideas políticas distintas, pero cada uno con estas ideas busca un estado mejor, se puede estar equivocado, se puede estar en lo cierto pero siempre se debe respetar al otro en sus posturas, en sus creencias, salvo claro que estas ideas sean fascistas, sean ideas genocidas, sean ideas que avalen destruir al que consideremos inferior o consideremos destruir al que no piensa lo que pensamos.
Democracia es abrazar al diferente, sin discriminación, ser integrador de razas, de credos, de sentimientos diferentes. Ser democrático es luchar contra toda represión. Es luchar por defender la tierra, la ecología, nuestro suelo. Ser democrático es enseñar y aprender a tener ética y principios. No dejarse doblegar. Tener Memoria y respeto por los que luchando por darnos un país mejor perdieron la vida en ello. Ser democrático es recordar a los chicos de Malvinas, a los que no tienen donde dormir o qué comer. Ser democrático es apoyar causas justas, como la que creo es la de los Pueblos Originarios, sin buscar excusas para apañar ciertas persecuciones que vienen de siglos atrás, pero que aún hoy duelen. Ser democrático es no Censurar. Es dar un trabajo digno a quien lo requiera. Es dar educación, salud y seguridad a todos por igual. Es tener una Justicia igual para todos. Es defender al justo y percatarnos al menos del corrupto. Democracia es un estado de Gloria si realmente la vivimos, la ejercemos con dignidad.
Si gamos construyendo entre todos ESTA HERMOSA DEMOCRACIA que hoy cumple 30 años y vamos por mucho más, que esta DEMOCRACIA sea eterna, pero reitero vivamos en Democracia con el cuerpo, con el alma, con convicción y no solamente de la boca para afuera. Creo que aún tenemos mucho por aprender, pero la Democracia es el mejor bien que tenemos hoy para vivir en paz.

Termino con una frase de Nelson Mandela, frase a la que apoyo totalmente: “Para ser libres no sólo debemos deshacernos de las cadenas, sino vivir de una manera que respete y potencie la libertad de los demás".

Un abrazo a todos, Gustavo Tisocco

sábado, 30 de marzo de 2013

Sauce


Me reconocerás cuando llegue
vestido de viento. 

Te percatarás que era quién rezaba en tus atardeceres
en tu arroyo color tierra
en la moldura precisa con que hilvanamos el recuerdo. 

Dejarás que me siente ahí
donde crepita el fuego
y se escuchan todavía los eternos cristales
amparados por la lluvia. 

Me reconocerás después de tanto tiempo
cuando cruje este cuerpo sediento que ahora llevo
estas madrugadas
este deseo de reposar hasta el cansancio. 

Yo he venido hasta aquí
buscando tu reflejo
ya no tengo las viejas canciones
ni el pelo rubio, los ojos nuevos
pero me habita un corazón de gorrión
y el descubrimiento de una tierra nueva pintada de cielo. 

Recuerda que amaba el viento
y de él me visto
para que al verme seas sauce
acariciando mi río.
 
 
Gustavo Tisocco
Del libro TERRESTRE

viernes, 12 de octubre de 2012

La otra orilla




Mi abuela era feliz y hablaba con Dios.

Decía que él habitaba en su patio.

Pero desde aquella tarde
no le dirigió la palabra,
nunca entendió eso de arrebatarle al hijo.

Enmudeció
mucho antes de cruzar a la otra orilla.


Gustavo Tisocco
Del libro TERRESTRE

miércoles, 26 de septiembre de 2012

A las Madres del Dolor...



                          A las madres del dolor


Le arrancaron la flor
antes que sea capullo,
mucho antes de ser perfume, mucho antes.

Esa mujer deshabitada
lleva una foto en el pecho,
un rostro, un niño gritando
sobre su sombra herida.

Esa mujer delgadita y pequeña
es nube tenaz sobre el desierto,
brillante luz sobre la bruma.


Gustavo Tisocco
Del libro y Cd TERRESTRE

miércoles, 29 de agosto de 2012

A Susana Trimarco y a las Madres del Dolor



.................
A Susana Trimarco y a las Madres del Dolor


A ella le dijeron que NUNCA MÁS,
que empezaban ahora a florecer los jazmines
que el invierno ya no,
nunca más los silencios, las esperas,
las noticias en los diarios.

A esa mujer le dijeron que NUNCA MÁS,
que ahora los pájaros eran libres
que solo había ventanas abiertas,
nunca panfletos con nuevos rostros,
nuevos gritos, nuevas mentiras.

A todas ellas le dijeron que ya no,
pero caminan con sus úteros quebrados
y le sangran lágrimas y les brota rabia,
la esperanza apenas es en ellas un hilito frágil,
enorme lamento, desesperación.

A todas ellas le dijeron que ya no,
pero los hombres miran de nuevo a otro lado,
hablan en secreto, se disfrazan.
Como en aquel nefasto tiempo,
la justicia es una esfera de cristal
que arrojamos al fuego.


Gustavo Tisocco
De su libro y Cd TERRESTRE


sábado, 23 de junio de 2012

Disfraces




Me apenan los hombres
que dicen amarme
........... al caer la noche.

Me apenan más sus disfraces
......................... al salir el sol.



© Gustavo Tisocco
De su nuevo libro pronto a salir

miércoles, 13 de junio de 2012

La bestia... ¡FELIZ DÍA DEL ESCRITOR...!


La bestia se me ofrece
como un néctar despiadado
-que te sumerge en un lugar oscuro y plácido-
un conjuro
un pasaporte
un golpe de suerte.

Desgarrando mi estirpe
se hunde como un cuchillo
doloroso y necesario
y despliega sus brazos
que son ramas de la frondosa selva
y crece hacia mi cuello
toma mi voz, mi suspiro
asfixiándome bellamente
como cuando se muere de amor.

La bestia ya anida en mí,
soy contagioso ahora
.............. llevo su marca.


La bèstia

La bèstia se m'ofereix
com un nèctar despiadat
-que et somorgolla en un lloc fosc i plàcid-
un conjur
un passaport
un colp de sort.

Esquinçant el meu llinatge
s'afona com un ganivet
dolorós i necessari
i desplega els seus braços
que són branques de la frondosa selva
i creix cap al meu coll
pren la meua veu, el meu sospir
asfixiant-me bellament
com quan es mor d'amor.

La bèstia ja nia en mi,
sóc contagiós ara
..............porte la seua marca.


Gustavo Tisocco
Derechos registrados
Traducción al catalán Pere Bessó

sábado, 5 de mayo de 2012

¡La poesía no...!


Herméticos los ataúdes,
el sexo en las muñecas,
las latas de durazno.

Hermético el frío allá en Jungfraujoch,
las mermeladas
envasadas al vacío,
los aviones en vuelo.

Herméticos los gendármenes,
los amores promiscuos,
las sardinas en aceite.

Hermético el asesino,
el rostro de Tutankamón,
el paraíso de los canarios.

¡La poesía no...!



Gustavo Tisocco
Derechos registrados

miércoles, 21 de marzo de 2012

FELIZ DIA DE LA POESÍA...


Nadie grita
como grita el poeta.

Gritar como la madre
del ausente,
como la noche
sobre el mendigo,
como un ave rapaz
devorando a la presa
y como la presa
con su voz de muerte.

Gritar de éxtasis,
también de júbilo
como lo hace
el árbol en primavera,
como un niño
si le cortan el cordón,
como un Dios
cuando le mienten.

Si el poeta no es grito
es un famélico fantasma sobremuriendo.



Gustavo Tisocco
Del libro "Desde todos los costados"

miércoles, 29 de febrero de 2012

Mocoretá


Olor a tierra húmeda es mi pueblo
a uvas y glicinas
a mandarinas, fresnos y eucaliptos.

Corre todavía en sus calles
aquel niño que fui
aquel rebelde que aún soy
aquel callado y triste.

Es el río y es el campo,
casa bajas y blancas,
música de acordeón y de gorriones.

Son los amigos entrañables,
mis padres, mis hermanos,
los rezos de la abuela.

Mi pueblo es la perla del sur,
Virgen de Itatí, fiestas de navidad
y duendes despertando en la siesta.

Mocoretá cuna de mis ancestros.
Tumba en la que descansaré
bajo un manto de belleza.


Gustavo Tisocco
Derechos registrados en derechos de autor
Foto de Mocoretá (del autor)

miércoles, 8 de febrero de 2012

A Susana Trimarco (JUSTICIA PARA MARITA VERÓN Y TODAS LAS DESAPARECIDOS DE HOY, AÚN PESE A LOS NUNCA MÁS)


.........A Susana Trimarco y a las Madres del Dolor

A ella le dijeron que NUNCA MÁS,
que empezaban ahora a florecer los jazmines
que el invierno ya no,
nunca más los silencios, las esperas,
las noticias en los diarios.

A esa mujer le dijeron que NUNCA MÁS,
que ahora los pájaros eran libres
que solo había ventanas abiertas,
nunca panfletos con nuevos rostros,
nuevos gritos, nuevas mentiras.

A todas ellas le dijeron que ya no,
pero caminan con sus úteros quebrados
y le sangran lágrimas y les brota rabia,
la esperanza apenas es en ellas un hilito frágil,
enorme lamento, desesperación.

A todas ellas le dijeron que ya no,
pero los hombres miran de nuevo a otro lado,
hablan en secreto, se disfrazan.
Como en aquel nefasto tiempo,
la justicia es una esfera de cristal
que arrojamos al fuego.


© Gustavo Tisocco
Derechos registados en Derecho de autor

martes, 13 de diciembre de 2011

FELICIDADES PARA TODOS...


Llega fin de año y llegan los balances. Seguramente habrá encuentros y despedidas, alegrías y tristezas, logros y pérdidas. Particularmente un año que me encuentra solo sentimentalmente pero construido desde mis andamios, siempre habrá una flor anunciando primaveras y aunque hoy cueste este instante de soledad seguramente habrá crecimiento y el encontrarse con uno mismo que a veces cuesta tanto.

2012 habla de cambios, de una energía cósmica que nos devolverá con creces aquello bueno que hagamos, todo lo que hacemos y damos el universo nos lo devuelve con hechizo, con grandeza y nobleza. Adelante pues que la vida vale la pena.

Fecha donde el encuentro con la familia nos retorna al niño que éramos, porque jamás dejamos de ser aquello que fuimos y auque a veces nos abrume la melancolía hay muchos abrazos que nos contienen, que nos habitan, que nos empuja. Yo vuelvo a mis calles de piedra, a mi rio, a mis sombras, esas de aquellos árboles que siempre me aguardan, y es en ese regreso que resurjo, soy siempre ave, canto de glicinas, despertares nuevos.

Es con este humilde texto que les quiero desear a todos FELICIDADES sin importar credos ni razas, porque la felicidad es un derecho y debemos lograrla cueste lo que cueste, pese lo que pese, ahí reside la alegría, la belleza.

Un abrazo a todos, Gus...

Foto: Gustavo Tisocco

martes, 15 de noviembre de 2011

Subidos a un árbol...


Todos hacemos el amor
como subidos a un árbol.

Nos agarramos de las ramas
y vibramos ante el precipicio,
.................. ante el temblor.

Trepando hasta el verde
nos aferramos al fin a la raíz
y es ahí en el olor a tierra
que descubrimos el cielo.

¿Acaso no se revelan nidos,
madreselvas,
calandrias y capullos?

Todos hacemos el amor
como montados a un árbol
y a veces es el viento
a veces el dulce resplandor lo que aprisiona,
lo que nos deja librados al noble levitar,
a la locura de ser un poco pluma,
un poco primavera.

Todos hacemos el amor
cabalgando bosques.



Gustavo Tisocco
Derechos registrados en Derechos del autor
Foto: Adrián Paiva

martes, 25 de octubre de 2011

Regalito de Elisa Dejistani para mi cumple...


No debe ser en esta sombra,
en este árbol,
en ese nido
que naufragué mi vuelo.

Pero este silencio
me habla de raíces,
de otoños que pasaron,
de hombres ausentes.

Entonces me torno bosque
y soy viento
.......... final retorno.






Non sarebbe stato in questa ombra
in quest'albero,
in questo nido
che naufragai il mio volo.

Ma questo silenzio

mi parla delle radici,
degli autunni che passarono,
degli uomini assenti.

Dunque divento bosco

e sono vento
.......... nel finale ritorno


Gustavo Tisocco
del libro "Desde todos los costados" y "Rostro ajeno"
Traducción al italiano: Elisa Dejistani

domingo, 2 de octubre de 2011

Dos poemas de Gustavo Tisocco traducido al inglés por Irene Marks


SOLITARIA ESPERA
..................A mi abuela Rosa

Ya no estás en el barro
en la lluvia
ni en las tardes de sol.

Dejaste tu viejo sillón

entre las glicinas del jardín.

Ya no tengo por las noches

la dicha de oír antiguas leyendas
ni podré a tu lado visitar naufragios.

Ya no estás entre los lienzos

de rostros cenicientos / inmóviles,
dejaste tu tejido inconcluso
y tu melancolía aún se percibe sobre los
manteles.

Como en cada encuentro

prepararé el té.
Tal vez reposes tus cansadas manos
sobre mi solitaria espera.


Lonely wait
To Rosa, my grandmother

No longer are you in the mud

or the rain
or sunny afternoons.

You left your old chair

among the wisteria

At night no longer can I

listen happily to ancient legends
nor visit shipwrecks by your side

No longer are you among the paintings

of still / ashen faces,
your knitting lies unfinished
and the table-cloths
still reflect your sadness.

Just like at every meeting

I will make tea.
Perhaps you’ll rest your tired hands
on my lonely wait.







La casa permanece en la aldea.
Su blanco se cubrió de grises atemporales.
Sobre la maleza se vislumbran aún
rastros de fuego.

Tras los cristales quedan encerradas

eternas nostalgias.
¿Te acuerdas hermano de la siesta entre murales
y rostros observándonos?
Los mártires siguen desplazándose
por alfombras persas y velas consumidas.

Me contaron que en las madrugadas

la blanca Ana nos busca entre sábanas y éxtasis,
que es lamento ahora
lo que fue entonces gemido.
Si te acercas a los muros percibirás todavía
antiguas risas, música de piano y vino derramado.

Si hay viento, el sillón del jardín aún se zarandea.

El mismo cielo, inmutable, alumbra
con aquella luna.
Entre escaleras y portones
nuestros secretos persisten.
Podríamos treparnos hoy al álamo que una vez
enterramos.

Desprevenidos nos atrapó la tormenta,

tú perdiste el paraíso, yo quedé solo,
igual que un búho.

La casa sigue ahí,

los fantasmas somos nosotros.


The house still lies in the village.
Timeless grey covered its whiteness.
On the overgrowth you can still glimpse
the remains of a fire.

Behind glass eternal nostalgias

lie imprisoned.
Remember, brother, that nap
when murals and faces watched us?
The martyrs are still moving
through Persian carpets and burned out candles

I was told that at dawn

white Ana still searches for us
between sheets and ecstasy
and what was once a moan is now a lament.
If you go near the walls you’ll still notice
old laughter, piano music and spilled wine.

If windy, the garden chair still rocks

The same sky, unchanging,
is lit up by that moon.
Between stairways and gates
our secrets linger still.
Today we could climb the poplar
we once buried.

We were caught unawares in the storm,

you lost paradise, I was left alone,
like an owl.

The house still lies there,

now we are the ghosts.


Gustavo Tisocco
Del libro "Entre soles y sombras"
Traducción al inglés por Irene Marks

martes, 27 de septiembre de 2011

A Nemat Safavi (Poema de Gustavo Tisocco)


A Nemat Safavi Niño iraní condenado a muerte en Irán por su elección sexual

Y te llevarás
parte de mi, de él, de muchos
y juntaremos los huesos
y será una revolución
amar después del vendaval.

¿Existirá Dios?

¿ Habrá un cielo para los que defendemos
las puertas abiertas,
los jardines, las hormigas?

Y será después de ti
que se percatarán de la niebla
aquellos que sólo habitan sitios de sol,
aquellos que con rezos piensan llegaron al paraíso.
que aplauden cuando el águila devora a su presa.

Nosotros que convivimos con las sombras
-también sabemos del sol-
y caminamos despacio pero avanzando a pesar de las cadenas
y de las miradas
que son minas en un campo verde,
pero no nos explotarán los pies,
extenderemos las alas.

Nemat estaremos contigo
los que amamos las flores.



Gustavo Tisocco
Derechos de autor ya registrados

miércoles, 17 de agosto de 2011

A mi tío Jorge...



......................
A mi tío Jorge


¿Cómo hacer ahora para buscarte
si no hay rincones ya,
no viento ni fotos en los andamios?

¿Cómo leerte la sangre
si no escribes con mi mano
y brotan en la tarde
lágrimas que denuncian que te has ido?

¿Cómo creer en Dios
si no sé si el celeste es cielo,
o solo un hueco de pájaros que perdieron los ojos?

¿Cómo,
me pregunto cómo indagar las cavernas
con los espacios llenos de ti
si apenas el dulzor de tu aposento
habita en la casa?

¿Cómo Jorge
repetir tu nombre
y saber que no vendrás,
que no acudirás a esta voz que te busca?

¿Cómo...?

Gustavo Tisocco
Del libro "Rostro ajeno"

miércoles, 3 de agosto de 2011

Amé a un hombre triste...


Amé a un hombre triste
que encarcelaba golondrinas
en el invierno de sus ojos.

Un hombre que escondía un país,
un continente lejano.

Le gustaba hablar de los desiertos
de una bandera flameando ante su desamparo,
del desarraigo.

Amé a ese hombre, fruto maduro
con el que embriagaba mi calma,
laberinto en el que me extraviaba,
............................me descubría.

Pero su tristeza fue horizonte,
velero y perro asustado.

Ahora aquí soy yo el que habla de desiertos,
..........................................de desamparo.

Gustavo Tisocco

domingo, 22 de mayo de 2011

Caen las hojas


Caen las hojas en las veredas,
por elevar vuelo se escapan de sus gajos.
Las ramas inquietas perciben el adiós.

El otoño se vistió de borceguíes y un manchado traje verde,
calzó sus lentes oscuros, tomó el fusil
y arrasó cipreses, ombúes y fresnos.

Aúllan por la acera las tristes ninfas
diezmadas en color amarillo,
resquebrajados suplicios
emergen mientras sucumben.

Ahora es invierno en las calles.
Un viento frío supervisa los bares, las iglesias, las plazas,
no sea que aparezcan nuevos brotes.

Desaparecieron las hojas,
nunca más primaveras ni risas juveniles,
solo flores de plástico en el jarrón del lujoso escritorio.


Gustavo Tisocco
Del libro "Entre soles y sombras"
Foto: gustavo Tisocco

martes, 10 de mayo de 2011

Amo a un hombre pez...


Amo a un hombre pez,
un hombre marino,
acuático como las algas, como la sal.

Habita en las profundidades oscuras de todos los naufragios,
a veces llora
terriblemente solo allá abajo,
en otras baila en salones transparentes, torrentosos.

Yo amo a ese hombre pez
de cuerpo brillante/filoso,
de un mirar constante/horizontal.
Un hombre que me cuenta eternas leyendas,
que me canta con su voz de espuma
y me abraza como puede.

Yo amo a un hombre pez
y soy hombre terrestre.

Me condena la asfixia.
Lo condena mi aire, mi mundo de pájaros,
mi universo de redes, de anzuelos.

Me mira desde la superficie apenas sumergido
lo miro desde mi oxígeno
al límite extremo del ahogo
y nos besamos apenas un instante,
ínfima eternidad habitando en la apnea.


Gustavo Tisocco
Poema de mi próximo libro que saldrá este año
Está ya editado en "ANTOLOGÍA ARGENTINA CONTEMPORÁNEA"

martes, 19 de abril de 2011

Mientras amanece


Me has herido
con el puñal
que escondes en tus ojos
y brotan aves
en mis fronteras.

Sangro melodías,
mientras amanece.



Gustavo Tisocco
Del libro "Paisaje de adentro"

viernes, 25 de marzo de 2011

Mar salado



Al final se callaron las voces
y todo fue abismo
.............. intrépida brisa.

Ellos, los que se fueron,
ahora son los tristes marineros
que vagan por la bruma
............. despertando recuerdos.

Ellas abandonaron la música.

El silencio ahora
es un mar salado.



Gustavo Tisocco
Del libro "Desde todos los costados"

lunes, 7 de marzo de 2011

A Rosa María Sobron...



............... A Rosa María Sobron

He visto que en tus ojos
habita él.

Y aunque lo creas ausente
contornea su figura
en ese mar sereno.

Frágil y sediento
hoy es un pez
que transita la eternidad
en tu mirada.


Gustavo Tisocco
Del libro “Desde todos los costados”

domingo, 16 de enero de 2011

Otras épocas


Amarte hasta que culminen los vientos
desde la raíz/fuego que nos da la tierra
hasta la cima
donde enarbolo tu bandera.

Amarte invierno y verano,
que el sendero sea círculo
donde siempre retorne a vos,
retornes a mí.

Amarte en tus espacios vacíos
y en el tumulto,
en tu valentía y en tus flaquezas,
en el recóndito de tus pasillos.

Amarte desde otras épocas,
sin barreras ni tiempos.
Que el destino sea
tener tus ojos, llevar tu sombra.



Gustavo Tisocco
Poema del libro “Desde todos los costados”

sábado, 8 de enero de 2011

Consigna


Si insistes
entonces habitaremos
todas las encrucijadas.

Será
en el vendaval
que repartiremos las manos,
que cederemos
los ojos, el reptar.

Si así lo quieres
abriremos la puerta
y será la casa
el único refugio,
la última consigna.

Gustavo Tisocco
Del libro "Desde todos los costados"
Foto: Gustavo Tisocco

martes, 21 de diciembre de 2010

Me pone triste la Navidad (Pese a eso felicidades queridos amigos)


Un sentimiento ambiguo tengo en las fiestas.
La Navidad me reúne con mis amigos más cercanos y la fiesta del Año Nuevo me reúne con mi familia y mis amigos de la infancia.

La Navidad me recuerda al niño que fui, ese que ponía los zapatitos debajo del árbol, ese que con poco o mucho festejaba la gloria de la inocencia. Me recuerda a mis afectos que ya no están, a mis abuelos sobre todo, a mi tío Jorge, a mamá Lorenza, a Denis (un pacientito que partió y me enseñó lo que es la fortaleza). La navidad me descubre un hombre nuevamente solitario, un hombre lleno de incertidumbre y ciertos desengaños, triste tal vez por hoy, pero con alas y eso es importante cuando se piensa en volar. La Navidad me descubre frágil pero con ganas de crecer. Igual me pone triste la Navidad. Pienso entonces en la gente que duerme en la calle, en los desaparecidos de ayer y de hoy, en los que bajaron los brazos, en los desocupados, en los asesinados, en los niños sin futuro, en los que son discriminados y entonces siento que pese a todo, soy un bendecido de Dios y que debo agradecer cada día por lo que tengo, por lo que fui y seré, por lo que tengo y perdí. Igual me pone triste la Navidad.

El Año Nuevo es distinto. Lo paso con mi familia y la alegría es enorme. Me emociona cada año sentir el abrazo de mis padres, de mis hermanos y sobre todo de mis sobrinos. Me emociona retornar a mi pueblo Mocoretá y encontrar mi casa, mis calles, mi río, me emociona abrazar a los amigos de la infancia, esos que siempre están, esos con los que nos reunimos año a año y de tanto reunirnos y querernos somos ya hermanos. Me emocionan las pequeñas cosas que me recuerdan al ayer: el mate a la mañana con mis viejos, la noche tan estrellada de mi cielo, el canto de los pájaros en la ventana de la habitación que era mía, allá hace tanto, y que conserva aún mis risas infantiles, mis juguetes, mis primeras poesías. Me emociona ver como crecen Juan, Eugenia, Martín, Mateo e Isondú. El Año Nuevo es distinto, será por que guardamos nuevas ilusiones, esperanzas, no sé, pero el año nuevo es distinto. Fortalecemos vínculos, recobramos fuerzas y respiramos y nos vestimos nuevamente de los aventureros de esta vida. Sí, el Año Nuevo es distinto.

Felicidades para todos mis familiares y amigos y reflexión, sobre todo reflexión y agradecimiento por lo que tenemos, por lo que podemos dar y recibir.

Un abrazo a todos Gus.