domingo, 19 de agosto de 2007

Dicen que me han visto...


Dicen que me han visto despilfarrando vuelos en muelles extraviados. Aseguran que astronauta del miedo fui a surcar desérticos paraísos, que persigno leyendas de lobo intrépido, que baño mi cuerpo gris en la osadía de un mar en calma.
Publican que me vieron vestido de barca, de gaviota, de nostalgia. Que cantando un tango naufragué en mi mismo y olvide respiros. Cuentan que fue el amor mi pasaje impreciso a trapecios de nada, a equilibristas de todo.
Percatándome de reinas sin gloria, cuentan que entregué mi llama al fuego, que siendo sed olvidé oasis, que siendo mártir mutilé mis brazos. Repiten que flamea aún mi corazón- bandera, no recuerdan que juntaron sus despojos, que arrancaron sus jirones.
Otros me vieron deambulando el jardín botánico disfrazado de estatua, de pez, de hiedra. Recuerdan indemnes los caballeros del ocaso mi cuerpo de devota virgen, mi sangrar de voces, mi arpón de letras.
Suicidando extravagantes pájaros algunos creen que hoy soy cielo, bandada de nubes.
Pregonan que olvidé el ceibo de mi boca, que acaricio lágrimas en heridos ojos, que flagelé mi rostro y ahora soy incienso. Cuentan que me vieron recorrer penumbras siendo transparente vuelo, que dibujé olvido sobre el fracasado oriente.

Yo sigo aquí. Escalo precipicios, imploro mañanas doradas, resisto con mi pared de pie, me acostumbré a ser muro. Sigo buscando ser nadie para ser de nuevo y resurgir capullo.
Quiero descubrir que pedazos de hojas sueltas pueden ser el mejor verso. Entrego mi despertar en cada estrofa y soy así enorme espejo.
Me fui del mundo cargando espaldas hoy puedo remontar desplegando abrazos.
Olvidé cementos de ciudad dolida, renuncié al asfalto, al desolado beso, ahora soy bautismo de selva y barro, de musgo se empeñó mi voz.
Sigo aquí en la inconciencia de no tener hambre. Elijo el vino que embriaga mi soledad tan propia, desprecio ajenos disfraces, me envuelve mi desnudez guerrera.
Soy pequeño, ínfimo, imperfecto, un característico simple, un absurdo despiste, impreciso vagabundo, miga de pan, despojado duende; mas opto por mis exilios, mis madrugadas, mis entierros, mi acostumbrado bolero.
Profeta de espantapájaros receto ser caracol, poblar las piedras, descubrir al rinoceronte que ofrece su amuleto. Receto jamás ser cuerdo, dejar de esperar el fin pues siempre habrá comienzos.

Yo sigo aquí.
Ellos, los que hicieron de mis huesos mágicas fortalezas, los que todavía me esperan, los que no me olvidaron, ellos dicen que me vieron, dicen, que me vieron...

Gustavo Tisocco
De “Paisaje de adentro”

Del CD "Huellas"

14 Comentarios:

Anonymous María Paula Mones Ruiz dijo...

Querido Gus: Dicen que me han visto irme de mi...Reuno los dos poemas en este título... ya que percibí la partida y el retorno, diría casi al modo de nuestro amado Quijote. Así sos Gustavo, así emociona tu poesía y remueve ese ir y volver en cada poeta humano.Abrazo con vuelo de
María Paula Mones Ruiz

19 de agosto de 2007, 11:40  
Blogger pm dijo...

un alma en la intemperie habla por sí misma. gracias

19 de agosto de 2007, 11:44  
Blogger Catalina Zentner dijo...

Seguís aquí, aunque se esparza tu poesía en el aire y llegue a rincones remotos.
Es esa la forma que elegiste para producir magia.

19 de agosto de 2007, 13:42  
Anonymous Anónimo dijo...

Muy buena esta prosa, Gustavo, hay fuerza e intensidad en las imagenes.
Abrazos
lola

19 de agosto de 2007, 16:10  
Blogger Maria Rosa dijo...

Excelente texto, Gustavo y una fiesta releerlo y recrearlo cada vez.
Te mando un gran abrazo
Maria Rosa Leon

19 de agosto de 2007, 17:33  
Anonymous Ana Mercedes Collazo dijo...

Dicen...pero est�s aqu� en una desdoblada e intensa prosa, tan profunda como la que le dedicaste a Storni( Que me fascina).

Tus letras nunca se olvidan.

un abrazo...
Ana Mercedes

19 de agosto de 2007, 20:39  
Anonymous María Judith Molinari dijo...

Gus:El alma es el ropaje invisible del .ropaje visible y poetico que nos circunda. "..se inquieta el cuerpo mientras el alma cubre mis espacios".Los recuerdos con antiguas vilezas,alegrías, amores vuelven a nuestro corazon.Y, aun despues ,siguen con su ansiada pregunta:"¿como será vivir en un hueco?Ser semilla..."inquietarme de musgo y quedarme en las derrotas,aplaudiendo"
Nadie se atreverá a condenar estos certeros versos,casi con reminiscencia quevediana.
Detras de cada palabra hay un gran sentido,donde resulta muy grato detenerse.Despues ,antes y ahora debemos seguir soñando.Ma.Judith

20 de agosto de 2007, 06:16  
Blogger Peripecias de un Naufragio dijo...

Siempre me gusto este texto.
Me gusta el sentido que tiene el texto, el ser todo y nada, el ser lo que los demás creen que somos y sin embargo no inmutarnos. Me gusta.

Saludos, Gus.

Lidia G

20 de agosto de 2007, 13:41  
Anonymous Anónimo dijo...

^^quiero descubrir qué pedazos de hojas sueltas pueden ser el mejor verso^^
desde la antesala del poema, hasta su última habitación^ hay fiesta de fórmulas y juegos de pensamiento:
^^receto jamás ser cuerdo^^
y^^^ dicen que te vieron^ yo sé que lo dicen^
cariños búhos^^^

20 de agosto de 2007, 18:37  
Anonymous Anónimo dijo...

MI QUERIDISIMO AMIGO:BELLA PAGINA, BELLOS POEMAS...GRACIAS POR PERMITIRNOS VOLAR CON TUS VERSOS.UN ABRAZO. Ramón RojasMorel Locutor y Periodista-MOMENTOS Lunes a viernes 22 a 24 www.cadenaderadios.com.ar RadioCity

20 de agosto de 2007, 21:57  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Particularmente amo este texto, gracias por sus comentarios...
Un abrazo Gus.

6 de septiembre de 2007, 17:16  
Anonymous Anónimo dijo...

hermoso poema de gustavo tissoco,
donde se hallan figuras poéticas de gran profundidad.
conmueve y otorga placer su lectura.
victoria servidio.

9 de diciembre de 2008, 17:31  
Anonymous Anónimo dijo...

hermoso poema de gustavo tisocco.
en él se hallan múltiples figuras poéticas de gran profundidad.
es un placer su lectura .

victoria servidio.

9 de diciembre de 2008, 17:34  
Blogger Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

Estimado Gus: Estuve leyendo tus páginas en la red (tengo una saga copiosa también) y admiro el trabajo que realizaste y el potencial que nos deja internet para emprender una batalla desigual contra la fruslería mediática. Soy optimista, ya estamos empatando. En cualquier momento se les da vuelta la taba y les ganamos el partido.
Tus poesías dejan sabor a poco, así que opino, con una crítica que espero no te moleste, que tu trabajo de verdad destacable está en la prosa poética, que es en ese espacio donde lucen mejor tus bellas palabras y los matices de una voz ávida de amor y embelesos.

Un saludo.

(Muy buena la idea de las entrevistas a poetas y la página sobre poetas ausentes también).


Lu

11 de abril de 2009, 00:28  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal