viernes, 14 de diciembre de 2007

He visto tu mirada...


He visto tu mirada vagando por la tarde
trepando anhelos. Vi tus ojos rebeldes con esa potencia de cosmos en el patio de ninguna noche. Los dibujé entre golondrinas suicidas sobre el témpano cristalino. Tu mirada-duende eclipsando bosques, eclipsando tiempos y antiguos fantasmas. Fui testigo de inclementes nostalgias que se escondían. Sobre un firmamento azul hubo mañanas en que se posó el mar. Tu mirada despertaba palabras que nadie dijo. Descubría entre espinas mis gotas de dolor y me acunaba...

Un día partió y se alojaron sombras en mis bambalinas. Cerré el telón de un espacio callejero que me recordaba añejos precipicios, macabros designios, amparados brujos de la bruma. Puse turbios candados sobre mi fragilidad y disimulé olvidos.

He perdido tu mirada tras la brisa.
Ya no hay paisajes.
Un ciego horizonte perpetúa la condena.


Gustavo Tisocco
De "Paisaje de adentro"

22 Comentarios:

Blogger Maria Rosa dijo...

La mirada perdida y bellamente evocada.
Te leo y te releo y me reconcilio con la vida, leyéndote, Gustavo.
Un cariño muy grande
María Rosa León

14 de diciembre de 2007, 12:19  
Anonymous Anónimo dijo...

Siempre relacioné las miradas con faros, esos que señalan rumbos, puertos y orillas... por eso cuando se apagan ocurre esa desorientación propia de aquellos que son guiados por su luz. Así el alma queda a la deriva...para luego encaminarse hacia otra mirada y quizá, perderse nuevamente.
Me encanta este poema por su ritmo de mareas internas.
Un gran cariño!
Mirna Celis.

14 de diciembre de 2007, 16:06  
Blogger Vero dijo...

Gus: realmente es un poema precioso... hay mucha gente que nunca vió ese tipo de miradas... tu suerte es enorme aunque haya partido... Un abrazo :)

14 de diciembre de 2007, 16:19  
Blogger Dejistani Elisa dijo...

Desde el azul asoman tus duendes,
cargados de dones y magia para tus creaciones; - felicitaciones Gus! - un gran abrazo, Eli

14 de diciembre de 2007, 16:21  
Anonymous Anónimo dijo...

Querido Gustavo, el amor perdido, un tema recurrente en la poesía de todos los tiempos, pero tratado así como vos lo hacés, lo enaltece.
Te felicito.

Elena Cabrejas

14 de diciembre de 2007 16,30

14 de diciembre de 2007, 16:26  
Blogger Evan dijo...

...

Por momentos me quedé sin palabras, es que duele tanto perder esa mirada...

Un besito, Gus!

14 de diciembre de 2007, 16:48  
Blogger Norma dijo...

He Visto Tu Mirada me cautivó. Gracias Gus por permitirme ponerlo en Libro de Oro. Te confieso que me gustan todos, diría yo. Entonces me permití poner algunos más poorque espero que comprendas mi entusiasmo y perdones este atrevimiento.
Un abrazo.
Norma

14 de diciembre de 2007, 21:08  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Gracias amigas por sus comentarios.
Un abrazo Gus...

15 de diciembre de 2007, 00:47  
Blogger fgiucich dijo...

La mirada perdida entre el dolor de la nostalgia. Muy triste. Abrazos.

15 de diciembre de 2007, 09:22  
Blogger RICARDO JUAN BENITEZ dijo...

"He perdido tu mirada tras la brisa.
Ya no hay paisajes.
Un ciego horizonte perpetúa la condena."
¿Alguien me podría explicar que raro talento hace falta para escribir un pasaje tan lleno de belleza? ¿A que Dios hay que encomendarse?

15 de diciembre de 2007, 12:18  
Anonymous Neri dijo...

me encantó este, Primo. Te manda un abrazo Neri. Saludos

15 de diciembre de 2007, 15:45  
Blogger Fanny dijo...

Puertas que se cierran y se cierran y se cierran y nunca terminan de cerrarse, angustiante Gustavo, sensiblemente, Fanny

15 de diciembre de 2007, 18:00  
Blogger Sandra Garrido dijo...

Creo que siempre he sentido algo enigmático en los ojos, la mirada habla, y esta parece haberte dejado eclipsado.

Un abrazo

15 de diciembre de 2007, 18:13  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Gracias amigos por sus comentarios que me permiten seguir en este camino estimulándome.
Un abrazo Gus.

16 de diciembre de 2007, 11:06  
Anonymous OLIMPIA dijo...

Hay solo una única mirada que encontramos y nos llega al alma para siempre,esa mirada que nos hace sentir el hechizo del amor, una mirada que cuando se apaga, se mueren las rosas y se nos acaba el mundo.Imposible no identificarse contigo querido Gustavo,y añorar aquella mirada donde se posaba el mar. Extraordinario tu poema... Te admiro Gus.....OLIMPIA BORDES

18 de diciembre de 2007, 15:25  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Gracias Olimpia...
Un abrazo Gus.

19 de diciembre de 2007, 13:05  
Anonymous Anónimo dijo...

Hermoso, hermoso, hermoso. Gracias Gus, por regalarnos este poema.
Besitos de ALICORA

28 de diciembre de 2007, 16:16  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Gracias Alicia...
Un abrazo Gus.

30 de diciembre de 2007, 10:05  
Anonymous Anónimo dijo...

poema triste, bello y triste, como el contemplar de los ciegos y el silencio de los mudos. agonías embebidas de melancolías.
buenísimo.
francisco

1 de enero de 2008, 19:44  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Gracias Francisco, un abrazo Gus.

8 de enero de 2008, 18:11  
Blogger Avesdelcielo dijo...

¡Poder ver la mirada y luego perderla !Ay, que dolor, qué vibraciones trae en mí este poema!
Marita ragozza

30 de enero de 2008, 20:01  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Gracias Marita...

31 de enero de 2008, 16:55  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal