domingo, 9 de diciembre de 2007

Inmóvil...


Inmóvil veo pasar los días,
soles y lunas en una intersección de cielo y agua.
Anidan en mí, antiguos clarinetes,
fui sombra de enormes mariposas acribilladas
e incrédulo vi inviernos egoístas, cañones y uniformes.
De amores pasajeros fui el testigo,
de ocasos y desventuras se cubrieron mis ojos huecos;
ofrendé migajas de duro pan al mendigo que cobijé
entre mis pies cansados.
Palomas, gorriones y hasta alguna calandria
acurrucaban libertad a la cima de mis hombros.
Nunca pude acercarme al sauce que llora su prisión,
no pude beber el agua fresca de la fuente
ni reposar en la hierba mis pies desnudos.
Mas tuve lluvias bailoteando en mis nostalgias,
coros de niños, melodías de arrabal,
un poeta loco y una niña ciega.
Entre tierra y cemento, hipócritas carteles,
ignorados cadáveres,
rufianes gatos y vagabundos perros, persisto eterno.
Me condenaron al más blanco mármol,
mi cuerpo perfecto: la jaula más cruel.
¿Vendrá el hada a romper el hechizo?



Gustavo Tisocco
De "Entre soles y sombras"
Del Cd "Intersecciones"
Foto: Gustavo Tisocco (Jardín Botánico de Buenos Aires)

17 Comentarios:

Blogger Maria Rosa dijo...

Los griegos sostenían que el poeta es testigo y profeta de su tiempo. Y profeta en el sentido de interpretar los signos de su tiempo.
Misión cumplida, Gustavo. Lo has logrado.
Un cariño grande
María Rosa León

9 de diciembre de 2007, 14:21  
Anonymous Anónimo dijo...

"Inmóvil veo pasar los días, soles y lunas... anidan en mí..." Que venga el hada a romper el hechizo!!(que así sea). Cuánto comparto y me llega cada palabra.
Demás está decir que tu voz siempre llega... así como tu vocación de extender horizontes y dar tu mano para que muchos podamos alzar esa música que grita en nuestras almas.
Gracias, como siempre!
También a través tuyo, quiero agradecer los bellos comentarios de María Rosa León, a quién veo tan presente y atenta en cada camino que surge en este blog. A ella, mi profundo afecto.
Mirna Celis.

9 de diciembre de 2007, 17:47  
Blogger Evan dijo...

Sin equivocarme, puedo decir que hay personas que se sienten vivas dentro del mármol de su propio cuerpo...

Un besote Gus!

9 de diciembre de 2007, 20:41  
Blogger MaraiaBlacke dijo...

Ay Gustavo...tu poema es -como siempre- de una riqueza de imagenes insuperable, salvo por vos mismo...
Rescato la frase "...Nunca pude acercarme al sauce que llora su prision..." porque a mi entender es la imagen más perfecta por la correspondencia (tácita)entre los objetos...
Te abrazo!

9 de diciembre de 2007, 22:53  
Blogger ©Claudia Isabel dijo...

Hermoso poema, lleno de imágenes!!!
me encantó leerlo.
Te mando un beso.

10 de diciembre de 2007, 09:47  
Anonymous OLIMPIA dijo...

La impotencia cercando la belleza, ver pasar el mundo y no alcanzarlo,
"no pude beber el agua fresca de la fuente"... pero siempre la esperanza, siempre el hada posible,para movilizar la quietud.
Bellísimo Gustavo,, como todos tus poemas...
Un beso...... OLIMPIA

10 de diciembre de 2007, 12:30  
Blogger Lola Bertrand dijo...

Leerte siempre es un rato de placer, Gustavo.
Abrazos del mar.
lola

11 de diciembre de 2007, 18:28  
Blogger Catalina Zentner dijo...

Poco hay que agregar luego de la lectura de este poema. Simplemente dejarse acariciar por la armonía verbal y excelencia de cada imagen.
Gracias por tu amable visita a mi Blog, Cofre de Haiku.

12 de diciembre de 2007, 09:42  
Blogger M@R dijo...

hola,,,
habra que romper los esquemas de la sociedad?
habra que romper los paradigmas?
NO SE,,,
hay quien en vida se esta muerto,
quien libre se es preso, quien se ahoga en un vaso de agua, hay de todo en este mundo,,,
pero lo mejor es vivir, ser y estar, como uno quiere, como mas lo desee y eso se llama LIBERTAD,,,
un abrazo,,,

12 de diciembre de 2007, 11:17  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Gracias amigos por sus lecturas y comentarios.
Un abrazo Gus.

12 de diciembre de 2007, 13:39  
Blogger RICARDO JUAN BENITEZ dijo...

Excelente, excelente... un tema muy bien desarrollado.

13 de diciembre de 2007, 11:24  
Blogger Avesdelcielo dijo...

Me apabulló tanta belleza bajo la figura de una estatua, donde está unido lo marmóreo y lo humano.
Hermosa la sensibilidad atribuída a la estatua y que suele faltar en algunas personas.
Me acordé de un poema de Viviana Alvarez y otro de Delmira Agustini.
MARITA RAGOZZA

13 de diciembre de 2007, 14:21  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Gracias Ricardo y Marita...
Un abrazo Gus.

13 de diciembre de 2007, 14:37  
Blogger fgiucich dijo...

Son los sueños perdidos encerrados en el mármol blanco. Abrazos.

15 de diciembre de 2007, 09:25  
Blogger Fanny dijo...

Siempre ese aire antiguo en tus poemas donde te repasas en inventario, donándonos tu transparencia; muy buena fotografía, sensiblemente, Fanny

15 de diciembre de 2007, 18:06  
Blogger Analía dijo...

Tus palabras siempre me conmueven. Gracias por regalarnos tu poesía Gustavo, sos un escritor excelente y un ser humano generoso.
Un cariño
Analía

15 de diciembre de 2007, 20:12  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Gracias amigos, gracias...

16 de diciembre de 2007, 11:08  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal