jueves, 13 de marzo de 2008

Desgarrada maternidad...


Explota mi vientre
un vacío que blasfema.

Hay llantos en la esfera locuaz,
mis propias lágrimas resurgen.

Desgarrada maternidad
en este cuerpo mudo, que es prisión.

La muerte regurgita propuestas,
tal vez, acuda a la cita...


Gustavo Tisocco
De "Entre soles y sombras"


19 Comentarios:

Blogger Evan dijo...

Tus palabras desgarradas me hacen un nudo en la garganta, Gus...

Un besito!

13 de marzo de 2008, 16:45  
Blogger Fanny dijo...

Vos no podés irte a ningún lado mientras y te llame mamá.

Sensiblemente, Fanny

13 de marzo de 2008, 23:02  
Blogger ©Claudia Isabel dijo...

Un dulce dolor...
que placer leerte poeta!
Besos

14 de marzo de 2008, 11:23  
Anonymous Anónimo dijo...

La muerte siempre acude a la cita. Afortunadamente para muchos, siempre llega muy lentamente.
Bellísimo y breve, Gus. como siempre, para el aplauso.
Cariños
María Rosa León

15 de marzo de 2008, 01:27  
Blogger Ana R dijo...

Parír dolor...

Un abrazo

17 de marzo de 2008, 13:04  
Anonymous Graciela Caprarulo dijo...

Duele pero a la vez es tan certero. El cuerpo como una cárcel. Creo que todos hemos tocado ese límite alguna vez.
Un abrazo
Graciela Caprarulo

17 de marzo de 2008, 13:42  
Blogger Consuelo Labrado dijo...

Te he dejado una cosita en mi blog, espero que pases a recogerla cuando te venga bien. Un beso

17 de marzo de 2008, 14:18  
Anonymous Anónimo dijo...

Gus, un texto que me remite a la condena del cuerpo, sus limitaciones;
después, el quebranto y la súplica como un atajo posible, subrayan un magnífico cierre.
Te felicito, como siempre!
Un abrazo, Eli

17 de marzo de 2008, 23:42  
Blogger Alberto dijo...

Jo!
Cuantas ganas de re-engancharme a mi rutina blogera Pero es que con tanto trabajo, llevo unos meses de infarto.

Aún así un placer pasar por aquí, y poder visitarte, leerte y saludarte.

En un par de meses se acabará el estrés y podré volver a pasearme por mis blogs amigos favoritos.

Un abrazo y cuídate.

Alberto.

18 de marzo de 2008, 05:03  
Blogger fgiucich dijo...

El vientre del dolor. Abrazos.

18 de marzo de 2008, 07:53  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Gracias amigos y amigas.
Un abrazo Gus.

18 de marzo de 2008, 12:06  
Anonymous Anónimo dijo...

Gus:
Bello y profundo poema.
La maternidad es lo más maravilloso de la mujer.
En efecto, "Explota mi vientre
un vacío que blasfema", si no concibe, si no da vida, porque esa es su misión la vida, portadora de vida, cocreadora de vida. Ser MADRE.
Felicidades, Gus.
Saludo, Camilo

20 de marzo de 2008, 07:49  
Anonymous Anónimo dijo...

Excelente. jorge hirsch

20 de marzo de 2008, 10:48  
Anonymous SANTOAMOR dijo...

Si hubo una vez que morí por unas cuantas horas, fue cuando mi ex esposa estuvo a punto de perder mi 3º hijo.
tus palabras me dejaron sentado en ese mismo lugar donde yo esperaba la noticia del milagro.
"El vive"
Gus:
Fuertes palabras para un fuerte dolor.
mi admiración hacia ti estimado poeta.

SANTOAMOR

20 de marzo de 2008, 11:47  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Camilo, Jorge y Juan: GRACIAS.

Un abrazo Gus.

20 de marzo de 2008, 12:54  
Blogger RICARDO JUAN BENITEZ dijo...

En algún momento todos acudiremos a esa cita, así como Odiseo no pudo evitar el canto de sirenas... bello

20 de marzo de 2008, 12:57  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Gracias amigos, un abrazo Gus.

20 de marzo de 2008, 17:47  
Anonymous Anónimo dijo...

Mi abrazo, querido amigo, ante tanto dolor mi abrazo, profundo, urgente, hasta quitarle el aliento, hasta dormirlo entre mis brazos
Alicia Perrig

21 de marzo de 2008, 18:50  
Anonymous Anónimo dijo...

En ese vientre desgarrado está el inconfesable vacío de lo no posible.
Fuerte poema, pero digno en reflexión.
Víctor Hugo

22 de marzo de 2008, 19:18  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal