viernes, 5 de diciembre de 2008

Niños blancos



................ A mi hermano Hernán

Sin duda siguen ahí
esos niños blancos
que en la siesta
revoloteaban cerca nuestro
cuando nos escapábamos al monte.

Seguramente hermano
siguen intactos sus rizos azules
y ese mirar como cristal
que hacía de las rondas
un sacramento de manos entrelazadas.

Es seguro que todavía deambulan por la tarde
buscando a los que fuimos –bravíos piratas-,
pero estamos tan lejos
del cielo aquel
que extraviados ahora
somos noche, somos exilio.


Gustavo Tisocco
De "Desde todos los costados"
Del Cd "Corazón de níspero"

7 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

Querido Gus, melancólico recuerdo
de la infancia compartida, las fantasías de la niñez y aquel hermano que creció con nosotros.
Hermoso tu poema.. Un gran beso
OLIMPIA BORDES

5 de diciembre de 2008, 18:09  
Blogger Evan dijo...

Me trae melancolía tu poema... esas sietas cuando los chicos nos quedabamos a jugar mientras los mayores dormian.

Un beso Gus!

5 de diciembre de 2008, 23:19  
Anonymous Anónimo dijo...

Gustavo: La magia de los ninos de rizos azules es irresistible, como el territorio de la infancia que siempre está dentro de nosotros y permanece en los paisajes amados. aunque nosotros "aparentemente" hayamos cambiado. Qué frßgil y sutil, qué etéreo este poema.Me conmovió Irene Marks

6 de diciembre de 2008, 07:45  
Blogger ©Claudia Isabel dijo...

Gus, que lindo homenaje merecido al hermano, compañero de juegos y de la vida!
Hermoso

9 de diciembre de 2008, 11:51  
Anonymous Anónimo dijo...

En la trsiteza del poema está la vida que ya fue con la infancia. Recordarla en el poema es como traerla de nuevo a los juegos inocentes.
Víctor H. Tissera

9 de diciembre de 2008, 19:57  
Blogger fgiucich dijo...

Tu poema me hizo volver a caminos escondidos en la memoria. Abrazos.

13 de diciembre de 2008, 08:36  
Blogger Juan Carrizo dijo...

Gus si intentabas que se nos encogiera el alma,y el iris se agrandara de emoción por los recuerdos ...lo lograste.¿quién alguna vez no fué pirata buscando ésos tesoros que solo estaban en nuestra imaginación? o talvez no nos dimos cuenta y las joyas éran nustros amigos,,lo cierto que tu poema nos trajo un puñado de recuerdos y algunas lágrimas...

19 de diciembre de 2008, 13:58  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal