martes, 21 de agosto de 2007

Salgo de mí...


Salgo de mí y te extravío.

Tristes pasan los niños blancos
vestidos de agosto.
Los peces del río
esconden sonetos
destilando escamas.
La ausencia orada la tarde,
la jaula llora trinos
mientras los duendes
anuncian derrumbes.

El sendero de cristal
se rompe de musgos,
terribles cuchillos
sangran destierros y llueve,
siempre llueve en mi intemperie.

Clamo tu nombre,
ahogándome.


Gustavo Tisocco
De "Paisaje de adentro"
Del CD "Intersecciones"

7 Comentarios:

Blogger Peripecias de un Naufragio dijo...

este poema es como una herida abierta, duele, duele.

Soberbio este texto, Gus.

un beso,

21 de agosto de 2007, 20:52  
Anonymous Alicia Perrig dijo...

¡Qué belleza! Cuánto amor, cuánta soledad, cuánta impotencia. Ahoga.

21 de agosto de 2007, 21:21  
Anonymous Anónimo dijo...

A veces deseamos emigrar de nosotros mismos, pero nos perderíamos.
Un poema con imágenes que marcan los misterios humanos.¡Excelente!
MARITA RAGOZZA

21 de agosto de 2007, 21:29  
Blogger Maria Rosa dijo...

Es uno de los que más me gusto de tu libro. Ese salir de uno mismo es todo un tema, Gustavo.
Te mando un gran abrazo de oso
Maria Rosa Leon

21 de agosto de 2007, 22:34  
Anonymous Anónimo dijo...

Bellos poemas Gus te felicito
pues son balsamos para el alma
un beso myrtha milella

22 de agosto de 2007, 10:07  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Gracias poetas por pasar y dejarme su comentario.
Un abrazo Gus.

6 de septiembre de 2007, 17:18  
Anonymous Sonia Quevedo dijo...

Gus, cuanto dolor, destrucción y soledad muestran tus letras; enorme vacío por lo que fue, llena de desgarradoras imágenes sin sonido y misteriosas, éste, tu poema; hoy compartido como lo haces siempre.

Gracias Gus, y un afectuoso abrazo.

Sonia

7 de septiembre de 2008, 20:05  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal