martes, 30 de junio de 2009

Se caen danzando...


Se caen danzando
y se elevan
.......... en el descanso.

Agonizan furtivamente
........................ entrelazados
remontando sus senos
a la atmósfera interna de mis ojos.

Son caricias que llegan
.............. a pesar del abismo
esbeltas figuras
.......... que plasman inmortalidad
.................................... en mi retina

Duendes desnudos
surcan la audacia
............. de tanta plenitud.


Gustavo Tisocco
Del libro “Sutil”

4 Comentarios:

Blogger Karina Sacerdote dijo...

¡Qué imágenes! Es un poema intenso, muy rico visualmente.
Precioso, Gus.
Te quiero!

30 de junio de 2009, 15:17  
Blogger Máximo Ballester dijo...

Se caen pero de danzar se elevan.
Te lo había dicho: muy bueno, Gustavo.
Un abrazo.

3 de julio de 2009, 18:41  
Blogger fgiucich dijo...

Esos duendes que agitan el alma e inspiran una bella poesía. Abrazos.

7 de julio de 2009, 08:27  
Anonymous Anónimo dijo...

David Antonio Sorbille dijo...
Un poema que danza como un ritual. Magnífico.

9 de septiembre de 2010, 16:07  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal