domingo, 20 de septiembre de 2009

Dijo que no...


Dijo que no,
que no renunciaba al paraíso
pero cayó en sus brazos.

De todos los venenos
eligió la fragancia
de sus pies desnudos.

Desoyendo mandamientos
aspiró el néctar salado
y se cumplió el designio.

Ahora la consume el fuego.


Gustavo Tisocco
Del libro "Desde todos los costados"

18 Comentarios:

Blogger Maria Sanguesa dijo...

Intenso y bello poema, Gus, la pasión, alguna vez, nos ha hecho abandonar el paraíso para caer en el infierno. Y hemos creído que sufríamos por amor.
Un beso.

21 de septiembre de 2009, 04:56  
Anonymous Anónimo dijo...

esa debilidad humana, gus paso por tus poemas para agradecerte por el blog una vez mas, te dejo un abrazo
patricia corrales

25 de septiembre de 2009, 11:13  
Blogger fgiucich dijo...

Así vale la pena arder en la hoguera. Excelente poema. Abrazos.

27 de septiembre de 2009, 12:38  
Blogger Fernando Bonatto dijo...

Me gusta mucho lo tuyo, llegue de casualidad, andaba buscando poemas de Roberto Santoro puesto que queria poner una etiqueta en mi blog dedicada a poetas desaparecidos(veo que no soy nada original puesto que vos tenes un blog entero dedicado a ello)y me detuve en tus poemas.
Es la poesia que me llega,nada hueco,rescatando la palabra bastardeada creo.
Una sugerencia,pone la opcion de seguir el blog,asi se puede visitar cada dia en que haces alguna renovacion.
Saludos Cordiales

28 de septiembre de 2009, 10:33  
Anonymous Anónimo dijo...

No lo había visto...
qué bueno, me encantó lo del veneno de sus pies desnudos,

felicitaciones Gus.

Lily

28 de septiembre de 2009, 13:05  
Blogger Juan Carrizo dijo...

Has pintado en tu poema la esencia bíblica de la desobediencia en la primer mujer Eva ella prefirió la destrucción´,la expulsión del paraiso y asi le fue,llevándonos a toda la humanidad por herrencia a sufrir las consecuencias (claro tu has hecho una versíon moderna) Precioso poema reflexivo

9 de octubre de 2009, 11:40  
Blogger Fabiana dijo...

Cuantas veces queremos permanecer en el paraiso pero sucumbimos a placeres o trampas. Muy bello y profundo, Gus. Felicitaciones., Fabiana León

11 de octubre de 2009, 22:03  
Blogger Fabiana dijo...

Cuantas veces queremos permanecer en el paraiso pero sucumbimos a placeres o trampas. Muy bello y profundo, Gus. Felicitaciones., Fabiana León

11 de octubre de 2009, 22:03  
Anonymous Anónimo dijo...

"De todos los venenos eligió la fragancia de sus pies desnudos" ¡qué poema, por favor! ¡QUÉ POEMA!
Gracias
Abrazos
Alicia Perrig

11 de octubre de 2009, 22:40  
Anonymous Anónimo dijo...

VAYA MANERA DE DECIRLO SIMPLE, Y DECIRLO TODO!

Felicitaciones
saludos.
marta.

16 de octubre de 2009, 16:37  
Blogger Amalia dijo...

¡Ay con el amor!."Ahora la consume el fuego". Ese fuego, precisamente, valía todas las renuncia a los paraísos!!!. Me encantó!

16 de octubre de 2009, 16:56  
Anonymous Anónimo dijo...

Me encantó este poema, unos versos
para elogiar, realmente.
Te felicito

Alicia Borgogno

21 de octubre de 2009, 13:56  
Anonymous Anónimo dijo...

La fuerza del amor vale el riesgo. La culpa del fracaso no es de quien ama hasta el sacrificio, del que cree y es tracionado. Muy buen poema...Alda

23 de octubre de 2009, 11:54  
Anonymous Anónimo dijo...

Querido Guss:
Simplemente bello.Me encantó...
Será q me veo reflejada???
Un abrazo.
Dragontesa Leuzzi.

7 de noviembre de 2009, 22:59  
Blogger victoria Badín dijo...

HOLA GUSTAVO. he venido leyendo tus poemas...(y no tengo palabras).. tengo sensaciones,en cada uno de ellos..... "tus palabras hacen sensaciones en mi, y mi cuerpo se desborda de tanta tactilidad"...Vi

24 de noviembre de 2009, 02:35  
Anonymous adriana stein dijo...

hermoso poema, gustavo. me ha encantado el final. he llegado hasta aquí a través de rubén,de vela al viento, después de detenerme en tus homenajes.
te sigo leyendo, puedes conocerme en
"ultimos poemas a buenos aires",
un abrazo
adriana

11 de diciembre de 2009, 12:21  
Blogger deliteraturayalgomas-2 dijo...

Qué imágenes, Gus...
Tiene una gran atracción, quizás por eso lo he leído varias veces; te agradezco por haberme permitido su publicación en mi blog.
Abrazo
Betty

11 de diciembre de 2009, 14:16  
Anonymous Anónimo dijo...

David Antonio Sorbille dijo...
Un poema con resonancia bíblica. Coincido con Juan Carrizo. Magnífico Gustavo.

26 de marzo de 2010, 14:51  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal