miércoles, 19 de agosto de 2009

A Luz María García Velloso



....................... A Luz María García Velloso

¡Madre deja ya tu súplica
y retorna a casa!

Yo deambularé
noches y jolgorios,
si tengo frío
hombres esbeltos me cobijarán.

No sabrán jamás que al despertar
el día ya no será el mismo,
el tatuaje de mi piel
horadará sus corazones.


Gustavo Tisocco
Del libro "Desde todos los costados"
Foto: Gustavo Tisocco (Cementerio de Recoleta)

4 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

Gustavo: un juego entre humano, fantasmal, y nostálgico. Entre el dolor de la madre y la magia de vivir tatuando la piel en otros cuerpos, entre el riesgo y el irrefrenable andar del vagabundo.Imágenes que dan la exacta visión del lo que "horadará sus corazones" y sugieren.Besos Irene Marks

20 de agosto de 2009, 06:48  
Blogger Juan Carrizo dijo...

Hermoso poema dedicado a la niña o dama de blanco que duerme en la muerte desde 1925 "hombres esbeltos la rodearan" en la resurrección Juan 5:28,29

24 de agosto de 2009, 20:21  
Anonymous Anónimo dijo...

Una madre que suplica pero se ha ido. Un yo de joven fauno que deambula en la noche y confía en que encontrará cobijo. Pues la experiencia del encuentro renovado y plural, no será olvidada: El corazón del anfitrión acogerá al extranjero y quedará prendado. Ojalá todos los contactos humanos dejasen huellas tan hermosas como las que nos dejan tus poemas cuando nos visitan. Felicitaciones y gracias por todo, Elena S. Eyheremendy

12 de octubre de 2009, 12:39  
Anonymous Anónimo dijo...

David Antonio Sorbille dijo...
Magníficos y elocuentes versos. Con el aprecio de siempre.

26 de marzo de 2010, 15:03  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal