miércoles, 3 de agosto de 2011

Amé a un hombre triste...


Amé a un hombre triste
que encarcelaba golondrinas
en el invierno de sus ojos.

Un hombre que escondía un país,
un continente lejano.

Le gustaba hablar de los desiertos
de una bandera flameando ante su desamparo,
del desarraigo.

Amé a ese hombre, fruto maduro
con el que embriagaba mi calma,
laberinto en el que me extraviaba,
............................me descubría.

Pero su tristeza fue horizonte,
velero y perro asustado.

Ahora aquí soy yo el que habla de desiertos,
..........................................de desamparo.

Gustavo Tisocco

46 Comentarios:

Blogger Anahí Lazzaroni dijo...

Muy lindo.

3 de agosto de 2011, 19:06  
Blogger ALICIA CORA dijo...

Que preciosura, unas imágenes maravillosas y tu inspiración cada vez más alta. Me encantó Gus, gracias por compartirlo. Besos, muchos

3 de agosto de 2011, 19:10  
Anonymous Anónimo dijo...

El amor que deja tristezas y se sobrepone en la plenitud de las palabras.
Es bueno crear belleza aún en la nostalgia.
Mi afecto
Betty Badaui

3 de agosto de 2011, 19:16  
Anonymous Anónimo dijo...

AMAR ES QUE SE PUEDA VIVIR SIN AMAR?

BRAVO GUS

3 de agosto de 2011, 19:27  
Blogger LIDIA CARRIZO dijo...

ASÍ ES LA VIDA...
SUCEDE QUE CUANDO TODO SE RESPIRA A PLENO TODO TIENE ESA FORMA : BELLEZA...
COMO EL OTOÑO TAMBIÉN SE DESHOJA, SE RENUEVA... DEJA DE SER AQUELLO QUE NOS LLENABA EL ALMA Y SUELE SUCEDER QUE NOS CONVERTIMOS EN ESO QUE TANTO NOS ILUSIONABA Y MARAVILLABA
PERO DISTINTO.
MUY BUENO LEERTE GUS...
GRACIAS POR COMPARTIRLO
LIDIACC.

3 de agosto de 2011, 19:29  
Anonymous Anónimo dijo...

Hola amigo querido, leerte es un gozo y un privilegio,hace que siempre descubra otra veta en tu creatividad.
Gracias por dejarnos tus letras para aprender y emocionarnos. Un abrazo. Vic

3 de agosto de 2011, 19:40  
Blogger julia del prado morales dijo...

pues leyendo a través de tus versos, sobre el aprendizaje de esta vida. Es una pincelada que no las das con acierto, gracias

3 de agosto de 2011, 19:41  
Anonymous Anónimo dijo...

Sucede, Gus, que tu tratamiento de la nostalgia es de una originalidad, una profundidad y una intensidad tan amirables que hasta pareciera que hablaras de otra cosa.
Besos mil.

Jorge Luis Estrella

3 de agosto de 2011, 19:48  
Anonymous Anónimo dijo...

VALIENTE POEMA DE AMOR.
EN LA VIDA TODO ES CÍCLICO COMO TUS VERSOS.
UN ABRAZO
ANAHI

3 de agosto de 2011, 19:49  
Blogger Mónica Angelino dijo...

UN GUSTO LEERTE, GUS, SIEMPRE,

BESOSSSSSS

3 de agosto de 2011, 19:50  
Anonymous Anónimo dijo...

...ese ese^ refugio que brinda la palabra y al que jamás escapan los que saben de ella^^^
buhamente^^^
m.e.

3 de agosto de 2011, 19:55  
Blogger maria alicia dijo...

Gus...si como pienso ese hombre fue el origen de una vida, nada más lejano de su horizonte los desiertos. No los hubiera querido,por más que se originen en él y en su partida. Seguramente sus desiertos,sus desamparos eran un TODO, en el ideal que los sostenía...
un inmenso abrazo

3 de agosto de 2011, 20:17  
Blogger Isabel dijo...

Muy BUENO, Gus, en especial esa mirada en la lejanía, que vuela siempre a otro lugar. Y uno se pregunta si el yo poética habla de desiertos porque aquel hombre se ha ido o si su semi-presencia lo ha hecho descubrirse a si mismo como como a alguien que busca su objeto y no lo encuentra, sin lo quiere seguir. Creo que hay lugar para las dos interpretaciones y más.
Isabel Llorca Bosco

3 de agosto de 2011, 20:29  
Anonymous Anónimo dijo...

Que dardo certero y bien afilado tu verso Gustavo: que ha socavado sin piedad y miramientos mis ojos, mi voz, mi carne y mi vencido entendimiento...con tal revelación.
Que Amor tan íntegro y hermoso por el otro, aunque, a veces, del pan fugaz y mal cocido de su propio amor, sólo nos deje las migajas.

ALVARO BALTAZAR CHANONA YZA.
(YUCATAN, MEXICO).

3 de agosto de 2011, 21:15  
Blogger Ricardo Juan Benítez dijo...

Y si,Gus... del ser amado se nos transmiten cosas. En este caso la tristeza, el desamparo y los desiertos inconmensurables. Tal vez de eso se trate el amor... amar más allá del dolor y el olvido. Gracias.

3 de agosto de 2011, 22:17  
Anonymous Anónimo dijo...

Bellos poemas donde lo amoroso es un suave acontecer, cálido. La interioridad se desnuda y habita con una voz muy personal el lenguaje
Un abrazo-Martha Goldin

3 de agosto de 2011, 22:44  
Anonymous Anónimo dijo...

Gus querido , que bello poema , tema central el amor y la nostalgia una face tuya que me gusta mucho
besos
maria elena tolosa

3 de agosto de 2011, 22:58  
Anonymous Anónimo dijo...

Gustavo, en este comentario te dejo la emoción que producen todos tus poemas. Naciste poeta, como decía Battistesa, uno e indivisible desde la semilla. Te abrazo y felicito. Alda Salzarulo

3 de agosto de 2011, 23:15  
Blogger Mirna Celis dijo...

Querido Gustavo: El amor, la empatía, el gozo de una unión que atrae por su misterio. Al final, el sabor de la presencia aún en la distancia; ese caudal de vivencias que quedan en las venas marcadas a fuego y esa transfusión silenciosa que se hizo en compañía, hoy, corre en tu sangre. Uno se transforma en el otro.
Grandioso Poema y tan real!!
Un placer Gus, como siempre!
Un beso enorme.
Mirna Celis.

3 de agosto de 2011, 23:25  
Anonymous Anónimo dijo...

A veces la tristeza se transfiere a través del amor. ¡Pero qué maravilla poder cantarlo con tanta belleza y libertad, Gus!
Aplausos y abrazos
María Rosa León

4 de agosto de 2011, 00:13  
Anonymous Anónimo dijo...

Gus:

Me gusto mucho tu poema, me recordó al del hombre pez. Felicidades.

Carmen Amato

4 de agosto de 2011, 01:15  
Blogger galáctica dijo...

Gustavo: la sensibilidad intensa ante el sufrimiento hace que se sea "triste", que el amor llegue para amparar la tristeza, que la tristeza sea también lucidez ante el "desampaaro" ese horizonte general que aqueja a todos los hombres y del que se huye espantado por no querer verlo. Como siempre, tu poesía tiene varias lecturas, va de lo personal a lo universal, del dolor íntimo y desgarrador por la pérdida del ser amado al dolor general que surge ante las injusticias. Excelente, querido amigo. Saludos poéticos Irene Marks

4 de agosto de 2011, 09:26  
Blogger Marta Raquel Zabaleta dijo...

Un poema sencillo, dulce, se reno sobre un dilema eterno.
Gracias por compartirlo
Abrazos
Marta

4 de agosto de 2011, 10:07  
Anonymous Anónimo dijo...

Intenso, intenso poema, donde el que ama se queda con todo el desierto y el desamparo del otro. Bravo Gus!

Lily Chavez

4 de agosto de 2011, 10:29  
Blogger ignacio dijo...

Poema de idescriptible belleza,de dolor y desamparo, yo vi esa mirada en hombres de tierras lejanas, como en mi abuelo al hablar del mar que lo vio nacer y tuvo que abandonar, y era imposible no amarlos. Conovedor poema Gus, eres un "grande poeta"
Gracias
Ignacio

4 de agosto de 2011, 12:09  
Anonymous Anónimo dijo...

Tu poema nos dice que el amor es siempre la vía privilegiada para el conocimiento de nosotros mismos, que en el amor también aprendemos la soledad del otro y quizá esa misma soledad ajena, dispasón-espejo de la nuestra, sea lo que nos enamore como al famoso Narciso. Te saludo por tu bello poema y por el amor que compartes con todos nosotros. Elena Eyheremendy

4 de agosto de 2011, 13:05  
Anonymous Anónimo dijo...

Comentario enviado a Gustavo Tisocco el 4 de agosto 2011, sobre su poema publicado

Tu poema nos dice que el amor es siempre la vía privilegiada para el conocimiento de nosotros mismos, que en el amor también aprendemos la soledad del otro y quizá esa misma soledad ajena, dispasón-espejo de la nuestra, sea lo que nos enamore como al famoso Narciso. Te saludo por tu bello poema y por el amor que compartes con todos nosotros. Elena S. Eyheremendy

4 de agosto de 2011, 15:19  
Anonymous ELENA CABREJAS dijo...

ELENA CABREJAS DIJO:

QUERIDO GUS,TU POEMA HABLA DE DESAMPARO, DE DOLOR, CUANTAS VECES NOS SENTIMOS ASÍ EN LA VIDA, Y NO PODEMOS EXPRESARLO DE LA BELLA MANERA QUE LO HACÉS. ES UNA LECCIÓN PARA LOS QUE NO SE ATREVEN A DECIRLO, A CONFESAR SU AMOR, ES ESPLÉNDIDO. GRACIAS GUS.

4 DE AGOSTO DE 2011.

4 de agosto de 2011, 20:04  
Anonymous Anónimo dijo...

Querido Gus,
como siempre, esa exquisita sensibilidad tuya para expresar, que llega al alma del lector, porque es tu alma la que se transparenta en tus palabras. Muy bello poema.
Tanta belleza que hay también en lo triste , en lo melancólico o en la ausencia ¿no?
Un gran abrazo, amigo mío
Juany Rojas

5 de agosto de 2011, 01:15  
Blogger Fabiana dijo...

Connmovedor, bellísima la definición de tristeza como "horizonte, velero y perro asustado". Gracias!!! Fabiana León

5 de agosto de 2011, 10:11  
Blogger Adriana dijo...

Gus, es un poema exquisito. Las imágenes con que se describe al hombre triste son de una belleza dolorosa y embriagante. Gracias por compartirlo. Chapeau!!!! Un beso grande. Adriana Maggio

6 de agosto de 2011, 18:05  
Blogger fgiucich dijo...

Un poema que indaga los misterios del alma. Hermoso!!! Abrazos.

7 de agosto de 2011, 09:40  
Anonymous Anónimo dijo...

Gustavo me gustó mucho tu poema : "Amé a un hombre triste" es conmovedor, sobrio, bien construído
Un beso
Marta Braier

7 de agosto de 2011, 20:34  
Blogger Antonio Macera dijo...

Profundo Poema paternal ...
Eso ... es un poema a tu padre.

A veces necesitamos tiempo para pensar y valorar lo que es un padre. En realidad es difícil enterderlos sino hasta que lo somos.

Saludos

8 de agosto de 2011, 21:21  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

No es a mi padre Antonio, pero cada uno interpeta lo que quiera, saludos y gracias a todos, Gus...

8 de agosto de 2011, 21:28  
Blogger Antonio Macera dijo...

Bueno ... entiendo, pero me refería a un simbolismo. Entendí o vi en esos versos una figura paternal. Cuando dices "Ame a un hombre triste que encarcelaba golondrinas en el invierno de sus ojos (por cierto excelentes líneas) se me figuró inmediatamente un hombre mayor, tal vez alguien que tiene supremacía sobre uno ... esa figura encaja justo con la silueta de un Padre, o un hombre mayor muy amado.
Sea así o de otra manera, de todos modos es un excelente poema.
Gracias por compartirlo.

8 de agosto de 2011, 22:11  
Anonymous silvia loustau dijo...

El amor nos cobija y nos descobija, dejandonos desnudos en el sufrimiento.
Un abrazo, Gus,


Silvia Loustau

10 de agosto de 2011, 16:57  
Anonymous Anónimo dijo...

Este poema ya me conmovió cuando te escuché recitarlo: bellísimo.
Te felicito Gustavo
Un abrazo

Amalia M. Abaria

14 de agosto de 2011, 15:14  
Blogger Ime Biassoni dijo...

Gus, eres un genio en el manejo de las palabras. Me agrada "leerte"
Ime

18 de agosto de 2011, 20:35  
Anonymous angel rizzano dijo...

siento que la metafora perfecta y

justa para ese hombre es Cesare

Pavese UN ABRAZO para GUSTAVO

como nos vamos convirtiendo en los

seres que amamos,retomamos la

posta,esta vez para ganarle a la

muerte hasta el final.

19 de agosto de 2011, 10:20  
Anonymous Diego Trad dijo...

Tremendo poema Gustavo, me ha conmovido.
Además de la técnica poética que manejas perfectamente, tenés la virtud de llegar al corazón con tus palabras. Y no todos los poetas logran esto.

24 de septiembre de 2011, 13:12  
Anonymous Anónimo dijo...

David Antonio Sorbille dijo...
Querido Gustavo, sin duda es uno de tus poemas más conmovedores. Un abrazo.

27 de septiembre de 2011, 14:34  
Anonymous Anónimo dijo...

Ese amor que se rehace en la palabra.
Muy bello
Abrazo
Alicia Perrig

27 de septiembre de 2011, 14:59  
Anonymous Anónimo dijo...

Felicitaciones Gus, por este poema pleno de nostalgia.
Un abrazo
Alicia Borgogno

29 de septiembre de 2011, 13:55  
Blogger Roxana Torres Neira dijo...

No sé como llegué acá, pero me siento feliz.
Gracias por este poema.
Gracias por ese amor.
Saludos.

27 de octubre de 2011, 03:08  
Blogger LIDIA CARRIZO dijo...

"HAS CRUZADO HORIZONTES
EN DONDE TODO TE MARAVILLABA. DESCUBRISTE QUE ESA MARAVILLA ATRAPABA Y ENJAULABA LA BELLEZA
DE VIVIR Y TU HUIDA TE HA DADO
ESA FOTOGRAFÍA FRÍA, DESLUCIDA... HOY SOLO ESPERAS...
UN SOL QUE ENTIBIE TUS MAÑANAS"
Lidia Cristina Carrizo

13 de diciembre de 2011, 16:06  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal