martes, 21 de diciembre de 2010

Me pone triste la Navidad (Pese a eso felicidades queridos amigos)


Un sentimiento ambiguo tengo en las fiestas.
La Navidad me reúne con mis amigos más cercanos y la fiesta del Año Nuevo me reúne con mi familia y mis amigos de la infancia.

La Navidad me recuerda al niño que fui, ese que ponía los zapatitos debajo del árbol, ese que con poco o mucho festejaba la gloria de la inocencia. Me recuerda a mis afectos que ya no están, a mis abuelos sobre todo, a mi tío Jorge, a mamá Lorenza, a Denis (un pacientito que partió y me enseñó lo que es la fortaleza). La navidad me descubre un hombre nuevamente solitario, un hombre lleno de incertidumbre y ciertos desengaños, triste tal vez por hoy, pero con alas y eso es importante cuando se piensa en volar. La Navidad me descubre frágil pero con ganas de crecer. Igual me pone triste la Navidad. Pienso entonces en la gente que duerme en la calle, en los desaparecidos de ayer y de hoy, en los que bajaron los brazos, en los desocupados, en los asesinados, en los niños sin futuro, en los que son discriminados y entonces siento que pese a todo, soy un bendecido de Dios y que debo agradecer cada día por lo que tengo, por lo que fui y seré, por lo que tengo y perdí. Igual me pone triste la Navidad.

El Año Nuevo es distinto. Lo paso con mi familia y la alegría es enorme. Me emociona cada año sentir el abrazo de mis padres, de mis hermanos y sobre todo de mis sobrinos. Me emociona retornar a mi pueblo Mocoretá y encontrar mi casa, mis calles, mi río, me emociona abrazar a los amigos de la infancia, esos que siempre están, esos con los que nos reunimos año a año y de tanto reunirnos y querernos somos ya hermanos. Me emocionan las pequeñas cosas que me recuerdan al ayer: el mate a la mañana con mis viejos, la noche tan estrellada de mi cielo, el canto de los pájaros en la ventana de la habitación que era mía, allá hace tanto, y que conserva aún mis risas infantiles, mis juguetes, mis primeras poesías. Me emociona ver como crecen Juan, Eugenia, Martín, Mateo e Isondú. El Año Nuevo es distinto, será por que guardamos nuevas ilusiones, esperanzas, no sé, pero el año nuevo es distinto. Fortalecemos vínculos, recobramos fuerzas y respiramos y nos vestimos nuevamente de los aventureros de esta vida. Sí, el Año Nuevo es distinto.

Felicidades para todos mis familiares y amigos y reflexión, sobre todo reflexión y agradecimiento por lo que tenemos, por lo que podemos dar y recibir.

Un abrazo a todos Gus.

72 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

querido gus...lo comparto plenamente...pasados los msesenta,las fiestas son para mi motivo de tristeza,p'reocupaciuon y nostalgia...comparto to0talemnt6e.un abrazo!!!!
maria del mar

21 de diciembre de 2010, 11:43  
Blogger vasco uribe dijo...

Te entiendo Gustavo, por aquí pasa algo similar. Te cuento que en ambas fiestas, apenas puedo quedarme solo un cachito, tengo la costumbre de brindar por y con los amigos que no están presentes; este año te sumás a esa patota de malandrines que brindan conmigo por los buenos tiempos y los afectos compartidos. Un abrazo.

21 de diciembre de 2010, 11:50  
Anonymous Anónimo dijo...

Gustavo, en mitad de un sofocón emocionado que no me suelta sólo puedo decirte: Que Dios te bendiga! Me enorgullezco de tu amistad porque sos un enorme poeta y un ser humano increible. Un fuerte abrazo. Alda

21 de diciembre de 2010, 11:56  
Blogger Liliana dijo...

No entiendo esta alegría con la risa comprada al por mayor/ni esta tregua que fija el calendario/cumplida de memoria,como un rito. Me duele hasta la rabia la mentira del pino mientras los niños mueren en pesebres de asfalto. Mis ojos son pastores que perdieron la estrella y reclaman a Cristo con doce campanadas. Ya no quedan Marías con el vientre sagrado pero Herodes acecha con disfraz de rey mago y Belén se suicida de olvidos y de ausencia cuando se alzan las copas en un brindis pagano. En esta Navidad nos faltó tiempo para invitar a Dios a nuestra mesa.

Un abrazo enorme y el mismo sentir.
Liliana Reinoso

21 de diciembre de 2010, 11:58  
Anonymous Anónimo dijo...

Gracias, Gus, amigo querido por compartire este retablo de Navidad. El tema es siempre, pero uno llega a la Nochebuena tras un añó como este con muchas cargas, las que conocemos y on publicas y las que duelen muy adentro, demasiado, y nos guardamos.
Comparto plenamente este sentimiento tuyo "por los que estan abandonados", como en aquella cancion de Patricia Sosa.
El año nuevo la verdad a mi no me cambia la ecuacion, apena sun cambio de fecha.
Aunque entiendo que para muchos es un pretexto para el sueño de un cambio; de que algo pueda mejorar en el futuro, para uno y para los demas, los cercanos y los que no.

Un fuerte abrazo y lo mejor para vos,

Alejandro

21 de diciembre de 2010, 11:58  
Blogger Cris Chaca dijo...

Querido amigo!

He compartido, comparto lo que expresas con el corazón en la mano, como siempre y como sea, en esta carta que escribiste para estas especiales fechas.
Digo comparto... porque conllevan siempre un grado de tristeza, melancolía y alegría.Cada año nos encuentra mejor parados o muy vulnerables a la inclinación que tenga esa balanza cargada de todos esos sentimientos.
He tenido una historia de maravillosas NAVIDADES, luego ( quizá por los años) la melancolía conquistó su espacio. Este año no me encuentra bien parada; ayer nomás, despedí para siempre a un queridísimo amigo, una inmensa tristeza que remueve otras irreparables pérdidas que he tenido. No obstante, y porque hay que honrar la Vida ( ¡vos lo hacés!) le pondré lo mejor de mi, y me apoyaré en los amores de toda clase y color que tengo a mi alrededor. Los amigos son uno de ellos, por lo tanto te deseo lo mejor, Gus, lo mejor!!
Un especial abrazo con mi cariño de siempre y mi reconocimiento a tu perosna, a tu trabajo a tu comprometida y hermosa ¡Poesía!

21 de diciembre de 2010, 12:00  
Blogger Ricardo Juan Benítez dijo...

Querido amigo, tal vez todo está en nuestra mente. En esa especie de balance, en ese querer compartir... cuando compartir (risas y lágrimas, dichas y penas) es para toda la vida y no sólo en Navidad. ¿Será el tan mentado "espiritu navideño"?
En fin, no me quiero poner sensiblero, pero de algo estoy seguro... Año Nuevo está al toque... la vida se abre paso a como de lugar... te queremos, muchacho: Andry & Richard

21 de diciembre de 2010, 12:12  
Blogger Cris Chaca dijo...

Querido amigo!

Te decía en un mensaje que no entré en primera instancia y que pretendía, como este responder a tu sentido mensaje de fin de año, que. comparto tus palabras, tu sentir, en definitiva. Las Fiestas, el cierre del año, conllevan siempre tristeza, alegría, melancolía en diferentes intensidades... Mi historia sabe de MARAVILLOSAS NAVIDADES, verdaderas FIESTAS.Luego, quizá los años, quizá hoy por hoy, la melancolía ha conquistado su espacio y no resulta fácil a veces, "pilotear" tanta ambivalencia, por todas las razones de las que hablás en tu carta con toda tu sensibilidad. A veces es cierto, estamos mejor parados, frente a la realidad toda y otras tremendamente vulnerables. Así me encuentra este fin de año, vulnerable, Ayer nomás, despedí para siempre a un queridísimo amigo, de esas personas que una quiere que de verdad, no se vayan nunca... Se fue y ¿viste cómo son las grandes pérdidas? Se montan unas sobre otras y hay que darse tiempo para levantarse...
En fin, como decía comparto a pleno la ESENCIA de tu mensaje, que no es un bajón, es LA VIDA y todas sus cosas las más tristes, las más bellas.
En definitiva, Gus, te deseo lo mejor, porque sos de los seres que honran la Vida.
Un abrazo, mi cariño de siempre por tu compromiso en todo aquello que encarás.
¡¡Brindo por tus sueños, por la compañía de todos tus amores y que ellos crezcan y se multipliquen en es 2011 que viene asomando!!!

21 de diciembre de 2010, 12:13  
Blogger Nerina Thomas dijo...

"Gus", Mi querido "Gus":
Me pasa parecido, es asi para muchos de nosotros.
Si no fuera de este modo, seríamos sordos, ciegos y mudos. No registar la realidad, nos haría despreciables.
Me siento "orgullosa" de vos cada día más.
Te quiero!!!
Como somos adultos, aunque nos pese y mucho, aunque duela la espalda de tantas carga y dolores, pasiones, estamos vivos y debemos continuar el camino y "ver" y "disfrutar" lo que nos queda y cantarle a la vida.
Abrazos muchos y gracias nuevamente por ser el ser que eres!!!

21 de diciembre de 2010, 12:18  
Anonymous Anónimo dijo...

Maravilloso Gus, lo mismo siento yo en la Navidad, pero es el tiempo de meternos dentro de cada uno y tu lo has hecho tan bien que logras emocionar y tener presente esos momentos en que la niñez era todo inocencia. Gracias y un fuerte abrazo con el corazón. Te quiero mucho.

Felices Fiestas.

Molly Bic

21 de diciembre de 2010, 12:19  
Anonymous Anónimo dijo...

Querido Gus: Me ha encantado el video que preparaste con todos nosotros tan sonrientes y felices. Creo que Mis poetas contemporáneos es una comunidad que tiene un corazón literario y humano. Tu generosidad hacia nosotros vuelve a tu persona. Me alegra que tus poemas aparezcan en otros blogs, como éste de los amigos Ana y Pere que también son abiertos y nos reciben en sus espacios. Te quiero mucho, que el próximo año 2011 te brinde muchos momentos felices. ¡Feliz Navidad!Susana Fernández Sachaos

21 de diciembre de 2010, 12:27  
Blogger claudia tejeda dijo...

Navidad es tiempo de recogimiento y oración por los atribulados, por los que sufren, por los que no están en nuestras mesas. La Navidad nos toca el espíritu, nos hace mirar estas cosas que ves, Gustavo, más allá del sentido comercial que quieren imponerle.
El Año Nuevo, tal cual lo decís nos predispone, estamos contentos de cerrar un ciclo y comenzar uno nuevo.
Tus palabras no son un bajón, nos abren los ojos y el alma, como tu poesía. Sos un ser humano excepcional, Gustavo, y estoy más que feliz de haberte conocido. Te deseo lo mejor en estas Fiestas y saludos al niño que se asoma en tus ojos.

21 de diciembre de 2010, 12:30  
Anonymous stella dijo...

Querido amigo, gracias por llegar a traves de tus emociones , esas que son tristes y que no queda otra que bancarlas y las alegres que tal vez sean o sirvan para compensar esta vida llena de incomprensibles situaciones , como la mezcla entre lo religioso con el auge del comercio . creo que lo importante es que siempre estemos cerca de nuestros afectos , eso vale !!, tiene peso propio y es el alimento del alma .
No te averguences de estar triste, en todo caso te acompaño en la tristeza , no importan las razones ,importa saber que sos importante para mucha gente o poca , importa saber que no estás solo ,Que tenés amigos y que la nostalgia tiene siempre un matiz de tristeza, a mirar para adelante, cada uno con su mochila y para vos un abrazo y Muchas Gracias por estar ,siendo auténticamente vos.
besos
stella

21 de diciembre de 2010, 12:32  
Anonymous Anónimo dijo...

Estimado Gustavo: muchas gracias por tus palabras, tan sinceras y conmovedoras. Es un hermoso testimonio de alquien que no oculta sus sentimientos, lo cual es sumamente importante en esta época. Tu sensibilidad es uno de los bienes más preciados, porque te permite vivir con intensidad los diferentes momentos de tu vida. Felicitaciones por tu trabajo y muchas felicidades para vos y tus seres queridos. Un abrazo. Horacio Laitano

21 de diciembre de 2010, 12:33  
Anonymous Anónimo dijo...

"Te queremos, muchacho." Con un acápite de Ricardo Benítez, te digo, Gus: Te queremos, muchacho. Y mucho, muchísimo. Escribiste y compartiste lo que sentís y qué bien escrito y compartido está.
Besos y Feliz Año Nuevo.

Jorge Luis Estrella

21 de diciembre de 2010, 12:37  
Anonymous Anónimo dijo...

Gracias, querido, por la reflexión. Así lo siento, como un tiempo de reflexión. Pero también siento que está bueno poder tomarnos un ratito para saludar a los amigos, para mirar a los ojos a los que amamos y tener la excusa para abrazarlos fuerte y decirles cuán importante es el espacio que ocupan en nuestro corazón.
Que el 2011 nos dé la fuerza del amor, la única capaz de cambiar el mundo. Que SÍ puede ser cambiado si nosotros lo queremos. Sí puede!!!!
Abrazo, y no esté triste, por favor
Alicia Perrig

21 de diciembre de 2010, 12:43  
Anonymous Anónimo dijo...

Querido Gus: a mí me pasa lo mismo. Tal vez porque en estos días previos a la Navidad,pareciera que se acentuaran las diferencias sociales, que en esta vorágine, el malhumor, la ansiedad y la indiferencia en las calles, se acentuaran.
A mí también Gus, me duelen los que no tienen con qué brindar...o lo peor: con quién brindar....me duele la desesperación por comprar (como si fuera a terminarse el mundo), me duelen los desaparecidos, los que partieron y no pudieron realizar sus sueños. Me duelen los animales que deambulan por las calles y más aún, sus rostros de desamparo.....me duelen los enfermos y los niños sin futuro.
Pero también como vos, me siento una persona bendecida por Dios: tengo familia, amigos, mascotas, un techo y la Poesía.
Estas fiestas, como bien escribís, deben ser para la reflexión. Tal vez, en esta Navidad y para mitigar el dolor, pedir por los que sufren y recapacitar sobre nuestra vida, sea una forma de tener una mirada nueva hacia nuestro entorno.
A mí también me duele la Navidad, Gus........pero siempre hay esperanzas, la mía está puesta en la justicia del Señor.
Te deseo todo lo mejor.
Sin conocerte demasiado y no haber compartido muchos espacios, debo confesarte que siento una profunda admiración, respeto y cariño por vos.
A pesar de la tristeza: Feliz Navidad y un 2011 maravilloso!!!!!
Gracias por tus sentidas palabras, por tu indeclinable y digna labor y por tu particular solidaridad.
VIVA LA POESÍA!!!!!!!!!
Liliana Lapadula

21 de diciembre de 2010, 12:43  
Anonymous Anónimo dijo...

Querido GUS...en las lineas dejaste vivencias de tu infancia Eso se llama abrir tu corazón para ofrecerlo generosamente..


S-M-T-

21 de diciembre de 2010, 12:44  
Anonymous silvia loustau dijo...

Querido Gus, leerte fue leerme. La navidad me entristece, mucho, motivos como los que vos relatás otros que tienen que ver con una perdida amada, muy cerca de navidad.

Es verdad, no se por que el paso de año viejo al nuevo es otro sentimiento.

Un abrazo grande y te invito a brindar a la distancia el 31 a las 24,

Silvia Loustau

21 de diciembre de 2010, 12:51  
Anonymous Anónimo dijo...

No hay nada que perdonar,Gustavo, y hay mucho que compartir.
A mí me pasa lo mismo. Todos los años, todo el tiempo. Por eso te entiendo y desde aquí te mando mi abrazo emocionado.

Alicia Márquez

21 de diciembre de 2010, 12:51  
Anonymous Anónimo dijo...

querido Gus, me has hecho llorar, leyendo el mensaje se que casi todos pensamos lo mismo y sentimos esa nostalgia de la niñes de otra vida que ya no viviremos , aguardabamos con anias el dia de los regalos en la casa del campo donde el aire era freso y olia a pasto recien cortado, pero estaban todos , ahora no solo algunos , los demas son otros, los niños que antes no existian y estaba ella con su alegria increiblemente traviesa y bonita, Gus a mi tambien me duele el almale llevaré unas flores de regalo estoy segura que va a sentirce feliz aunque no nos demos un abrazo y nos cambiemos las muñecas. un abrazo grande , todo va a andar bien feliz navidad

21 de diciembre de 2010, 13:04  
Blogger Marcela dijo...

Hola Gus, a mí me pasa algo similiar, en navidad parezco el pitufo que odia todo, "muchas cosas" me parecen injustas y tristes. Pero la diferencia en el Año Nuevo es la esperanza y la voluntad en el hacer, de esas "algunas cosas" a nivel del pais y personal, para que mejoren.
Abrazote y mucha felicidad en el 2011!!!

21 de diciembre de 2010, 13:07  
Anonymous Anónimo dijo...

Querido Gustavo:
Ya no puedo decir mas nada de tu poesía que todo lo colma, ahora me remito a esta prosa, que me deja perplejo, con las mismas tristeza y alegrías salvo en lugares diferentes, yo y mi viejo Caseros, barrio donde nací. allí las mesas se achicaron con los años....pero quedan aun algunas sillas , mi vieja, mi hermano, mi hijo, las cosas que mas quiero en mi vida...
El paisaje que dejas en tu poesía eriza mi alma, hermano!!!Gustavo!!!
Muchas Gracias y que siga latiendo siempre tan fuerte tu poesía al igual que tu prosa.

Osvaldo

21 de diciembre de 2010, 13:10  
Blogger José Manuel dijo...

Gustavo:
Te comprendo pues acercándose el fin de año todos tendemos, en un momento u otro, a hacer un inventario de los haberes, las ganancias o las pérdidas que nos ha dejado el año en términos espirituales, claro. Y ocasionalmente lo más que pesa son aquellas cosas que consideramos pérdidas, aún cuando no siempre lo son. La experiencia no es pérdida sino aprendizaje. Y dices que tienes alas para emprender de nuevo el vuelo; bien, pues eso es lo importante. La resurrección.
Espero que el año por-venir sea el mejor año de tu vida porque tú eres una celebración de la vida.
Un abrazo,

José Manuel Solá
[Puerto Rico]
.

21 de diciembre de 2010, 13:38  
Anonymous Anónimo dijo...

Gracias Gus, a pesar de la tristeza igual nos mandaste un mensaje, eso es amistad Gus querido. De alguna manera, la mayoría nos identificamos al sentir las ausencias y palpar la realidad que nos circunda.
En lo personal te deseo felicidades con gran afecto
Betty Badaui

21 de diciembre de 2010, 13:52  
Blogger Karina dijo...

Gus, gracias por este desnudarte, por compartir tu tristeza y tu esperanza. Esta navidad para mí es triste, un lugar en mi mesa quedará vacío, imposible de ocupar. Por eso entiendo y lagrimeo tus palabras.
Te quiero y te deseo lo mejor del mundo. Que la esperanza del nuevo año te llene de felicidad.
Besos
Karina Sacerdote

21 de diciembre de 2010, 13:57  
Blogger Xenia.Mora dijo...

Querido amigo poeta Gustavo.
Te escribo desde el presentimiento de que ya me llega la Navidad y con ella, igual que a vos esa Nostalgia infinita que brota a carne viva.
Como mis hijos y mi esposo están felices, yo me guardo muy hondo y muy en silencio esa NOSTALGIA a mi HOGAR, mi MAR.
Pero resisto, como cada año lejos de mi hogar primero, mi familia primera. Ya que vivo acá en Argentina hace 30 años. Mi patria, Mi mar, sobre todo a mis dos hermanos que ya partieron y a mis padres: Mi padre partió cuando yo tenía 11 años y mi mamá el 05-07-2007.Ella tenía 90 años.
Siento como si fuese ayer que se fueron. Y mi amada Tía Hilda, el Ángel que Dios me dio, también partió, así que me siento como una huérfana realmente y esa nostalgia y dolor se agiganta en LA NAVIDAD.
¡ Qué no daría por sentir sus caricias, sus mimos!
Tu relato de tus sentimientos es muy fluído, nos mueven sentimientos compartidos. Eso le debe ocurrir a cada compañero que te lee.
Muchas gracias por todo lo hermoso que hemos compartido durante todo este año que se nos va 2010. Gracias por tu presencia, por ESTAR. Aunque yo viva en Mendoza y vos en Buenos Aires. Estoy muy agradecida por pertenecer a este grupo maravilloso de poetas y vos diste y das de tí ¡tanta energía, tanto cariño en cada imagen que colocas, en cada correo que envías, en cada evento que emprendes, en cada comunicado sobre el acontecer de nuesta familia de Mis poetas contemporáneos y lo mas importante en cada poema que ESCRIBES, entregas tu vida!!
¡ FELIZ NAVIDAD Y UN AÑO NUEVO REPLETO DE ALEGRÍAS!!
Abrazos festivos
Xenia

21 de diciembre de 2010, 14:11  
Blogger ©Claudia Isabel dijo...

Gustavo, nos sentimos como nos sentimos; no hay necesidad de fingir solo porque es Navidad o año nuevo; no estamos solos y nuestra paz depende de todo lo que ocurre a nuestro alrededor...no podemos vivir como el "Príncipe feliz", pero si podemos cambiar algunas cosas. Ahí esta el desafío!
Por un año lleno de desafíos para todos!
Abrazos

21 de diciembre de 2010, 14:44  
Blogger diana poblet dijo...

Yo no sé de certezas Navideñas, sólo sé de caminos. Cada uno tiene el suyo y cada persona que ha pasado por él es importante por el aprendizaje dejado ahí, a la orilla de la lágrima. Algunos quieren o pretenden olvidar, no es así, cada lágrima será un tatuaje para siempre y de ese tatoo nos crecerá la sabiduría y el continuar. Y no todo será bello porque el verdadero secreto es que aquí, lo único bello es la Vida.
Se te quiere por estos lares.
Con el abrazo de siempre pero más grandote porque es casi Navidad.
d.

21 de diciembre de 2010, 14:46  
Blogger Edda Diaz dijo...

Mi querido queridisimo Gustavo
Te entiendo perfectamente, yo solo quiero mi hoy
La nostalgia acecha
edda

21 de diciembre de 2010, 14:48  
Blogger LIDIA CARRIZO dijo...

ME EMOCIONA ...
QUEDAN EN MI MENTE ESTAS PALABRAS QUE EL POETA TRANSFORMA Y LA MAGIA DE ESE SENTIMIENTO TE HA DADO TANTO!...
COMPARTO ME IDENTIFICO CON ESTAS PALABRAS Y GRACIAS POR SER ESA PERSONA QUE LLAMO ESPECIAL.
SOLO DESEO QUE CADA UNO DE LOS CONTEMPORÁNEOS JUNTEMOS NUESTRAS ALMAS EN UN BRINDIS POR EL AMOR Y LA PAZ!
UN RECUERDO ... A
"LOS QUE TRANSITAN OTRO CIELO"

QUE NOS RECONFORTEMOS CON LA POESÍA QUE ES LA VIDA ...
NUESTRAS RESISTENCIAS PARA LLEVAR CON ALTRUÍSMO NUESTRA BANDERA MÁS BELLA LA POESÍA
SOLO ...
GRACIAS GUS...! GRACIAS!... A TODOS LOS POETAS Y AMIGOS POR SIEMPRE!
LIDIACC.

21 de diciembre de 2010, 15:26  
Anonymous Anónimo dijo...

querido gus mi comentario salio sin nombre pero te lo envie , como te dije estaba llorando y me confundi mande la nota sin nombre , cuando me acuerdo de mi hermana siempre pasa igual , las lagrimas afloran y no las puedo detener tuvimos chispas de felicidad como digo en una poesía , todo el tiempo no se puede ser feliz pero ya no de igual modo feliz navidad
maria elena tolosa

21 de diciembre de 2010, 15:29  
Anonymous Anónimo dijo...

Gracias por compartir querido Gus, en esta época se mueve todo en nuestros corazones, tristezas.... alegrías...lo que permanece es el Amor que recibimos, que dimos... te quiero agradecer por el Gran Amor con que hacés todo, por esa Luz que tenés y entregás y desearte que renazcan en vos tus mejores cualidades para el próximo año....Te quiero mucho y te envío un abrazo de corazón a corazón!!!
María Chapp

21 de diciembre de 2010, 16:00  
Anonymous galáctica dijo...

Querido Gus:comprendo tu tristeza, cuando hay un clima de alegría general es doblemente cruel el dolor de los que sufren hambre, pobreza, soledad, pérdidas, seres queridos muertos. Un beso muy grande, siempre decís las cosas desde el corazón y por eso son verdades Irene Marks

21 de diciembre de 2010, 16:02  
Blogger Analía dijo...

Mi querido Gus: me gustó tu reflexión, sos un ser solidario y comprometido. Es bueno saber que te agrada el año nuevo.
Para mí es tan triste la navidad como el año nuevo pues siempre pienso en los que no tienen una mesa, un techo, una mano que los acaricie, una mirada que los comprenda, una sonrisa que los envuelva.
Elijo creer que cada día es un "año nuevo". Cada día es una nueva oportunidad para tender la mano, para corregir, mirar, sonreír, buscar, pedir perdón.
Como verás, mi bajón es grandecito también.
Mi abrazo enorme y mis deseos que tengamos un año de paz y bendiciones.
Analía

21 de diciembre de 2010, 16:16  
Anonymous Anónimo dijo...

¡Qué conmovedor y sincero tu mensaje, Gus!
En medio de tanto ruido y del mercantilismo que ha desvirtuado estas fiestas, tu voz es un bálsamo de frescura y belleza.
Gracias por ella y gracias por compartirla.
Un beso muy grande y mis mejores deseos
María Rosa León

21 de diciembre de 2010, 16:26  
Anonymous Anónimo dijo...

David Antonio Sorbille dijo...
Estamos contigo Gustavo, hay mucho de lo que confias en todos nosotros. Lo importante es el camino, más allá del calendario que nos produce altas y bajas. Además, tu blog es un espejo porque en él te vemos a vos, nuestro querido y transparente Amigo. Un abrazo.

21 de diciembre de 2010, 16:45  
Anonymous Anónimo dijo...

Comparto la tristeza navideña y las ganas de crecer y tener alas nuevas para vivir un pleno 2011 .
Tristeza porque en la mesa navideña pesan siempre más nuestros muertos queridos que los que todavía vivimos y los que están naciendo ahora. Ni la alegría de ver nacer a los nuevos familiares quita esa tristeza ni esa tristeza quita la fiesta de atravesar el duelo y renovar las ganas. A mi se me cumplieron con creces los buenos deseos del año pasado. Deseo que se realicen tus mejores sueños. La muerte estará siempre allá adelante y allá atrás, pero mientras tanto podemos sentir que la vida quiere expandirse por todas partes. Paz, fuerza y alegría; verdad, memoria y justicia. Rubén Vedovaldi

21 de diciembre de 2010, 17:20  
Anonymous Anónimo dijo...

querido amigo, te abrazo fuerte!!!
que comiences el mejor año que puedas imaginar, te lo mereces!!!
gracias por estar siempre enregándote!
un beso enorme!
francisco

21 de diciembre de 2010, 17:21  
Blogger Norma Segades - Manias dijo...

Hola Gus.
Desde mis 65 años puedo decir que en tiempos navideños nunca sé muy bien qué hacer con la tristeza.
Te abrazo, Norma

21 de diciembre de 2010, 18:19  
Anonymous Anónimo dijo...

La Navidad, como todo festejo religioso, es un momento de reflexión y reflexionar siempre nos lleva a lugares y seres que se han ido, entonces recordamos que la vida es eso, una constante desintegración. Pero luego llega el Año Nuevo, y la vida sigue su ciclo, entonces debemos agradecer y seguir trabajando para dejar nuestra semilla
Un cariño de siempre María Amelia

21 de diciembre de 2010, 18:29  
Anonymous Anónimo dijo...

Creo que son más los que piensan como vos Gus, que los que disfrutan con estas fiestas. Me pasa un poco como Norma, no sé muy bien que hacer con mi tristeza, para que los míos disfruten y no ser aguafiestas pero en realidad, añoro también lo que cuento siempre, la casa de mis abuelos paternos, la misa de gallo, ese gigante que era él con sus 2,05 mts. bajando la cabeza para entrar por la puerta con una bolsa repleta de regalos para todos. No sé como no descubrí que era él...ahora Papa Noel no viene con una bolsa repleta de regalos. Pero bueno, tal vez estemos precisamente unidos por el sentimiento de sentir casi iguales.
Un abrazo.

Lily Chavez

21 de diciembre de 2010, 18:37  
Blogger Adriana dijo...

Gracias, Gus, por compartir con nosotros también la melancolía.Lo que sentís es de buena gente. Nadie con un poco de corazón puede cerrar su puerta y olvidarse del frío de afuera, aunque adentro dancen las llamas del hogar. Hay mucho dolor en el mundo, en el presente y en el pasado, y en el presente sin el pasado que nos hizo felices. Lo más natural es que los artistas lo sientan con mayor intensidad, porque por eso son artistas. Muchas felicidades para vos, poeta generoso. Un beso grande. Adriana Maggio

21 de diciembre de 2010, 19:46  
Blogger Leo Mercado dijo...

La navidad te descubre HUMANO, querido amigo. Es un momento de inevitables balances, cuestionamientos, sensaciones encontradas. Pero tambien satisfacciones, seguramente. Puertas cerradas y nuevas puertas por abrir.
Te envío un gran abrazo desde aquí, y brindo con vos por un 2011 donde el mundo se nos achique y la poesía nos deje siempre al lado, más unidos, a todos.
Salud!

21 de diciembre de 2010, 20:03  
Anonymous Anónimo dijo...

querido Gus
gracias por la hermosa reflexión, por el encuentro, por la humanidad que siempre descurbo en ti, por la poesía. Un ano más que agradecer.
sabes que te admiro y quiero siempre
itzela

21 de diciembre de 2010, 20:49  
Anonymous Anónimo dijo...

Ahora soy yo la que se puso triste...y pensativa...todo eso que dices lo pensamos muchos en esta época pero nos cuesta admitirlo para no darle un bajón a los demás, pero hay que pensarlo para no pecar de ciegos...todo eso está ahí e incluso ojalá pudiéramos buscarlo, adrede, y adrede también hacer algo. Gracias Gus.

21 de diciembre de 2010, 20:54  
Anonymous Anónimo dijo...

Gustavo:
una vez más comparto contigo y con Mis poetas contemporáneos, un texto del escritor Fernando Pessoa.
Excelente mensaje para el 2011!

‎"Hacer de la interrupción un camino nuevo, hacer de la caída, un paso de danza,
del miedo, una escalera,
del sueño, un puente,
de la búsqueda...un encuentro"

Un fuerte abrazo,
Tere Vaccaro.

21 de diciembre de 2010, 20:54  
Blogger Marta Raquel Zabaleta dijo...

Feliz de vos que tenés la juventud y la fuerza y la salud que se necesita para no ser feliz cuando tantas y tantos se ahogan en el consumo vanal de los rituales vanos.
Te deseo un buen año 2011, Gustavo.
Y aprovecho para agradecerte una vez más el estímulo sostenido que me brindas para mostrar en tu sitio mis modestos, aunque sentidos,poemas.

Con un fuerte abrazo
Marta Zabaleta

21 de diciembre de 2010, 22:49  
Anonymous Anónimo dijo...

Gus... te dejo un caluroso abrazo desde mi isla. Contigo aprendi a luchar por lo que uno piensa y cree; a pedir perdón en un medio como este donde es tan dificil hacer amistades. Te deseo lo mejor, muchas bendiciones y que seas feliz.

Anita Collazo.

21 de diciembre de 2010, 22:50  
Anonymous Anónimo dijo...

Querido Gus,
tu corazón abierto, que expresa el sentimiento de muchos...nuevamente,gracias por ser como eres y solo me nace decirte desde lo más profundo: te quiero, te estimo mucho y agradezco haberte encontrado en mi camino.
Un abrazo grande,
Juany Rojas

22 de diciembre de 2010, 00:41  
Blogger Avesdelcielo dijo...

A mí , ambas fiestas me ponen triste, quizás , porque con los años, hay más ausencias. Trato de sr yo misma, y acompañar a mi esposo, de carácter propicio siempre para festejar con lo suyos, familia de campo, donde una visita dura 24 o más horas.
Navidad para mí es celebración religiosa, más de adentro y hospitalidad y esperanza para afuera.Y trato que este sentido también se extienda para Año Nuev

Querido Gus, no necesito estas fiestas para desearte lo mejor, y para no romper la tradición te hago llegar bendiciones , luz y alegría para todos los días del 2011.
MARITA RAGOZZA

22 de diciembre de 2010, 00:48  
Anonymous Anónimo dijo...

Y sí, querido Gus, Navidad nos llama a dos miradas que suelen ser movilizadoras: la introspectiva, la retrospectiva, ambas a veces, de la mano, otras no, pero siempre amalgamanadas al menos con la nostalgia.
Y no está mal sentirla, y es bueno poder exteriorizarlo, y así, entre amigos que podemos comprender muchas de esas cosas, aunque no estemos siempre juntos. Aunque nos una, nada menos, que nuestro común amor por la palabra; esa graciasa la cual, muchos de nodotros, podemos seguir de pie.
Gracias Gus, por ser tenaz, frontal, y por no temerle a la palabra que conmueve; esa a la que solemos llamar "dura".
Besos
Gra Bucci

22 de diciembre de 2010, 01:27  
Anonymous Anónimo dijo...

Querido Gus creo que es un sentimiento compartido mezcla de alegría y tristeza y mucha nostalgia.Una y otra fecha nos recuerda lugares vacios, ausencias que son presencias y tal vez porque vamos haciendo un balance y nos tornamos mas sensibles.Lo cierto que con sus luces y sombras la vida sigue y debemos agradecer estar vivos, no perder la esperanza, seguir luchando por nuestros sueños y desde el lugar que cada uno ocupa, tratar de construir un mundo mejor.
Felicidades Gus, muchas bendiciones y abrazos de luz.

Naria Cristina Fervier

22 de diciembre de 2010, 01:44  
Blogger Juan Jose Mestre dijo...

Querido Gus...
Comparto totalmente tu sentir. La vida es un constante cambio de piel. Sigue mudando tanto como puedas, que de eso se trata...

Un abrazo!

Juanjo

22 de diciembre de 2010, 10:19  
Anonymous Anónimo dijo...

Gus, me has hecho pensar, en cada Navidad soy agradecido y trato de elevar el espíritu navideño y de festejo y de ver a los chicos esperar a papá noel y armar el pesebre junto a su familia, y a la vez no dejo de pensar en esas cosas que veo mal, que podrían ser realmente mejores en la sociedad. Además, recreo fiestas en mi familia. Volveré a celebrar el nacimiento de Jesús, su mensaje, su paz, su alegría, a pedir lo mejor para todos, con gratitud, con felicidad; compartir, pasar un buen momento con la familia, con los afectos, y preocupandome por mis sueños y por las injusticias que indignan y por otras cosas, pero esperanza, siempre esperanza y fe. En Año nuevo actualizo mis compromisos, busco en mí la forma de afrontar el futuro. Espero. Insisto.
Mis mejores deseos para todos, muy feliz Navidad y Un año nuevo próspero y luminoso.
Gracias a todos, gracias Gustavo
Cristian Jesús Gentile

22 de diciembre de 2010, 11:51  
Anonymous Anónimo dijo...

Gracias Gus querido por escribir el corazón, por la generosidad de compartir, de soñar, de abrir espacios para los otros.
Gracias por decir lo que otros callan, por mover a reflexión, por volar, por ser como sos!

Las mejores ondas de amor y paz para las próximas fiestas,
tu amiga que te quiere, Eli

22 de diciembre de 2010, 14:53  
Blogger imia dijo...

Querido Gus:...Navidad, que tema. Comparto contigo el sentimiento de soledad y de personas que ya no estan. Pero por otro lado siempre es lindo reunirse con seres queridos. Vale la amistad lograda y lo vivido. No hay que perder nunca las alas ni el sentido del humor. Un enorme abrazo, repleto de palabras y mucho afecto. FELIZ NAVIDAD. imiaz

22 de diciembre de 2010, 16:07  
Blogger Máximo Ballester dijo...

Gracias por contarnos estas cosas, Gustavo. Yo tengo sentimientos encontrados con las fiestas.
Te deseo mucha felicidad y un gran 2011. Que se cumplan todos tus sueños.
Un gran abrazo.

22 de diciembre de 2010, 18:23  
Blogger Mónica Angelino dijo...

Mis sentimientos, como los tuyos, se hermanan.

!feliz año nuevo, amigo!

22 de diciembre de 2010, 21:44  
Anonymous Anónimo dijo...

Gus, gracias por compartir tu sentimiento con nosotros, de esa manera se alivianan tus ausencias y las nuestras.
TKM
Rosa Lía

22 de diciembre de 2010, 22:23  
Anonymous Anónimo dijo...

Es bueno saber que estamos para hacerte emocionar y vos a nosotros.
Es la Navidad un festejo con mucho de recuerdos de infancia, cuando éramos un entero, ahora somos jirones que la vida a enriquecido a costo de las pérdidas.
Quizás la tristeza es por esa falta del entero que ya nunca ,sabemos, volverá.
Un abrazo.
Dragontesa Leuzzi y Pako Rizzo.

23 de diciembre de 2010, 04:53  
Blogger ALICIA CORA dijo...

La Navidad y el Año Nuevo transcurren cerca nuestro y nosotros tratamos de pasarlos lo mejor posible, sin chistar, dando la impresión de que todo está bien. Y no, no es así. Las fechas se juntan, se amontonan y nos superan. Tenemos en nuestro yo más profundo la lucha entre esa dualidad fingida y la realidad no querida. En el afuera parece que dijeramos soy feliz y te quiero contagiar mi alegría, pero en el extremo contrario gritamos que extrañamos a mamá, a papá, a los abuelos, a los hermanos o a los amigos. Te entiendo Gus, no sabés cómo. Si de algo te sirve mi hombro, acá está para que tu catarsis no sea tan dolorosa.
Ahora va mi opinión sobre tu saludo, es maravilloso y deja a la intemperie tu alma. Sólo quiero que pienses por un sólo minuto, que nada es oscuro a tu alrededor porque todas tus horas las dedicás a dar vida, a salvar a aquellos que recién abren los ojos y a pesar de ser tan chiquitos ya sienten el dolor. Con eso solamente podés sentirte a salvo de toda la oscuridad porque tus manos, tu cerebro y tu corazón están llenos de luz.

23 de diciembre de 2010, 16:43  
Blogger María Cristina dijo...

¡Que en estas Fiestas renazca el amor y la luz de la esperanza! ... Y que la esperanza se transforme en maravillosa realidad.
¡Felices Fiestas!

23 de diciembre de 2010, 18:19  
Blogger Mariano dijo...

Gustavo,comparte plenamente tu sentimiento acerca de esta época. También a mí me pone mal, y tu poema refleja bellamente tu sentimiento, que es muchos compartimos.

Un gran abrazo,
Mariano

23 de diciembre de 2010, 19:23  
Anonymous Sonia Quevedo dijo...

Gus:
Hoy igual que tu, he pensado sintiendo como pasean los sentidos por las calles observando a los semáforos en rojo colmados de inocentes, bajo los puentes, en los zaguanes de vecindarios pobres, en los andenes donde paren adolescentes con sus recién nacidos tiritando de frío. Cómo duele la impotencia ante esta realidad que no es de pocos, es universal y sin remedio.
Nos has llevado querido poeta a hacer conciencia del dolor, del frío, de la hambruna y el tedio de los pequeños que convierten la calle en su patio de recreo, en su casa sin techo, en su cama sin respaldo, en su ducha seca; en su mundo de clores fantásticos colgando del cielo, producto de la mezcla de sacol y marihuana.
Yo Gus, por lo general paso muy sola, mi familia es poca y mi casita hoy repite su rutina aumentando las ausencias.
Te abrazo no sin invitarte antes a ti y todos los poetas del blog, para que regalemos en esta navidad una sonrisa, una caricia así sea a una carita o cabeza sucia de un niño o mendigo, a decir te quiero, a los que nunca, han escuchado esta hermosa palabra.
Ene este mes del dulce sabor del chocolate, el de los niños, virtualmente te abrazaré querido médico y poeta

23 de diciembre de 2010, 20:56  
Blogger Leonel dijo...

Hola Gustavo, no pasaba desde hace mucho tiempo, pero he querido desearte , aunque con un poco de retraso, felices navidades, y un mejor 2011.
Un abrazo.
Leo

26 de diciembre de 2010, 23:35  
Blogger Amanda dijo...

Hola Gus...recién me metí a leer tu saludo y, curiosamente, en estos días me pasa algo muy similar pero, a la inversa, es decir, prefiero la navidad a la noche de Año Nuevo. también por los recuerdos añadidos, así es que comprenderás que ahora la del bajón soy yo.

Lindas tus palabras y emotivas, por lo se destaca siempre tu escritura.

Un abrazo

31 de diciembre de 2010, 11:15  
Blogger fgiucich dijo...

A pesar de todo, a pesar de nosotros mismos, a pesar de aquello que no vivimos, te dejo un gran abrazo y mis mejores deseos para que en el 2011 sigamos disfrutando de tu poesía.

1 de enero de 2011, 12:39  
Blogger Ricardo Miñana dijo...

Muchas felicidades para este año, dale vida a tus sueños y que la crisis económica
pase de largo.

¡¡Feliz año 2011!!

Un abrazo.

3 de enero de 2011, 11:48  
Anonymous Anónimo dijo...

No importa que pasaron esas fechas.
Quiero que sepas que comparto de tal manera tu reflexión, que no cambiaría ni una palabra de las tuyas.
Esa sensación de tristeza y alegría que no puedo superar y que me parece que la primera le gana en varios momentos.Será el paso del tiempo, las ausencias que se van sumando año tras año...
Agradezco lo que escribiste para todos nosotros, te felicito por haberlo hecho tan sencillamente.
Me parecía escucharte diciéndolo
con la voz quebrada y los ojos humedecidos, como los míos en este momento.
Gracias Gustavo por permitirme estar en tu grupo de gente tan linda, por tu generosidad,tu grandeza de espíritu y tus horas dedicadas al blog.
En un abrazo enorme todo mi cariño
Alicia Borgogno

17 de enero de 2011, 17:18  
Anonymous Anónimo dijo...

Navidad, el roce de ese Cuerpecito con el planeta que lo necesita para su completud, gracias por todo lo que nos das. Abrazo Moni

28 de febrero de 2011, 18:37  
Anonymous Carli dijo...

Querido Gus,
las navidades tienen para mí un sentimiento ambiguo, de vacío , un sinsentido , una carrera alocada de los días previos que lleva a la misma nada, con una nostalgia por mis días antiguos de creyente, en los que creía realmente que había algo para conmemorar...pero además de recordar esa noche a todos los desdichados , no puedo dejar de ver un reflejo...
En ese reflejo me veo joven adolescente anhelando tener mi propia familia, y elegir con quién compartir mis Noches buenas...con mi familia elegida.
En ella estás vos, y están mis hijos y Mariano. Por eso esta Nochebuena he sido, sin duda una mujer afortunada, con sueños de amor cumplidos.
Gracias por elegirnos !
Seguiremos brindando por un mundo un poco menos hostil!
Te quiero mucho.
Carli

26 de marzo de 2011, 23:43  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal