viernes, 31 de agosto de 2007

Los muertos...


Los muertos se diseminan en mi piel,
explotan por mis narices,
se divulgan en mis pupilas,
desgarran mi sexo,
me dan caricias, ríen.
Están en mi alcoba,
en mis libros, en las macetas del jardín –en las flores-,
abarrotan las iglesias, las veredas y los parques,
acaparan a diario –los diarios-
y de noche se van de juerga.
Cadáveres perversos,
cadáveres sutiles,
inocentes, enamorados, arrogantes muertos,
equivocados, certeros, perfumados, malolientes,
despiadados, tercos,
muertos, muertos, muertos.
Inundan los cuadros, mis versos, remedan locura,
perduran en las sombras,
son luces, rocío, colores,
se los percibe en el ruido –en la calma-
abruman portarretratos, efebos –veteranos-,
bajan las escaleras –suben-,
se emborrachan, hacen la paz –la guerra-,
comen salchichas, eructan miserias
muertos, muertos, muertos.

El cementerio –vacío- aguarda expectante.


Gustavo Tisocco
De "Entre soles y sombras"

10 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

Gus:

Contundente poema de abrumadora muerte, que incumbe y oprime al poeta con sus presentes y deslizantes muertos, muertos muertos, y, en definitiva, los cementerios vacíos y solos.
Impresionante.
Saludos,
Camilo

31 de agosto de 2007, 14:28  
Anonymous Anónimo dijo...

Espectacular tu poema, Gus. Impresionante la presencia de tantos muertos vivos o de tantos vivos muertos, en nuestro entorno.
Un cariño grande
Maria Rosa Leon

31 de agosto de 2007, 21:23  
Blogger Catalina Zentner dijo...

¡Cuánta fuerza en poesía, Gustavo!
Y también riesgo y compromiso.
Mi admiración y cariño, invariables.
Gracias por visitar mi Blog.

1 de septiembre de 2007, 02:24  
Blogger La_Sonyadora dijo...

Gustavo, tienes una página estupenda, y tu trabajo es fantástico. Gracias por visitar mi blog y por tus palabras.
Tengo tus enlaces en mi página para volver de vez de cuando, disculpa que a veces no haya dejado un mensaje.

Un abrazo,
Erika

1 de septiembre de 2007, 08:09  
Blogger Julia del Prado dijo...

Muertos, muertos, muertos. Esos vivos terribles que agobian a la humanidad y la matan. Esos feroces vivos que matan y dejan muertos. Y ya ... abrazos cálidos para ti mi viejo amigo, Julia

1 de septiembre de 2007, 21:53  
Blogger (Chare) dijo...

Hay tantos muertos que deambulan entre las sombras... Tantas imágenes que se diluyen en los recuerdos... Pero sólo el ser que guarda esas sensaciones nunca puede morir... porque éstas son como estrellas en el cielo... Mueren las estrellas?

Un poema excelente! Gracias por visitar mi Lago Gustavo

Un saludo

2 de septiembre de 2007, 09:29  
Anonymous Alicia Perrig dijo...

Cuando éra una niña y tenía miedo al cemeterio, mi abuelita Teresa me decía: "hay que tenerle miedo a los vivos, hija, no a los muertos" Felicitaciones Gustavo y gracias por su compromiso.

6 de septiembre de 2007, 15:02  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Gracias a todos por comentar!!!!!!!!

Un abrazo a todos Gus.

6 de septiembre de 2007, 17:27  
Anonymous Anónimo dijo...

Gus: ante todo disculpá si antes no hice comentarios en tu blog. En realidad te debo el favor de publicarme en tu blog y miles de etcéteras. Gracias por tus comentarios en mi blog y como verás este poema es otra enseñanza de tu parte. Cariños.
Viviana Pelle

7 de septiembre de 2007, 01:57  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Gracias vivi.
Un beso Gus.

7 de marzo de 2008, 14:39  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal