domingo, 26 de agosto de 2007

He perdido la inocencia


He perdido la inocencia que tenía en esa foto en los brazos de mi madre. He perdido de mis ojos tantos vuelos de pájaros, tantos barriletes. He dejado atrás al príncipe valiente, a mi casa verde, a mi río. Desprendí de mis brazos abrazos que tuve y fueron muriendo de a uno, los crepúsculos en mis tardes. Olvidé al niño que fui, al legendario vaquero de mis cuentos, a mis calles de piedra. Quedaron atrás los pequeños hijos que nunca alcanzaron mis pasos. Olvidé la flor, la música del viento, los océanos impetuosos.

Huí de Dios y dejé alas desamparadas en el suelo. Acribillé entre mis andamios todos mis huesos y me hice escarcha. Sucumbí al milagro del horizonte y me impregné de melancolía. Enterré por siempre mis muñecos de plástico y perdí la magia. No dije nunca más las dulces palabras, las simples verdades, mis plegarias. Perdí mis risas, mi soledad franca, mi reflejo en los cristales.

Ahora soy tumba, pared que desangra al tiempo.


Gustavo Tisocco
De "Paisaje de adentro"

10 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

El despojo que llega con la adultez y con los cambios de la vida. Lo que no perdiste ni perderás nunca, Gustavo, es la magia de tu poesía.
Un abrazo grande
Maria Rosa Leon

26 de agosto de 2007, 19:18  
Blogger Peripecias de un Naufragio dijo...

creo yo que al perder la inocencia se pierde todo, ya nada queda...

Un encanto leerlo.

Saludos, Gus

27 de agosto de 2007, 02:19  
Anonymous sonia quevedo dijo...

Ay Gus; que profundo sentimiento, y que grandes tus palabras querido poeta.

Sonia

28 de agosto de 2007, 20:12  
Anonymous Anónimo dijo...

Excelente!! se me hace un nudo en la garganta.
Patricia GC

30 de agosto de 2007, 15:35  
Anonymous OLIMPIA BORDES dijo...

Gustavo....y si te digo que a pesar de todo irradias la pureza de un niño despojado de egoísmos y cabalgando la belleza de tu poesía?
La inocencia perdura en la añoranza, ahí está, bien dentro nuestro, aquel mundo donde todo es posible y nada es inverosímil. Persistamos en la inocencia para no caer y sobrevivir,,,, Te mando un duende...y un gran beso.
OLIMPIA BORDES

30 de agosto de 2007, 17:29  
Anonymous Anónimo dijo...

Nunca se pierde del todo la inocencia
tu poesía ,escalera que desciende
vuelve a ascender -como la vida
y como decía Juarroz.

Fuerte y llegadora
desde graciela

4 de septiembre de 2007, 12:33  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Y retornar sería la magia...
Gracias por sus bellos comentarios.
Un abrazo Gus.

6 de septiembre de 2007, 17:23  
Anonymous Anónimo dijo...

Gustavo

¡NO PIERDAS TU TALENTO!.Bellísimo.

Un abrazo. Molly Bic

13 de diciembre de 2007, 01:31  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Gracias Molly, un abrazo Gus.

20 de marzo de 2008, 13:07  
Anonymous Anónimo dijo...

¡Oh! Dulce y sensible poeta!

Por qué te allegas tanto a mi escarpada alma y la trastocas?

No tengo más palabras. Te admiro y siento. . . Victoria Asís

18 de marzo de 2009, 13:57  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal