sábado, 9 de febrero de 2008

Confieso mi tristeza...


Confieso mi tristeza
pues duele la sonrisa.

Niños desechos en los campos,
mujer desbastada,
hombre indigno.

Trigos sin pan,
aves sin vuelo,
esperma mudo.

Multiplicadas tumbas,
luto incesante,
cielo crespón.

Defiendo hoy mi dolor,
avergüenza la alegría.

Gustavo Tisocco
De “Paisaje de adentro”

25 Comentarios:

Blogger Evan dijo...

Me duele esa tristeza... tanto, tanto!!

UN beso, me encanta que estés de vuelta :)

9 de febrero de 2008, 12:45  
Blogger macedonianos dijo...

avergüenza la alegría, qué gran verdad, qué gran defensa, un gusto que estés de regreso, Gus,
Roxana

9 de febrero de 2008, 13:47  
Anonymous OLIMPIA dijo...

GUS:

Qué podemos hacer para que no nos duela la sonrisa? No lo sé, sólo abrazarnos al dolor y a la impotencia...
Siento tu misma verguenza
Un beso y un abrazo.
OLIMPIA BORDES

9 de febrero de 2008, 17:42  
Blogger RICARDO JUAN BENITEZ dijo...

Pobreza, falta de oportunidades, hambre... esas malas palabras. Bravo

9 de febrero de 2008, 19:06  
Anonymous Anónimo dijo...

Un verdadero alegato a la insensibilidad de los poderosos, un verdadero reconocer vergüenza ajena por culpas también ajenas y quizás, en parte nuestra.
Felicitaciones, Gustavo, como siempre, leerte es un gran placer.
Un cariño muy grande
María Rosa León

9 de febrero de 2008, 21:15  
Blogger Algaire dijo...

Buen poema aunque triste. Demasiado dolor por el mundo.
Un saludo

9 de febrero de 2008, 21:15  
Anonymous Anónimo dijo...

Un texto que denuncia asimetrías y carencias, proponiendo salir de la oscuridad del "ego" para trascender a un "nosotros" iluminado y solidario. Que así sea!
Felicitaciones Gus y un gran abrazo, Eli

9 de febrero de 2008, 23:31  
Anonymous Anónimo dijo...

Esos dos últimos versos me derribaron el corazón, Gustavo.
Un abrazo
Alicia Perrig

10 de febrero de 2008, 11:31  
Blogger Lilit dijo...

En la medida que no haya un cambio de consciencia algunos haremos dieta para bajar de peso mientras otros siguen muriendo de hambre!
Que loco mundo.
Bravo por la sensibilidad y por exponerla.
Besitos.

10 de febrero de 2008, 15:50  
Blogger Maria Cristina dijo...

que gran poema que hace realidad a nuestros tiempos, gracias Gus tu siempre inspirando

10 de febrero de 2008, 16:06  
Blogger More Baker dijo...

Me hago partícipe de tu dolor. El mundo es fuente inagotable de injusticias.
Que no pase inadvertido!

10 de febrero de 2008, 17:40  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Gracias amigos y amigas por su paso y comentarios.
Un abrazo Gus.

10 de febrero de 2008, 20:24  
Anonymous Anónimo dijo...

Hola Gus. Espero que hayas disfrutado tus vacaciones.
Ya se te extrañaba y es muy bueno volver a compartir tu poesía.
Confieso mi tristeza...la de muchos. Duele mi pan cuando un par de ojos niños descree de la vida.
Excelente poema que no deja de lado la belleza ante tanta crudeza que nos rodea. Una puerta más que valida a la denuncia.
Besos
Gaby Delgado

11 de febrero de 2008, 19:40  
Anonymous Anónimo dijo...

Que bueno, que las luces y los brillos y el andar y todo lo que vives no anestesia tu capacidad de sentir la injusticia y no permanecer indiferente ante ella. Hagamos entre todos un mundo mejor, aportando nuestro granito de arena. Besos.
Marcelo Crocce.

12 de febrero de 2008, 00:46  
Anonymous SANTOAMOR dijo...

Gus: es bueno volver a leerte.
Esos gritos que matan la mudes de nuestros corazónes, y no sabemos como borrar esas lágrimas que habitan tierras secas.
Pero podemos ser hacedores de milagros en nuestro rrededor donde también hay almas buscando una mano,un pan compartido.
convertir nuestro amor en acción hará que el circulo de dolor sea un poco menos chico.
tu poema es un llamado a la reflexión, pero solo es valedera esa reflexión si actuamos en consecuencia.
mi abrazo estimado amigo y hermano de letras.

SANTOAMOR

12 de febrero de 2008, 13:38  
Blogger Peripecias de un Naufragio dijo...

Y quién no se conmueve, esta vida cada ves duele más.
Un beso enorme, Gus.

Lidia

12 de febrero de 2008, 21:33  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Gracias Lidia, Marcelo, Gaby y Juan.
Un abrazo Gus.

13 de febrero de 2008, 10:43  
Blogger Avesdelcielo dijo...

Vergüenza y muchas veces impotencia, claro que nos debe doler la sonrisa. Por eso poeta, escribe, escribe, escribe . . .
Muy bueno, Gus.
MARITA RAGOZZA

14 de febrero de 2008, 21:55  
Blogger azpeitia dijo...

Tragedia de cada instante de cada segundo, un día la humanidad entera pagará por lo que hace....y sobre todo por lo que no hace y debiera....esto demuestra tus buenos sentimientos...un abrazo azpeitia

16 de febrero de 2008, 19:08  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Gracias Marita y azpeitia.
Un abrazo Gus.

24 de febrero de 2008, 19:02  
Anonymous Anónimo dijo...

Verguenza deberían tener los asesinos de la infancia, y de los sueños. Los poetas sólo desnudamos las mentiras.
Me da mucha bronca.
Un abrazo Gustavo. Víctor Hugo Tissera

5 de marzo de 2008, 23:44  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Gracias Victor.
Un abrazo Gus.

5 de marzo de 2008, 23:50  
Anonymous Nora Cóliva dijo...

Impresionante realidad maracada a fuego en la palabra, denuncia y dolor del poeta acrisolado en su compromiso.
Gracias Gustavo

20 de marzo de 2008, 12:31  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Gracias a ti Nora.
Un abrazo Gus.

20 de marzo de 2008, 12:38  
Anonymous Anónimo dijo...

Duele y mucho la alegrìa, que hermosa forma encontraste Gus de poner en palabras esa realidad. Como siempre, gracias por la palabra que desvela. Marcelo Crocce.

31 de marzo de 2008, 00:24  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal