domingo, 25 de enero de 2009

Maternidad



Maternidad

Ni cabellos negros,
ni rubios asoleados
o rojos rutilantes.
No habrá canciones de cuna
ni un hada madrina en el viejo cuento,
nunca promesas de navidad.
No habrá primera palabra,
ni primeros pasos,
ni despertares nocturnos.

Y hay en mí
úteros vacíos,
espermas nostálgicos
y alumbramientos abismales...

Gustavo Tisocco
Del libro “Sutil”
del cd "Intersecciones"

23 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

Querido Gustavo, no es necesario el alumbramiento, ni el arrorró, ni las primeras palabras ni las navidades para el amor que nace desde nuestro corazón. Creo que puede haber amor sin maternidad.La maternidad es solo un paso que puede obviarse para amar a un niño. De todos modos, admiro tu manera de decir en esos, tus poemas inolvidables.
Te mando un beso.
OLIMPIA BORDES

26 de enero de 2009, 15:33  
Blogger Maria Sanguesa dijo...

La tristeza de lo que se desea y no se cumple, el vacío de la ausencia de aquello que se soñó y que se escapa sin remedio... en ese preciso instante que será, ya para siempre, fugitivo. Tus poemas son muy buenos, es un gran placer literario leerlos. Un abrazo: María.

26 de enero de 2009, 20:31  
Blogger Romy dijo...

wao....durisimamente bello...nunca tan bien graficado ese instante vacio

26 de enero de 2009, 20:35  
Blogger azpeitia dijo...

Mi enhorabuena una vez más...un abrazo desde azpeitia

27 de enero de 2009, 16:01  
Anonymous Anónimo dijo...

Gus: No habrá todo lo que nombras, pero sí hay,un corazón enamorado de la vida, que dá a luz todos los días en una maternidad. Sigue amando Gus, viajando y escribiendo poemas tan sentidos, que permiten a nuestro interior, regocijarse.

Un abrazo. Molly

2 de febrero de 2009, 02:04  
Blogger Dina Bellrham dijo...

"Y hay en mi
úteros vacíos,
espermas nostálgicos
y alumbramientos abismales..."

Me imagino un esperma nostálgico, y es como una fotografía en escala de grises, con abrigo y jeans, viendo su cabeza no perdida...


DinaB

2 de febrero de 2009, 05:18  
Blogger juan borges dijo...

hola gustavo un abrazo grande, comentame si te puedo enviar mas poemas mios...

abrazo

juan borges

3 de febrero de 2009, 10:07  
Anonymous Anónimo dijo...

Gustavo: los anhelos no cumplidos son cargas para el alma. Imagino un útero vacío, en espera, con el tiempo que pasa inexorablemente. Tan triste como bello. Te abraza, Laura Beatriz Chiesa.

3 de febrero de 2009, 12:24  
Anonymous Anónimo dijo...

Gustavo: los anhelos no cumplidos son cargas para el alma. Imagino un útero vacío, en espera, con el tiempo que pasa inexorablemente. Tan triste como bello. Te abraza, Laura Beatriz Chiesa.

3 de febrero de 2009, 12:24  
Anonymous Anónimo dijo...

Gustavo: El dolor del que ha perdido un hijo, o el del que no pudo tenerlo, está claramente expresado en este poema, como un llanto sordo con los brazos vacíos que aún acunan la terrible ausencia.Besos Irene Marks

4 de febrero de 2009, 16:39  
Blogger Juan Carrizo dijo...

Tienes las retinas impregnadas de alumbramientos de
esa índole,por tu profesión,tienes la autoridad suficiente para jusgar procederes materno (me pareció un poema brillante por su estructura en si, acorde las imágenes poéticas...pero duro gélido según desde mi humilde perspectiva)

5 de febrero de 2009, 10:42  
Anonymous Anónimo dijo...

un poema no ausente ante la ausencia de un deseo profundo.
Un abrazo Gus
Patricia Corrales

5 de febrero de 2009, 12:13  
Blogger RAMMSES dijo...

Siempre hay una forma, siempre... visceral lo tuyo, en distintas temperaturas... hay algo para todos en tu poema.
Saludo.

8 de febrero de 2009, 13:33  
Blogger deliteraturayalgomas-2 dijo...

Gus, quizás por esa ausencia se iluminan tus palabras.
Va el abrazo de quien te admira
Betty Badaui

10 de febrero de 2009, 21:04  
Anonymous Anónimo dijo...

Fuerte tu poema, Gus, pero con unos versos bellísimos.

Un abrazo

Alicia Borgogno

11 de febrero de 2009, 11:53  
Blogger Natalia Molina dijo...

uy! entré desprevenida... me hiciste llorar con este poema...
abrazo

11 de febrero de 2009, 15:21  
Anonymous Anónimo dijo...

Me parece un poema muy sentido y que transmite esa ausencia de la que se habla, la ausencia está nombrada, se hace presente en el poema.
Un abrazo.
L.

17 de febrero de 2009, 16:37  
Anonymous Anónimo dijo...

Querido Gus, hermoso poema,es desgarrador pero siempre hay un luz enn nuestro camino
Un beso
marite

18 de febrero de 2009, 17:42  
Blogger Noctiluca dijo...

Gus, muy fuerte y contundente. Un abrazo,
Clara

2 de marzo de 2009, 01:26  
Anonymous Anónimo dijo...

¡Ay! Mi querido ¡Ay!
Lo abrazo
Alicia Perrig

12 de marzo de 2009, 23:28  
Anonymous Anónimo dijo...

lo que no llegó a ser realidad y fue tan anciado se vuelve cruel ironía , duele como la misma corona de espinas ,igual , adelante gus debemos seguir alguien nos aguarda

maria elena tolosa

22 de marzo de 2009, 18:38  
Anonymous Anónimo dijo...

cuando la vida nos niega ,algo que tanto anhelamos, debemos cerrar los ojos y seguir es lo único que nos queda ya que no logramos nada con reclamos y llanto
un abrazo enorme como tu orazón

maria elena tolosa

7 de abril de 2009, 19:40  
Anonymous Anónimo dijo...

David Antonio Sorbille dijo...
Tu poema tiene la fuerza que sólo reconoce a los grandes poetas. Inolvidable, Gustavo, tal como lo expresó nuestra querida Olimpia.

29 de septiembre de 2010, 23:08  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal