martes, 7 de julio de 2009

Mujer bañándose en un riachuelo (De una pintura de Van Rijn Rembrandt)



Todo lo que tienes es el río,
lo que te habita.

No importa la belleza
ni mis ojos espiando,
tímida eres como el agua –blanca-.

Mientras feliz
te esparces cual diadema
soy el perverso pez
que acaricia tu rodilla.


Gustavo Tisocco
Del libro "Pintapoemas"

4 Comentarios:

Blogger MARIA FABIANA CALDERARI dijo...

Y el poema que acaricia los sentidos... Hermoso.
Saludos cordiales.

8 de julio de 2009, 11:00  
Blogger Juan Carrizo dijo...

El poder de síntesis que tienes es admirable,y siempre pones mucha atención en la culminación del poema para que realmente llegue a ser un broche de oro (felices vacaciones Gus)

9 de julio de 2009, 17:45  
Blogger Marta R. Zabaleta dijo...

Gustavo: elegi al azar- por falta de tiempo- y me gusto mucho este poema tuyo.
Ademas, tremenda coincidencia (?), tiene de apoyo uno de mis cuadros predilectos, de cuando nos pintaban con mas 'piedad', diría.
Suerte en todo lo tuyo,y que goces de la exhuberancia de tus tareas.
Marta Zabaleta
Londres.

11 de diciembre de 2009, 15:24  
Anonymous Anónimo dijo...

David Antonio Sorbille dijo...
Una genialidad poética. Te felicito.

9 de septiembre de 2010, 16:05  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal