martes, 6 de octubre de 2009

Triste esqueleto


Vuelvo a recostarme con cadáveres
que no dicen nada
ni siquiera me nombran
.................. no me reconocen.

Vuelvo al entierro de soles
para sucumbir en la bruma,
en la copa de vino,
en caminos salvajes.

Vuelvo a este sin retorno
de brazos cansados,
al beso criminal,
a esta orfandad.

Vuelvo a destruir al triste esqueleto que encierro.


Gustavo Tisocco
De "Desde todos los costados"

10 Comentarios:

Blogger galáctica dijo...

Gustavo: en este poema hay muchas lecturas como las hay en casi todos los del libro "Desde todos los costados".Lo desgarrador de lo personal obra como un eje que se pone en marcha para llegar a un centro donde el yo lírico pasa a ser universal. En "este sin retorno" está la naturaleza de la poesía que abre puertas, descorre velos, hace sentir la inmensa "orfandad" del "entierro de soles". Y hay mucho más para decir. Besos Irene Marks

9 de octubre de 2009, 10:44  
Blogger Juan Carrizo dijo...

Depresiva soledad que embarga los sentidos y echa raices en los huesos,"los muertos vivientes" son los que rodean al ser huerfáno de comprención y amor ¿que pueden darme aquellos que no tienen nada edificante y significativo para decir? solo mas de lo mismo. (eso me sugiere tu poema Gus una soledad conspicua)

9 de octubre de 2009, 12:15  
Blogger Nerina Thomas dijo...

Con el corazón abierto, así está escrita tu poesía. Y gracias a Dios aún con vida, como que trasmutó el poeta la circunstancia.
Gracias maestro de la palabra.Siempre desnuda.

11 de octubre de 2009, 01:17  
Anonymous Anónimo dijo...

Tu voz, Gustavo, trasciende esas muertes corporales y se hace eco de eternidad en cada sencilla palabra.
¡Gracias por proyectar y compaRTIR ESTOS SUEÑOS CON NOSOTROS.
Un beso grande con todo mi afecto y admiración
María Rosa León

15 de octubre de 2009, 08:23  
Anonymous Anónimo dijo...

Gustavo,

me encanto tu poema!

bien muy bien!

besos
Marta Pimentel

16 de octubre de 2009, 16:35  
Anonymous Anónimo dijo...

Muy fuerte este poema.
Tanta soledad, casi lastima.
Un abrazo, Gus

Alicia borgogno

21 de octubre de 2009, 13:48  
Anonymous Anónimo dijo...

En tu poema nos entregás el meollo de tu soledad y la indeclinable verdad de tus sueños, sin velos, sin penumbras, desde la esclarecedora condición de poeta. Te admiro y te quiero Gustavo. Alda

23 de octubre de 2009, 11:48  
Blogger Ana Muela Sopeña dijo...

Un poema con muchas lecturas, Gustavo. Esa orfandad que está en los silencios y en los encuentros donde el alma ya se ha ido o nunca estuvo presente.

Un poema profundo, bello, desgarrador, para meditar sobre nuestra condición humana.

Un placer de lectura intimista, introspectiva, necesaria y urgente.

Un abrazo
Ana

29 de noviembre de 2009, 21:53  
Anonymous Anónimo dijo...

gus, aveces los que estan anuestro ladoya no viven y nos hacen sentir su muerte , el centro del poema es la dolorosa soledad que tanto nos nos persigue

un abrazo

maria elena tolosa

22 de marzo de 2010, 01:05  
Anonymous Anónimo dijo...

David Antonio Sorbille dijo...
Un poema lascerante, pleno, tan auténtico como un paisaje que nos deslumbra de soledad.

25 de marzo de 2010, 23:53  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal