viernes, 26 de octubre de 2007

Huesos grises


Te abrigas en mi cuerpo flaco.
Dejas en mi estirpe tus lamentos,
nostalgias y temores.

Aspiras mis anhelos, mis conquistas,
dueño de terrazas y olvidos,
infame dejas tus desgarros en mi alma.

Bebes mi sangre, mi cáliz deglutes,
quieres lo que tengo, lo que nunca llega
y te cobijas desamparado en mis vertientes.

No te ofrezco nada, todo lo tomas,
aunque estoy muriendo quieres los balcones
de mis huesos grises.


Gustavo Tisocco
De “Entre soles y sombras”
Del Cd “Huellas”

16 Comentarios:

Blogger Maria Rosa dijo...

Un bello canto de amor, de entrega, de aceptación total... Y con el vuelo poético que es proverbial en vos, Gustavo. ¿Hace falta que te repita que leerte me reconcilia con la vida?
Un cariño muy grande
María Rosa León

26 de octubre de 2007, 16:46  
Blogger Consuelo Labrado dijo...

Una forma muy especial de describir a alguien egoista hasta la médula y a la que tú amas aunque no quieras. Un abrazo

26 de octubre de 2007, 17:15  
Anonymous OLIMPIA BORDES dijo...

Un hermoso reproche enamorado y poético...... Bello como todos tus poemas Gustavo.
Un beso OLIMPIA BORDES

26 de octubre de 2007, 17:30  
Blogger Lilit dijo...

Insaciable!
Como tu poema que no le alcanza con devorar, roe entre las sobras de los recuerdos.
Me gustó mucho!
Un beso.

26 de octubre de 2007, 18:02  
Blogger RAMMSES dijo...

Cuando uno ama de verdad la entrega es total... hasta con al vida misma. De eso se trata.
Un abrazo!!!

26 de octubre de 2007, 19:53  
Anonymous Anónimo dijo...

Gustavo: Este poema es como asomarse al filo de tus huesos grises y mirar, de lejos, desde lo alto, la avaricia de dones.

El verdadero amor todo lo dá. Todo lo comparte.

Excelente poema, especialmente el cierre.

MI ABRAZO

Andrea

26 de octubre de 2007, 20:48  
Blogger IGNACIO dijo...

Si no ofreces nada y todo lo toma, es porque tu eres pura entrega, no podría ser de otra forma.
Un abrazo amigo, y gracias por dejar las huellas en mi casa para poder seguirte.

27 de octubre de 2007, 09:48  
Blogger MARAIA BLACKE dijo...

Hola Gustavo, este reclamo que entiendo -al menos así lo siento- diriges hacia algo más tirano que el ser amante/amado..., este bello reproche que le dedicas al Tiempo y, a su marcha lenta y costante...es maravilloso.

Te saludo!

27 de octubre de 2007, 16:09  
Blogger ©Claudia Isabel dijo...

nos va devorando bocado a bocado...Un placer!!!
Besos Gus.

27 de octubre de 2007, 19:16  
Blogger cieloazzul dijo...

Wow!
que manera más linda de un reclamo...
me encantó.
besito..

28 de octubre de 2007, 00:20  
Blogger Martha (Mish) dijo...

Que bonito! me gusta tu estilo...felicidades! :)
saludos!

28 de octubre de 2007, 01:59  
Blogger Peripecias de un Naufragio dijo...

Sí, que el amor tome lo que quiera, que se lleve lo que se quiera llevar, y que maté todo cuando lo quiera matar, sí, que todo duré lo que tenga que durar.

Sabes, Gus, los últimos tres versos, me matan. Una delicia.

Un abrazo, un beso,

28 de octubre de 2007, 04:21  
Blogger fgiucich dijo...

Un poema que sale de la más profunda inspiración. Muy bueno. Abrazos.

29 de octubre de 2007, 08:11  
Blogger Yan Duimich. dijo...

A veces temo que el amor se alimente de la muerte...bellísimo Gustavo.
Mi saludo.

29 de octubre de 2007, 16:05  
Blogger Ana R dijo...

La generosidad de la entrega no tiene medida...ni color.

Un abrazo

29 de octubre de 2007, 17:21  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Gracias a cada uno de ustedes por pasar, por comentar y compartir así conmigo un poco de su tiempo.
Un abrazo Gus.

31 de octubre de 2007, 16:04  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal