viernes, 19 de octubre de 2007

Pañuelos blancos


De tus ojos vendados
y la boca muda,
de la rabia en tu pecho,
del absurdo desdén,
de tu piel herida
y el útero temeroso
brotaron pañuelos blancos
como gritos,
lágrimas, bronca,
que hoy son árboles
en la valiente plaza.


Gustavo tisocco
De "paisaje de adentro"
Del Cd "Intersecciones"

24 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

Gus:

Preciosos versos, llenos de sentimiento.
Valiente plaza, y tremenda y terrible. De la que saltan gritos de dolor, quejidos en el aire y en los árboles y llantos incontenidos de las madres, de los niños y los hombres de Argentina y de todo el Planeta Ensegrentado de odios y de dictaduras, todas crueles, todas infernales.
Gus un abrazo,
Camilo

19 de octubre de 2007, 12:32  
Blogger Maria Rosa dijo...

Bello y sentido homenaje, Gustavo y con valientes palabras para esa realidad que nos llena de dolor y de vergüenza.
Un cariño muy grande
María Rosa León

19 de octubre de 2007, 13:11  
Blogger Vero dijo...

Me gusta leer poemas comprometidos, este tiene mucho de ello, gracias por compartirlo Gus. Te felicito por tus blog, vengo siempre a leerte y aprendo mucho. Un abrazo grande desde Villa María, Córdoba.

19 de octubre de 2007, 16:00  
Anonymous Graciela licciardi dijo...

Querido Gustavo
Tu poesía, siempre tan conmovedora y emotiva, me conmueve, me identifica y sobre todo me causa un placer estético e interno, aunque se trate de algo triste, que en definitiva es parte de la vida
Un cariño muy grande y sabé que te quiero y valoro mucho por todo lo que hacés para vos y tus colegas entre las que me incluyo.
Graciela

19 de octubre de 2007, 16:11  
Blogger Clara del carmen dijo...

Tu expresión poètica refleja igual que las fotografía toda la impotencia ante el dolor que todas las madres del mundo sufren ante la violencia y la destrucción, excelente manera de demoswtrar al mundo que las armas de la palabra también laceran los recuerdos, las conciencias; y sirven para romper el silencio. Gracias por compartirnos tu obra. Clara del Carmen Guillèn

19 de octubre de 2007, 16:11  
Blogger Analía dijo...

Un profundo y conmovedor recuerdo, Gustavo. Gracias por este poema.
Un cariño.
Analía

19 de octubre de 2007, 16:40  
Anonymous Alicia Perrig dijo...

Gracias, Gustavo, por su permanente compromiso.

19 de octubre de 2007, 21:25  
Blogger Sandra Garrido dijo...

Estremecedor poema, desconozco a qué plaza se lo dedicas, pero por el contenido del poema, algo sucedió, algo que ha transcendido en los años y en la historia.

UN abrazo
Sandra

20 de octubre de 2007, 05:31  
Anonymous Ático dijo...

Además de un poema bien montado, has elaborado un emotivo recuerdo.

20 de octubre de 2007, 12:29  
Anonymous Anónimo dijo...

Gus, tu poema recoge en pocas palabras todo el dolor que aún no enjugan los pañuelos blancos.

Gran poema… inmenso.

FELIZ DÍA A TODAS LAS MADRES DE TU BLOG.

Abrazos.

Andrea

20 de octubre de 2007, 23:13  
Blogger Hannibal dijo...

A don Gustavo, que bien que escribes, me haces pensar y mucho.

un abrazo
hannibal

21 de octubre de 2007, 06:23  
Blogger ÉCLIDES dijo...

Hola Gustavo, verdad que con tus versos no dejas que muera el dolor de aquellas madres que reunían en la Plaza de Mayo, espero que todos los fratricidas hayan sido castigados.

Visítame, ya que respeto mucho tu experiencia y opiniones...
y con respeto a los grandes maestros
atreví a proclamar un nuevo camino para la poesía: poesía estancial
o poesía del absurdo, y yo sé que tu estás en los círculos intelectuales de tu país. Ya puse la primera piedra que me la tiren de regreso, o que se empiece a formar con ello la base de una nueva fortaleza.

Un fuerte abrazo

21 de octubre de 2007, 08:17  
Blogger ©Claudia Isabel dijo...

Un poema profundo cuyo tema nos duele a todos en las entrañas...Encantada de leerte.
Besos.

21 de octubre de 2007, 11:36  
Anonymous daniel chirom dijo...

certero poema
un abrazo

21 de octubre de 2007, 20:20  
Blogger juan borges dijo...

todo el respeto para las madres en un mundo que ofrece muy poco para respetar

22 de octubre de 2007, 07:26  
Blogger fgiucich dijo...

Madres que cambiaron el velo hipócrita por el pañuelo blanco de la esperanza. Abrazos.

22 de octubre de 2007, 21:21  
Blogger txanba dijo...

a ver cuando comparto un poema que les hice a las madres de plaza de mayo.

un sentido y solidario abrazo.

23 de octubre de 2007, 06:20  
Blogger Peripecias de un Naufragio dijo...

Hola, Gus.
Sabes, aun y sin saber a ciencia cierta a que plaza te referías (por que ahora sé a que plaza vos te refieres) el texto me gustaba.

La metáfora me agradaba en sí, la plaza, los árboles, el útero temeroso, etc.

Un abrazo, Gus.

Lid

23 de octubre de 2007, 20:25  
Blogger RICARDO JUAN BENITEZ dijo...

Realmente no se como lo haces. Todo, absolutamente todo cierra de manera espectacular. De la tortura y el miedo, de la parición clandestina y el apropiamiento a la lucha pacífica, esa imagen de la plaza llena de pañuelos, muchos pañuelos blancos. ¡Bravo!

27 de octubre de 2007, 11:47  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Gracias por leer y comentar amigos y que la memoria nunca se apague.
Un abrazo Gus.

31 de octubre de 2007, 16:06  
Anonymous Anónimo dijo...

Gustavo

Navego la inmensidad de tu vocablo y enhebro un profundo viaje con palabras. Gracias. Molly Bic

14 de diciembre de 2007, 16:57  
Blogger diana poblet dijo...

Sabés lo que pienso sobre la poesía social, género difícil adonde hay que ser claro sin olvidar la estética. Así, tal como lo has plasmado aquí, bello y claro.
abrazo,
d.

14 de diciembre de 2007, 21:10  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Gracias Molly y Diana.
Un abrazo Gus.

15 de diciembre de 2007, 00:48  
Anonymous Anónimo dijo...

Gustavo: Jamás serás suficientes los gritos de los poetas, por tantas muertes inocentes.
Víctor Hugo Tissera

1 de abril de 2008, 18:10  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal