domingo, 28 de octubre de 2007

Infancia lejana


Mi madre pregonaba que en la siesta
habitaban los duendes, que del cielo rojo
de la tarde no esperemos agua,
que si comías sandía y te bañabas morías,
que el viejo de la bolsa no era el de navidad,
que el amor no elegía hogares.

Con mis hermanos fuimos tribus,
malabaristas, despistados brujos,
la princesa era mi hermana y el dragón a veces fui yo.
Sabíamos del ratón que coleccionaba dientes
y al pisar los charcos llegábamos a la luna.

Mi Padre me regaló su rostro de niño,
su infinita tristeza, su abrazo.
Condenado a huérfano construyó torres,
fue mártir, héroe de corazón íntegro,
pan fresco para nuestras bocas.

Desafiando olvidos llegó la noche.
Hoy la luna es inalcanzable.
Tengo todavía el rostro ajeno,
agrietado de melancolías.
Mi corazón decapitado no supo de amor
y quedé inconcluso. Solo respiro.

Allá en mi pueblo habita la infancia,
aquí, lastima el tiempo.


Gustavo Tisocco
De "Paisaje de adentro"
Del Cd "Huellas"




28 Comentarios:

Blogger Lilit dijo...

Pegas duro donde duele.
Una bofetada que alborota fantasmas.
Desolador.
Un besito.

28 de octubre de 2007, 11:30  
Blogger ©Claudia Isabel dijo...

Querido amigo poeta, todo lo que expresás me identifica, será que los mismos fantasmas nos rodean...
las mismas caras, los mismos miedos de la infancia...las mismas vivencias.
Gracias por recordarme. Los recuerdos aveces se escapan...Te mando un beso y un abrazo.

28 de octubre de 2007, 14:08  
Blogger Maria Rosa dijo...

La historia vuelve a repetirse y volvés a hacernos revivir infancias lejanas y duendes de otras horas.
Mil gracias por tu blog y por tu poesía.
Un cariño grande
María Rosa León

28 de octubre de 2007, 19:17  
Blogger Principito dijo...

¡Saludos!

Nos afanamos tanto en crecer que olvidamos los pequeños regaalos de nuestra infancia, nos afanamos tanto en vivir que olvidamos sacar nuestros sentimeintos y al final nos afanamos tanto en consiguir objetivos que olvidamos quienes somos, que bueno saberte lleno de recuerdos y ragalos que no olvidas...

Abrazos,

Principito
Desde mi principado para el Mundo

28 de octubre de 2007, 21:25  
Blogger Carlos dijo...

Por lo que cuentas, tu madre era sabia (como todas las madres) y tu padre un ser noble, desde ambas virtudes es posible cualquier regreso.

La luna, a pesar de todo, sigue estando cerca, solo hay que esforzarse en el salto.

Un abrazo.

28 de octubre de 2007, 21:55  
Blogger Arya dijo...

Ahí..
guardan los recuerdos.

28 de octubre de 2007, 23:28  
Blogger fgiucich dijo...

Aquella infancia que mantiene, indeleble, sus trazos más brillanes en los caminos del recuerdo. Abrazos.

29 de octubre de 2007, 08:13  
Blogger Gerardo Omaña dijo...

"Mi corazón decapitado no supo de amor y qudé inconcluso. Solo respiro.
Allá en mi pueblo habita la infancia, aquí, lastima el tiempo."

Me conmovió.

Un gran abrazo para tu alma.

29 de octubre de 2007, 10:02  
Blogger Evan dijo...

La niñez, que no está lejos, sigue habitando en nosostros con sus recuerdos... me dió nostalgia lo de la hora de la siesta... aquí nos agarraba la "solapa" si no dormiamos...

Un beso Gus

29 de octubre de 2007, 12:32  
Blogger Peripecias de un Naufragio dijo...

ahh esas reminiscencias de la infancia como duelen, casi siempre llegan de improviso y nos laceran el alma.

Gus, este es un poema muy emotivo, remueve muchas fibras. En lo particular me encantó esto:
“ Tengo todavía el rostro ajeno,
agrietado de melancolías.
Mi corazón decapitado no supo de amor
y quedé inconcluso. Solo respiro”
Cuando llego aquí me quiebro.

Un saludo Gus.

29 de octubre de 2007, 15:52  
Blogger txanba dijo...

siempre es un placer leerte. me quedo donde habita la infancia, y me alejo sigiloso de donde lastima el tiempo.


un abrazo.

29 de octubre de 2007, 15:53  
Blogger Ana R dijo...

Un paisaje que no ha perdido su memoria.No hay esa entrañabilidad que alivia.Sino una nostalgia lacerada...

Me gustó mucho, leerte.Una vez más.

Saludos

29 de octubre de 2007, 17:18  
Anonymous Alicia Perrig dijo...

Es un gozo leer su poesía Gustavo, un verdadero gozo además, esa capacidad de encontrar siempre la ilustración adecuada me conmueve. Gracias por su generosidad, por su pasión, por su capacidad de trabajo, por sus ganas, por su compromiso de verdadero artista.

29 de octubre de 2007, 21:04  
Blogger Catalina Zentner dijo...

Toda tu poesía es hermosa, pero este poema, especialmente, me produce una ternura y añoranza imposible de describir.
Un abrazo,
Catalinavndfhx

30 de octubre de 2007, 05:04  
Blogger MARAIA BLACKE dijo...

"...Mi corazon decapitado no supo de amor y quede inconcluso. Solo respiro..."

Cuanta vida y cuanta angustia resumida en una frase.

Muy bello, te abrazo.

30 de octubre de 2007, 16:44  
Blogger lanobil, dijo...

Precioso poema de nostalgias y presentes rotos, seguro que remontaras escollos y verás el futuro con la misma dulzura con que recuerdas el pasado. Un saludo y espero que puedas visitarme.

31 de octubre de 2007, 13:51  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Muchas gracias amigos por pasar por aquí y dejar sus comentarios tan impoportantes para mí.
Un abrazo enorme a todos Gus...

31 de octubre de 2007, 16:03  
Blogger Cromatica dijo...

Bellisimo Gustavo, leyendo las impresiones de tu infancia, tambien repase las mias.

Un gran abrazo

2 de noviembre de 2007, 01:02  
Anonymous Anónimo dijo...

Querido Gus te felicito desde este poema la maravilla de tu blog, tu canto al cielo de poesias que brotan de tu alma.
muy buenos poemas myrt

5 de noviembre de 2007, 11:30  
Blogger RICARDO JUAN BENITEZ dijo...

Hermoso y nost�lgico. Con ese sabor agridulce de las tardecitas de pueblo. Las escapadas a la hora de la siesta. A pescar renacuajos. A hurtadillas, rescatando al pelota de los dientes del feroz cancerbero de la huerta del vecino. Cu�ndo, para llegar al cielo, lo �nico que hab�a que hacer era ir a los saltos detr�s de una piedrita. �Piedra libre, Gus, para mi y para todos mis compa�eros!

5 de noviembre de 2007, 12:29  
Anonymous Mirta Liliana Urdiroz dijo...

Gus: este paseo por la infancia, conmueve, y devuelve el ayer...
Un beso, Mirta Urdiroz

5 de noviembre de 2007, 13:37  
Blogger Dejistani Elisa dijo...

Caro Gus, Gracias por tu cálido recibimiento, siempre unido
al generoso gesto que tienes para "tus poetas
contemporáneos", logrando con ello una coherencia
armónica entre tu obra y tu persona.
Siempre creí en los poetas que escriben "desde adentro"
- son los que proyectan y convocan y se brindan, porque
no ignoran que los pares se reencuentran en algún vértice
del silencio, en esa otredad ,que nos confirma de alguna
manera, cruzando la intemperie, escarbando en los acordes
de algún dolor callado; pero sin traicionar su origen.
Es por eso que tu poesía conmueve.
Gracias otra vez
Un abrazo como si te conociera desde siempre
Bettina

5 de noviembre de 2007, 18:24  
Blogger LIDIA CRISTINA dijo...

QUE MANERA RICA DE VIVIR!!!
SIN PREJUICIOS! CON LA INOCENTE
Y DESPISDADA HUÌDA DE LA VIDA DEJÀNDOTE EN EL RECUERDO DE UNA INFANCIA QUE ESTÀ ETERNA EN TUS POEMAS!!

RECUERDO BELLO!!

LIDIA CARRIZO

8 de noviembre de 2007, 15:23  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Gracias amigos por pasar y dejar sus huellas.
Un abrazo Gus.

15 de noviembre de 2007, 14:59  
Anonymous Anónimo dijo...

querido gus, vaya manera de trasnportar, de provocar que uno se encuentre en lo que escribes, de tocar, hermoso, hermoso, desde la primera hasta la ultima linea, poesía que hace y se rehace
abrazos..itzela

21 de noviembre de 2007, 18:33  
Anonymous pallamarino dijo...

gus, la belleza de los recuerdos de la infancia conmueven el corazón de cualquier lector.
cariños

24 de noviembre de 2007, 17:28  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Gracias Moni, Daniel e Itzela.
Un abrazo Gus.

2 de diciembre de 2007, 19:55  
Blogger Natalia Molina dijo...

Hola Gustavo!, soy admiradora de tu poesía, me encantaría mandarte por adjunto un micro radial que hicimos con un amigo con un poema tuyo.
te dejo mi correo para que te comuniques flordelasierra@gmail.com
Un abrazo

4 de mayo de 2008, 23:18  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal