viernes, 2 de noviembre de 2007

Quedaste dormida...


Quedaste dormida en tu bosque
con una constelación de astros aferrándote,
tus manos, raíces de impetuosos álamos elevados,
la escarcha, tu risa que sutil retorna,
y la tierra tu aposento.

Quedaste dormida en tu bosque
............... y te descubres paisaje pleno...



Gustavo Tisocco
De "Entre soles y sombras"

15 Comentarios:

Blogger María Rosa León dijo...

Cada día me sorprendo y me deleito con tu poesía, Gus.
¿Qué más puedo decirte una y otra vez, que ¡GRACIAS!?

2 de noviembre de 2007 a las 13:51  
Blogger ...flor deshilvanada dijo...

...debe ser la mejor manera de morir. ¿No?

Un beso Gus!

2 de noviembre de 2007 a las 16:31  
Blogger Ignacio dijo...

La tierra la recoge sabía, y divina en su lecho de muerte, mientras los astros conjuran la suerte de la vida.

Un abrazo amigo.

2 de noviembre de 2007 a las 19:56  
Blogger Lidia Gaytán dijo...

Hasta la muerte la haces ver bonita, que se goza, que no se duele, que bonito…

Saludos Gus.

2 de noviembre de 2007 a las 21:52  
Blogger Félix Lobos dijo...

Buena la foto... bueno el escrito, en el fin nos acoplamos al paisaje, y a la nada. Saludos.


Salud... nos leemos.

3 de noviembre de 2007 a las 00:07  
Blogger Mish dijo...

Triste pero muy bonito...
felicidades..!!!
saluditos!

3 de noviembre de 2007 a las 01:08  
Blogger Sandra Garrido dijo...

Gus, normalmente me dejas sin palabras y es que tu poesía es para degutsarla en silencio.

Un abrazo

3 de noviembre de 2007 a las 14:06  
Blogger MARAIA BLACKE dijo...

Gustavo:
Desde cada pequeña muerte, volvemos renovados, bellos y con la suficiente "distancia" para apreciarnos en el pleno del paisaje. Así es bello morir...

Te dejo un abrazo

4 de noviembre de 2007 a las 00:14  
Blogger Unknown dijo...

"Quedaste dormida en tu bosque
y te descubres paisaje pleno..."

Tiene algo del Serrat de "Meditérraneo":

En la ladera de un monte,
más alto que el horizonte.
Quiero tener buena vista.

Mi cuerpo será camino,
le daré verde a los pinos
y amarillo a la genista...

Así si vale, morir pero ser parte del Cosmos en un continúo retorno. Gracias.

5 de noviembre de 2007 a las 12:23  
Anonymous Anónimo dijo...

Gus:
hacer de cualqueir tipo de muerte,una poesía, es ser un gran poeta!!!
Mirta Urdiroz

5 de noviembre de 2007 a las 13:32  
Anonymous Anónimo dijo...

Lo que cargamos y nos llevamos, Ah!
la transición en este poema, proyecta del otro lado, la paz y auntoconocimiento o quizás....una nueva vida más allá.

siempre, siempre es un placer leerte, aprendo de ti.

besos

ANA

5 de noviembre de 2007 a las 20:18  
Blogger OnTarget dijo...

muy bueno, che! yo también una vez le escribí un poema a una bella durmiente del bosque... bonitas imágenes que se graban en la mente.

8 de noviembre de 2007 a las 11:45  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Gracias mis queridos poetas/amigos.
Un abrazo Gus.

15 de noviembre de 2007 a las 14:52  
Anonymous Anónimo dijo...

Siempre te repito lo mismo...no sé por qué sigo comentándote amigo mío!!! Si sos genial !!! Creo que jamás leí un poema tuyo que me cayera fatal o más o menos , y mirá que ya hace años y años que nos conocemos y nos leemos!!!
Te quiero, te felicito y te abrazo desde Montevideo, Uruguay
Ana Buquet

21 de noviembre de 2007 a las 02:09  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Gracias Anita!!!
Un beso Gus.

28 de noviembre de 2007 a las 14:13  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal