martes, 30 de octubre de 2007

Apilado tu nombre...


..........Al soldado de Malvinas
.......... al pie de su monumento...


Apilado tu nombre
entre dorados nombres apilados.

No puedo contar el dolor,
no puedo contar las lágrimas.

Tu reluciente lugar
de soldado muerto
no parece tesoro,
es el mismo infierno.


..........Al soldat de Malvines
.......... al peu del seu monument...

Apilat el teu nom
enmig de daurats noms apilats.

No puc comptar el dolor,
no puc comptar les llàgrimes.

El teu relluent lloc
de soldat mort

no sembla cap tresor,
és l'infern mateix.


Gustavo Tisocco
De “Paisaje de adentro”
Del Cd “Intersecciones”
Traducción al catalán Pere Bessó

62 Comentarios:

Blogger Maria Rosa dijo...

Bellísimo homenaje a nuestros chicos de la guerra, Gus. Me emocionó tanto como la primera vez que vi sus nombres en Plaza San Martín.
Un carño muy grande
María Rosa León

30 de octubre de 2007, 15:05  
Blogger Evan dijo...

Vos sabés que creo que si tuviera la posibilidad, no sé si conocería ese lugar... me da mucho dolor.

Un beso Gus!

30 de octubre de 2007, 20:15  
Blogger ©Claudia Isabel dijo...

no se pueden contar las lágrimas, son muchas...todavía recuerdo el día que pasaron por cadena nacional las noticias de la guerra, y también la imagen terrible de la entrega de armas, la rendición. Creo que en ese momento tomamos verdadera conciencia de la locura...que pena!!!
siempre es bueno recordar y mirar para dentro. Besos Gus.

31 de octubre de 2007, 21:26  
Blogger Arya dijo...

un salud..
a los buenos guerreros.

Gracias por pasar.

1 de noviembre de 2007, 00:22  
Blogger Miguel de Edeta dijo...

Estuve por aquí, tendré que verlos todos... Me gustaron tus poemas. Nos leemos. Un saludo.

1 de noviembre de 2007, 02:38  
Blogger UMA dijo...

Apilados...
Mucho dolor, mucho dolor interminable.
Vengo a conocer tus lugares.
Un abrazo

1 de noviembre de 2007, 07:54  
Blogger Peripecias de un Naufragio dijo...

Duele el texto
Claro que no se puede contar el dolor, claro que no las lágrimas...


Un abrazo Gus.

1 de noviembre de 2007, 21:56  
Blogger fgiucich dijo...

Esos muertos apilados por la soberbia de algunos. Abrazos.

2 de noviembre de 2007, 07:19  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Gracias, este poema para mí es especial, gracias por pasar.
Un abrazo Gus.

15 de noviembre de 2007, 14:55  
Anonymous Anónimo dijo...

Deuda impagable que se tiene con aquellos soldados-niños.Infierno que pasaron en las islas, infierno que siguieron pasando a su regreso.
Gracias, Gus, por recordar.
MARITA RAGOZZA

26 de noviembre de 2007, 14:37  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Gracias Marita!!!
Un beso Gus.

28 de noviembre de 2007, 14:14  
Blogger Dejistani Elisa dijo...

Después de la pérdida gratuita, injusta, de tantas vidas que comenzaban a proyectarse, arrancadas del mundo con una crueldad sin límites! Me pregunto si hemos aprendido algo del resultado o tal vez - como suele ocurrir en estos casos - sea más conveniente generalizar, alegando que las "guerras y la violencia" obedecen a una rémora atávica, por lo tanto son recurrentes a lo largo de la historia de la humanidad. Como si con ello se pudieran olvidar y justificar todos los crímenes, desapariciones y derramamientos de sangre.
Te felicito Gus por tu buen poema
Un abrazo, Eli

13 de diciembre de 2007, 11:09  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Gracias Eli...
Un beso Gus.

13 de diciembre de 2007, 11:17  
Blogger Versos complicados dijo...

Gus, bien sabes soy venezolana y vivo en mi país. Pero, mi ser no tiene fronteras e igual me duele y cuento lágrimas de soldados muertos.


Besos,
Migdalia

2 de abril de 2008, 20:22  
Anonymous Anónimo dijo...

Hola Gus. Estos héroes tan olvidados, tan "de entrecasa", necesitan de la palabra de todos los poetas para hablar desde sus propias almas.
Realmente bello
Gaby

2 de abril de 2008, 20:27  
Blogger Elisabet Cincotta dijo...

Un excelente poema-homenaje para nuestros chicos de Malvinas. Día de recuerdos por los que no están y los que están, por su dolor y el nuestro que los acompaña.
Abrazos
Elisabet

2 de abril de 2008, 20:37  
Anonymous Anónimo dijo...

GUS:

¡En pocas palabras, dices tanto!.

FELICITACIONES.Un abrazo. Molly

2 de abril de 2008, 20:47  
Blogger Jose Manuel dijo...

No sé si deba contar esto aquí, pero lo haré, Gus, como homenaje a tus versos y a estos niños caídos. Aquel año atendía a un curso de Ciencias Políticas en la universidad; el mismo era dictado por un profesor cuyos hijos habían nacido en Londres. Él había trabajado en la Embajada de los E.U. allí. Y recuerdo una noche en que sostuvimos una discusión muy fuerte, muy emocional, respecto a la Guerra de las Malvinas. El resto de los estudiantes se quedó en silencio. Yo le discutí de pie. Finalmente me dijo que no sabía por qué yo "defendía tanto a la Argentina" y le respondí que lo hacía por todo cuanto le había dicho, pero que si ninguna de esas razones fuera válida, me quedaba una que era superior: porque soy latinoamericano y esa sangre es mi sangre.
Luego, los compañeros de estudios me decían que aquel profesor me "colgaría" a fin de curso. No fue así; no tan sólo respetó mi dignidad sino que fui el mejor promedio académico de su curso.

José Manuel Solá
[Puerto Rico]

2 de abril de 2008, 20:49  
Blogger ©Claudia Isabel dijo...

La memoria es lo único que nos queda junto con el dolor...
Un abrazo

2 de abril de 2008, 20:50  
Anonymous Anónimo dijo...

Escalofriante, te diría paralizante el monumento a los "caídos en Malvinas"

Gracias por tu recuerdo.
Muy bello tu homenaje.

Un abrazo, Gustavo

Alicia Borgogno

2 de abril de 2008, 20:52  
Anonymous Marta Goldín dijo...

Un homenaje muy digno, síntesis y dolor en el poema - Un abrazo-Martha Goldin

2 de abril de 2008, 20:53  
Anonymous Anónimo dijo...

Nunca será en vano tanta sangre derramada, porque cada gota de esa sangre es una bandera argentina que permanece eterna en las islas, y ellos, nuestros hermanos caídos, los custodios soberanos de ese pedazo de patria usurpada.
Víctor Hugo Tissera

2 de abril de 2008, 21:05  
Anonymous Anónimo dijo...

Que no se apilen esos nombres en la memoria, que no se archiven en los cajones del olvido. Que cada palabra resucite la sangre argentina vertida con sopresa sobre esta bendita bandera que pareciera acogernos, aunque entonces y cada tanto nos aleja.
Mi sentido homenaje a mis compañeros de escuela, hijos de Bella Vista, Corrientes, caídos
por defender lo indefendible y con la ingenuidad de los humildes de espíritu.
Mónica Griolio

2 de abril de 2008, 21:16  
Anonymous Anónimo dijo...

No se podrán contar, Gustavo, claro que no, ni se podrán dejar de derramar. Hoy estuve triste, no sé por qué, durante todo el día recordé aquella mañana en que nos despertamos con la noticia de esta locura, de esta barbarie, de esta imbecilidad. Gracias por su compromiso, gracias por estar siempre, en todo.
Alicia Perrig

2 de abril de 2008, 21:35  
Anonymous Anónimo dijo...

Te quedo precioso Gus, un besote, Ana C.

2 de abril de 2008, 21:51  
Anonymous Anónimo dijo...

Hermoso homenaje a los "chicos inexpertos" que fueron, a los "jóvenes mártires" que abonaron con su sangre el territorio irredento y a los "hombres maduros" que volvieron y tuvieron que entrar a la historia por la puerta de servicio porque les negaron la puerta grande que se merecian.
Gracias por acordarte de ellos GUS. Beso de ALICORA.

2 de abril de 2008, 22:03  
Anonymous Anónimo dijo...

Breve y conmovedor.
Un abrazo Boris Gold

2 de abril de 2008, 22:10  
Anonymous Anónimo dijo...

...el reluciente lugar de soldado muerto... es la frase que ilumina el dolor para que lo sigamos recordando.
Gracias Gustavo por conservarnos en la memoria a aquellos que perecieron, enviados por gente indeseable al que le importaban muy poco sus vidas!!!!
UN beso grande
Graciela Licciardi

2 de abril de 2008, 22:43  
Anonymous mirta dijo...

Gus hermoso tu homenaje.Como dolio, duele y dolera siempre toda la sangre derramada por nuestros jovenes soldados. Siempre estaran presentes en nuestras mentes y en nuestros corazones. Un beso enorme desde tu querido Mocoreta.
Mirta, tu hermana.

2 de abril de 2008, 23:09  
Blogger Kellypocharaquel dijo...

Muy hondo homenaje a nuestros soldados que dieron todo en Malvinas.
Abrazos
Raquel

2 de abril de 2008, 23:50  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Gracias a todos, adelante con la memoria...
Un abrazo Gus.

2 de abril de 2008, 23:57  
Anonymous Anónimo dijo...

A la casi interminable lista de comentarios, me sumo para estar junto a vos , a tu sensibilidad en esta fecha de dolor trascendente en la memoria de los olvidados que retornan viva nuestra identidadd.
Mi mayor afecto.
Norma Fumero.

3 de abril de 2008, 01:51  
Blogger poetasantoamor dijo...

Gus:
Tu poema a sido el puntapié para traer el recuerdo de mi ofrecimiento, en el cuartel 5ºde San Martín, apenas 17 años.
El dolor de saberme rechazado fue grande.
Así como el amor por mi patria, jamás hay olvido, pero indigna ver como Argentinos, ni se mueven cuando ven o escuchan a nuestros veteranos cuando suben al colectivo o tren casi mendigando para ganar el pan y y no perder su dignidad y honor que el gobierno les quitó.
¿Tenemos memoria después de cada 2 de abril?
Mi abrazo de siempre.

Juan Ricardo Sagardía
Poeta: SANTOAMOR

3 de abril de 2008, 08:50  
Anonymous Diario de poesía de Verónica Andrea Ruscio dijo...

Un excelente homenaje, Gus. Gracias.
Te invito a pasar por mi diario, donde también escribí un textito.


Saludos.

Verónica

3 de abril de 2008, 09:44  
Blogger La_Sonyadora dijo...

Me uno a este homenaje, un abrazo

Erika

3 de abril de 2008, 09:50  
Anonymous Horacio Gómez dijo...

Estimado Gus:
Bello y profundo tu poema; en
pocas palabras has sabido
interpretar el dolor que causa
tantas muertes sin sentido.
Un abrazo.
Horacio Gómez

3 de abril de 2008, 10:42  
Anonymous Anónimo dijo...

Un sentido homenaje a esos hombres que murieron como héroes, se fundieron en la tierra y de la tierra oscura brotaron cruces blancas que proclaman al mundo que ellos se han quedado allá, en SUS Malvinas, vencedores para siempre.
Creo que ese es el legado de nuestros héroes..BENDITOS SEAN!!
OLIMPIA BORDES

3 de abril de 2008, 10:48  
Blogger el maestro del long bow dijo...

Breve y contundente... como lo fué esa tragedia...

3 de abril de 2008, 12:48  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Gracias amigos, un abrazo Gus.

3 de abril de 2008, 12:50  
Blogger RICARDO JUAN BENITEZ dijo...

Querido amigo: bravo por tu homenaje a nuestros caídos. Recuerdo la parte final de "Hair" enfocando la larga hilera de cruces, y veo hoy las fotos del cementerio en Las Islas Malvinas, y se produce el mismo nudo en la garganta. Tanta irracionalidad y muerte.

3 de abril de 2008, 12:54  
Blogger Norma dijo...

Gus, pocos homenajes ví tan bellos como éste tuyo. Las almas que tuvieron que partir se sienten, estoy segura, reconfortadas ante el amoroso y agradecido recuerdo, al que nosotros sumamos con gratitud.
Un beso.
Norma

3 de abril de 2008, 13:44  
Blogger Lola Bertrand dijo...

Muy emotivo y lleno de sentimiento este homenaje.
Muy buena la foto que le acompaña , le da fuerza.
Abrazos
lola

3 de abril de 2008, 16:19  
Blogger LONG-OHNI dijo...

Gracias, mil gracias Gustavo querido por este Homenaje, homenaje que nunca nos resultará suficiente. Colaboro en esta empresa tuya, desde la plenitud de mi corazón, enviándote este humildísimo poema.
LAS NUESTRAS Y LOS NUESTROS

Las blancas espumas lloran
la muerte de esos Patriotas
y en la arena, cada gota
es un latido argentino,
es un llanto peregrino
que hasta Malvinas derrama
un dolor que no resigna
porque nunca la injusticia
es puñal que se desclava

Ellos fueron, y con ellos
también iría la Patria,
millones de corazones
que en el mapa de su alma
llevan grabadas las islas.
las hermanas soberanas.

Al inglés depredador,
pirata por ascendencia,
ladrón de los cuatro mares
y usurero con corbata,
al que tiene a las Malvinas
por fuerza de latrocinio
ha de llegarle algún día
la sentencia necesaria,
y a sus socios en lo sucio,
hermanos de lengua y raza
que al delito protegieron
con desverguenza tan clara
también les dará la historia,
pues la historia es siempre cara,
la pena tan repetida:
que todo lo que está arriba
derrumba, cae y acaba.

long

3 de abril de 2008, 17:09  
Blogger Clara del carmen dijo...

Las palabras precisas que se reparten en tu poema forman parte de esos nombres apilados en el dolor que se guarda en tu país ante la tragedia sin sentido y sin respuesta; parece que está sumergido entre cada persona que ahí aparece . Llega, Gus, como toda tu obra a lo más profundo de quienes formamos esta América Latina tan sufrida y violentada. Un abrazo afectuoso. Clara del Carmen Guillén

3 de abril de 2008, 17:16  
Anonymous Anónimo dijo...

Gus:
Entrañable tu homenaje.
Jamás, en este mundo debió caer una gota de sangre por motivos políticos.
Y, jamás, se debió permitir, se ocuparan las Malvinas y jamás Argentina, perder esa guerra, tenía que haberla ganado, mandar a los ingleses calientes para arriba.
Saludos, Camilo

4 de abril de 2008, 05:37  
Anonymous Anónimo dijo...

Gus.Que bello poema-homenaje. Me encantò, toda la composiciòn es impactante, resuena en mi corazòn con dolor tus palabras. Que crueles que fueron con esos chicos, los mismos de siempre; y el recuerdo siempre presente del comienzo de nuestra escuela secundaria. Marcelo Crocce.

6 de abril de 2008, 02:23  
Anonymous Anónimo dijo...

David Antonio Sorbille...
Estimado Gustavo, tu poema es un compromiso ineludible con el dolor y la memoria irrenunciable para con nuestros soldados de Malvinas.
Te felicito.

8 de abril de 2008, 19:36  
Anonymous Anónimo dijo...

Un poema insoslayable, Gustavo.

Un abrazo conmovido y lleno de dolor.

Alicia Márquez

2 de abril de 2010, 12:14  
Anonymous Anónimo dijo...

GuS:

Como siempre magnífico. Además la idea me parece justa y digna: los caídos por la patria son los necesarios referentes de los que permanecen vivos.
Cierto, no se puede contar el dolor ni el llanto ni el grito.
Te felicito.
Saludos, Camilo

2 de abril de 2010, 12:53  
Blogger Milagros dijo...

La guerra...señora de todas las batallas del planeta, pone de pie siempre al mismo soldado:"la incoherencia humana" Milagros

2 de abril de 2010, 13:20  
Blogger Marta R. Zabaleta dijo...

Estoy como ayer, hoy y siempre, junto a esos mártires del pueblo brutalemente reprimido y hoy además,hambreado.

PRESENTE, hasta la victroia de la justica y el amor.
Viva la vida!
Muera la muerte!

Dra. Marta R. Zabaleta

2 de abril de 2010, 17:14  
Blogger José Manuel dijo...

Por poco se me saltan las lágrimas. Cuando la guerra de Las Malvinas yo estudiaba ciencias políticas en la Universidad y uno de los profesores había trabajado en la embajada de los E.U. en Londres, así que dos de sus hijos nacieron en Inglaterra. Bueno, pues aquella tarde tuvimos una discusión sumamente agria, verbalmente violenta. El resto de mis compañeros de estudio se quedaron callados. Ciertamente, toda guerra es injusta, pero hay un momento en la historia de los pueblos cuando las patrias tienen que -en defensa propia- ser reivindicadas. Duele, claro que duele tanta muerte joven, tanta pérdida humana; duele tanto que a uno parece que se le va a romper el corazón. Esa tierra, las Malvinas, ha sido fetilizada con la sangre de esos hombres-casi-niños y esa semilla tendrá que florecer un día, según ha florecido en tus versos...
Recibe un abrazo latinoamericano de,

José Manuel Solá
[Puerto Rico]

2 de abril de 2010, 17:55  
Blogger Nerina Thomas dijo...

Gus:
Duele y dolerá por siempre.
Las muertes injustas, duelen mucho y por siempre.
Tu recuerdo nos recuerda, para que no se repitan estos hechos que dejan heridas sin cerrar.
Gracias!!
Mi respeto por vos y por todos ellos.

2 de abril de 2010, 20:43  
Blogger Silvia Loustau dijo...

Gustavo, gracias por iluminar la Memoria, pienso en todos estos nombres enmudecidos, pienso cuando decimos el número 30.000 y hay más, pero los números son friís, imaginemos todos esos jovenes , los desparecidos y los de Malvinas, ahora todos juntos cantado por la libertad en un estadio, y se me llenan los ojos de lágrimas...hay un enome vacio.
Un fuerte abrazo,

Silvia Loustau

2 de abril de 2010, 21:37  
Blogger Adriana dijo...

Muy bueno, Gus. Traducís sintéticamente el dolor y la impotencia de todos, frente a la muerte y la injusticia. Un beso. Adriana Maggio

3 de abril de 2010, 13:38  
Anonymous Anónimo dijo...

Un soldado muerto, un hijo muerto, un muchacho sano, fuerte, único, muerto y por qué? para qué? Alda

3 de abril de 2010, 19:09  
Anonymous Anónimo dijo...

Querido Gustavo:
Recordar es "volver a pasar por el corazón..."
Gracias...Estoy aprendiendo y -me gustaría todos pudiéramos- a transmutar lo que tanto duele en Luz. Abrazo grande, Montse Bertrán

3 de abril de 2010, 21:50  
Blogger deliteraturayalgomas-2 dijo...

Las injusticias y las vidas perdidas duelen, y mucho.
Buen homenaje, Gus
Desde el recuerdo
Betty Badaui

4 de abril de 2010, 13:55  
Anonymous Anónimo dijo...

gus no te comente antes porque me fui a mi puebloy raciien hoy regreso ,leitu poema creo que no hacen falta demasiadas palabras ,¡genil , humano tus palabrras y tu talento aparte de tu infinita bonadad
un abrazo enorme
maria elena tolosa

5 de abril de 2010, 18:03  
Anonymous Anónimo dijo...

gus querido quiero que trasmitas mi saludo a pere beso que colaboró en tu obra un fuerte abrazo a los dos

los quiero mucho

maria elena tolosa

5 de abril de 2010, 18:13  
Anonymous Anónimo dijo...

gus tu poema es bello , pero tan frio omo la muerte que no devuelve nada
un abrazo

maria elena tolosa

6 de abril de 2010, 00:27  
Anonymous maria elena tolosa dijo...

gus tu poema es bello , pero tan frio como la muerte que no devuelve nada
un abrazo

maria elena tolosa

6 de abril de 2010, 00:29  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal