viernes, 21 de septiembre de 2007

Los fantasmas...


La casa permanece en la aldea.
Su blanco se cubrió de grises atemporales.
Sobre la maleza se vislumbran aún rastros de fuego.

Tras los cristales quedan encerradas eternas nostalgias.
¿Te acuerdas hermano de la siesta entre murales
y rostros observándonos?
Los mártires siguen desplazándose
por alfombras persas y velas consumidas.

Me contaron que en las madrugadas
la blanca Ana nos busca entre sábanas y éxtasis,
que es lamento ahora lo que fue entonces gemido.
Si te acercas a los muros percibirás todavía
antiguas risas, música de piano y vino derramado.

Si hay viento, el sillón del jardín aún se zarandea.
El mismo cielo, inmutable, alumbra con aquella luna.
Entre escaleras y portones nuestros secretos persisten.
Podríamos treparnos hoy al álamo que una vez enterramos.

Desprevenidos nos atrapó la tormenta,
tú perdiste el paraíso, yo quede solo, igual que un búho.

La casa sigue ahí,
los fantasmas somos nosotros.


Gustavo Tisocco
De "Entre soles y sombras"


Els fantasmes

La casa resta al vilatge.
El seu blanc es cobrí de grisos atemporals.
Damunt de la malesa encara s’albiren traces de foc.

Darrere dels cristalls queden tancades eternes nostàlgies.
Te’n recordes, germà, de la sesta entre murals
i rostres guiatant-nos?
Els màrtirs segueixen desplaçant-se
per catifes persanes i espelmes consumides.

Em contaren que en les matinades
la blanca Anna ens busca entre llençols i èxtasi,
que és lament ara el que llavors fou gemec.
Si t’acostes als murs percebràs encara
antics riures, música de piano i vi en esbarjo.

Si hi ha vent, la cadira de braços del jardí se sacsa encara.
El mateix cel, immutable, enllumena amb aquella lluna.
Entre escales i portons els nostres secrets persisteixen.
Podríem enfilar-nos hui a l’àlber que una vegada ensebolírem.

Desprevinguts ens atrapà l’oratge,
perderes el paradís, jo em quedí a soles, com un mussol.

La casa segueix ací,
els fantasmes som nosaltres.



Traducción: Pere Bessó




10 Comentarios:

Blogger Peripecias de un Naufragio dijo...

Lo que hace el tiempo con nosotros. Nos convierte en sombras nada más, y viajeros errantes, que el pasado nos es tan ajeno, tan extraño.

Saludos, Gus.

21 de septiembre de 2007, 14:07  
Blogger Maria Cristina dijo...

hay tus escrios muchas veces son tan pasionales y otros como este llenos de misterio e incertidumbre, me transporte ocn tus palabras, abrazos y feliz dia de la primavera

21 de septiembre de 2007, 14:18  
Anonymous Anónimo dijo...

Sugerente al extremo de poder visualizar con las palabras del poema las presencias de la casa y sumamente extraordinario el final con la transferencia.
Felicitaciones, Gus.¡Feliz primavera y feliz día de la paz!

21 de septiembre de 2007, 22:48  
Blogger Ana R dijo...

Transitorios, somos tránsito y materia...

un abrazo

22 de septiembre de 2007, 15:51  
Blogger Hannibal dijo...

Gracias por tu comentario.. tal vez he durado en decírtelo, pero es que todavía no salgo completamente de mi pereza y cinismo, pero bueno.. poco a poco iré saliendo.

un saludo,
hannibal

23 de septiembre de 2007, 07:03  
Blogger fgiucich dijo...

Los secretos permanecen en los rincones de la casa y nosotros, fantasmas de ese pasado, vamos desgranando los recuerdos. Abrazos.

26 de septiembre de 2007, 07:44  
Anonymous Anónimo dijo...

LA TANGUEDIA NO ME GUSTA,AUNQUE EL POEMA ESTE BIEN ESCRITO .CIERTA INTERTEXTUALIDAD DIRIA UNA DE TUS FANATICAS Q LEI ANTES CON CORTAZAR?

QUE BELLO SUENA EN CATALAN
Tambien en francés pero solo el final

çEST TRES BELLE
!LA MAISON RESTE ICI
NOUS SOMMES LES FANTOMES

MABEL

30 de septiembre de 2007, 23:13  
Anonymous Anónimo dijo...

Bellos poemas ,no sólo armas bien tu blog sos un poeta ...?poco encasillable Sorprendés.
Coincido con muchos me gustan las pintura q elegís
Envidio tu llegada a los sentimientos y los oídos de las mujeres q te elogian
Daniel

30 de septiembre de 2007, 23:17  
Blogger viviana dijo...

Siento a este poema como algo muy fuerte y coincidente tal vez por la historia de una casa, esa del mar, en mi caso, lejana pero cerca a la que se regresa siempre de una u otra manera. La cuestión aquí es darnos cuenta que formamos parte de esos habitantes de la casa. Gracias Gus por tan bello poema.
Viviana F. Pelle

12 de octubre de 2007, 01:29  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Gracias a todos...
Un abrazo Gus.

20 de marzo de 2008, 13:14  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal