miércoles, 12 de septiembre de 2007

Quietud


Quietud.

Equiparo las miradas.

Inerte aroma.

Palidez.

La mortaja destiñe mi rostro.


Gustavo Tisocco
De “Paisaje de adentro”


QUIETUD

Quietud.

Equipare les mirades.

Inert aroma.

Pallidesa.

La mortalla destiny el meu rostre.

Tradución Pere Bessó




14 Comentarios:

Blogger Maria Cristina dijo...

Hoy me siento inerte pero ansio sentirme viva con la lluvia, mira te linkeo entre mis preferidos me gusta como escribes, saludos

12 de septiembre de 2007, 14:04  
Blogger El perro andaluz dijo...

La intensa brevedad de la muerte.
Muy bueno.
Saludos.

12 de septiembre de 2007, 15:15  
Blogger fab/ dijo...

Bello, puntual.
Un beso

12 de septiembre de 2007, 17:16  
Anonymous Alicia Perrig dijo...

Atroz, como la muerte. Gracias.

12 de septiembre de 2007, 22:16  
Anonymous Anónimo dijo...

Asusta un poco, Gus.
MARITA RAGOZZA

12 de septiembre de 2007, 23:55  
Blogger fgiucich dijo...

Gracias por visitar mi casa y dejar tus comentarios. Volveré. Saludos.

13 de septiembre de 2007, 10:05  
Blogger Mario Gallo dijo...

Querido Gustavo: He estado sobrevolando varios de tus trabajos. Cargados de emotividad y profundamente queribles dejan una sensación de calor como una brasa o la helada.
Nos mantenemos en contacto
Un abrazon desde Terra Australis

13 de septiembre de 2007, 13:58  
Blogger Verónica Curutchet dijo...

Una triste y fuerte brevedad Gus.
Un abrazo!

Verónica Curutchet...

El Mundo de Wilhemina Queen.
MARIPOSAS & GIRASOLES
PASEO MÁGICO. Mi Lugar en el Mundo

13 de septiembre de 2007, 16:33  
Blogger Juan Ricardo Sagardía dijo...

Me encantó la brevedad que usas para marcar, lo mucho del desaparecer.
contundente.

SANTOAMOR

14 de septiembre de 2007, 08:24  
Anonymous Anónimo dijo...

Versos de breve intensidad.
Felices hallazgos: inerte aroma, destiñe el rostro.
La muerte siempre destiñe.
Saludos,
Camilo

14 de septiembre de 2007, 13:49  
Anonymous Pere Bessó dijo...

(IN)QUIETUD CONSTANTE MÁS ALLÁ DE LA MUERTE

Me impresiona, Gus, cómo fijas –y superas más que equiparas- el parangón de texto (poema) y contexto (imagen), ultra de la tentación goticista en donde rosa, infancia, ojos y labios, avalan las entradas del pecado, y, demonios, esa mirada de ángel caído resuelto en mujer que no llegó, de pájaro que no se tenderá en el alambre para hacer bueno al truhán de Cohen, los aromas de almizcle y benjuí donde el incienso de los bosques y la carne de los niños merodean en los templos como bien se sabía el maestro Baudelaire y dejaba el rastro de la mortaja, mejor, lienzo, sábana de las exequias de Athala que hubiera de volver a teñir Girodet…

19 de septiembre de 2007, 18:08  
Anonymous Anónimo dijo...

querido gus..
contundencia y profundidad e imanegn, metafora, vuelo poetico total.. me encantaron
abrazos itzela desde el norte siempre sintiendo el sur

20 de septiembre de 2007, 21:55  
Blogger LIDIA CRISTINA dijo...

GUS... UN CAUDAL DE LUCIÈRGANAS BROTAN EN MANANTIAL DANDO IMAGENES COMO RÀFAGAS DE LUCES FORMANDO UN ARCO IRIS DE UN INTERIOR QUE NO CESA DE CREAR Y CREAR ACONTECERES!..
UNA VERDADERA MARAVILLA DE TRAZOS INCESANTES DE VIDA!
GRACIAS POR ELLO!
LIDIA CARRIZO

23 de octubre de 2007, 22:05  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Gracias amigos, un abrazo Gus.

20 de marzo de 2008, 13:22  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal