domingo, 9 de septiembre de 2007

Lujuria


Lujuria

Gimiendo perduran
......las manchas de este amor prohibido.

Me embriaga el vino seminal de tu estirpe.

Adicto, impulsivamente transpiro/exploto.

No hay fronteras
solo tu cuerpo dentro mío
.......................... saciándome...


Gustavo Tisocco
De “Entre soles y sombras”
Pintura: Embriaguez del horizonte (Mónica Palla/Daniel Marino)

http://anonimo-pm.blogspot.com/

7 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

Difícil y logrado equilibrio entre naturalidad y erotismo. Muy buena la pintura.
MARITA RAGOZZA

9 de septiembre de 2007, 20:48  
Blogger viviana dijo...

Que bella es la adicción al amor. Hermoso poema.
Viviana Pelle

9 de septiembre de 2007, 22:15  
Blogger POR SIEMPRE POESIA dijo...

Gus: regala pasión y sutil erotismo...
Me encantó.

Mirta Urdiroz

10 de septiembre de 2007, 07:25  
Blogger poetasantoamor dijo...

Que bella manera de mostrar el complemento de otro en uno.
esa addición nos hace vivir.
¡bravo gus!

SANTOAMOR

10 de septiembre de 2007, 09:30  
Blogger pm dijo...

un poema cuya música es el gemido. muy bueno. gracias.

10 de septiembre de 2007, 11:51  
Blogger FLORESNEGRAS dijo...

SIN DUDA,LA COMPRENCION DEL SENTIR HUMANO EN EL AMOR,CLARIFICA FINAMENTE EN ESTA OBRA AL LECTOR. ASPECTO QUE EN OCACIONES, POR FALTA DE CLARIDAD,SUELE CONFUNDIRSE EN UNA SUERTE DE DIVAGACIONES QUE FELIZMENTE NO ESTAN EN LA POESIA DE GUSTAVO.BELLOS Y DULCES POEMAS QUE DISFRUTO Y REELEO.
PAKO RIZZO

13 de octubre de 2007, 04:01  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Gracias, un abrazo Gus.

20 de marzo de 2008, 13:30  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal