domingo, 4 de noviembre de 2007

Muertos ingenuos


De niños jugábamos a los muertos,
pero la muerte era extraña, lejana,
apenas una osadía.

Comíamos moras
y los labios tenían el color del invierno,
poníamos flores en las manos, en el pelo
y con el rosario enredado,
orábamos alrededor de quien cerraba los ojos
en esa travesura horizontal.

Éramos muertos ingenuos,
felices, audaces pétalos de escasas primaveras
y reíamos hasta el cansancio.

Ahora somos flores mustias.
Los días son tan breves
y quedan tan pocos octubres.
Nos duele la casa gris, el patio deshabitado,
los ladridos que ya no están,
las fotos en la pared.

¡Qué lejos quedó la infancia!

Victoriosa
la muerte juega con nosotros
y nos asusta.



Gustavo Tisocco
De "Paisaje de adentro"
Del Cd "Intersecciones"

24 Comentarios:

Blogger Maria Rosa dijo...

Cada vez que releo este poema me retrotraigo a mi lejana infancia y recuerdo los juegos de mis hijos con la muerte.
A veces hace falta volver a la infancia para conjurar ciertos miedos y siempre es un placer leerte.
María Rosa León

4 de noviembre de 2007, 13:30  
Blogger paula varela dijo...

hermosa paradoja
donde lo lúdico aparece como fundamental /
invitación profunda
a revisar quiénes somos.

4 de noviembre de 2007, 15:52  
Blogger Evan dijo...

La muerte entristece... no la mía, sí la de mis seres queridos.

Un beso Gus

4 de noviembre de 2007, 16:19  
Blogger Gerardo Omaña dijo...

Nunca realicé juegos con mis amigos que tuvieran relación con la muete. Pero a solas en las en la cercanía de la auroa despertaba para imaginar la muerte huyendo del patio de mi casa sin haber obtenido su objetivo.

e encantó.

Recibe un abrazo en tu alma.

5 de noviembre de 2007, 09:05  
Anonymous Delfina Acosta dijo...

UN POEMA LLENO DE MELANCOLÍA.
HA SIDO UN GUSTO LEERLO.

5 de noviembre de 2007, 09:08  
Blogger RICARDO JUAN BENITEZ dijo...

Gustavo me trajiste a la memoria la obra de Alejandro Casona "La dama del alba". Esa parte en que los niños juegan sin saberlo con la "dama" en cuestión, que no es otra cosa que La Parca. Todos tenemos nuestros malos días, pero por mi parte no le temo. Hasta podría jugar al truco con ella como el Juan Moreira (aunque se que es mala perdedora y ladina) Lo que realmente me produce temor es la decadencia y la indefensión. A esa no soy capaz de jugarle ni a las bolitas. Hermosa y reflexiva poesía.

5 de noviembre de 2007, 12:17  
Blogger La_Sonyadora dijo...

Gus, cada vez que te visito es un deleite, tu página y tus poemas son muy bellos.

Erika

5 de noviembre de 2007, 13:22  
Blogger Luz de Abismos dijo...

Hola!!!

Soy La bruja Maga del teatro Arlequienes!!!!!
te escribo desde mi blog personal, ya te agrego el blog a los links del flog de Arlequines!

Me re gustó este poema! cuando este con un poco más de tiempo investigo un poco màs!

Gracias por la buena onda de siempre!!!!!!!!!

.........+La bruja Mga+.....

5 de noviembre de 2007, 15:31  
Blogger Luz de Abismos dijo...

Hola Gustavo!!!!

Soy La bruja Maga del teatro Arlequines!!!
Ya te agrego el link de tu blog al flog de Atlequines!
tre estoy firmando de mi blog personal!

Gracias por tu buena onda de siemppre! y este poema me re gusto!
cuando tehnga un poco más de tiempo investigo un poco màs!

besos y éxitos!

.........+La bruja Maga+.......

5 de noviembre de 2007, 15:34  
Blogger Luz de Abismos dijo...

Hola Gustavo!!!!

Soy La bruja Maga del teatro Arlequines!!!
Ya te agrego el link de tu blog al flog de Atlequines!
tre estoy firmando de mi blog personal!

Gracias por tu buena onda de siemppre! y este poema me re gusto!
cuando tehnga un poco m�s de tiempo investigo un poco m�s!

besos y �xitos!

.........+La bruja Maga+.......

5 de noviembre de 2007, 15:36  
Blogger Yan Duimich. dijo...

muy bueno Gus, como siempre
saludos

5 de noviembre de 2007, 16:00  
Blogger ©Claudia Isabel dijo...

Hermoso poema Gus. La infancia está cada día más lejana, pero la muerte siempre ronda...recuerdo esos juegos infantiles donde ella siempre estaba cercana...
Besos.

6 de noviembre de 2007, 09:51  
Blogger txanba dijo...

cuando la infancia esta en nuestras recuerdos, nos damos cuenta de eso, que hemos hecho de todo, incluso hemos sido asesinos del juego. y, grande, vemos que la realidad, esta realidad, está llena de ella.


un abrazo.

6 de noviembre de 2007, 13:41  
Anonymous Anónimo dijo...

gvhckvob
Como te entiendo en tu poesía Gustavo, pues yo también estoy esperando en la esquina"al pibe que una vez fuí", te paso mi receta.
A veces le pido prestada su inocencia para poder ver solo cosas lindas.
Lo tuyo me conmueve Boris Gold

6 de noviembre de 2007, 15:48  
Anonymous Verónica Andrea Ruscio dijo...

Qué poema, Gustavo. Creo que describiste exactamente lo que siento con respecto a la muerte, escribiste mi susto, qué digo, mi terror.

Y justamente ese terror es un signo de cuánto nos gusta esta vida, a pesar de todo, ¿no?

Un gusto leerte.

6 de noviembre de 2007, 22:17  
Anonymous Anónimo dijo...

Paradojas de vida la inversi�n de travesuras. La muerte es una ni�a vestida de blanco y con el recuerdo adentro.

Siempre terminamos siguiendo sus juegos.

Evocador poema.
Un gusto leerte siempre
Andrea

7 de noviembre de 2007, 05:35  
Blogger LIDIA CRISTINA dijo...

y a quièn no!!
quièn no se refleja en este memorable poema!
que gusto releer y conciliar en este abanico de poemas!!
no sè con cual de todos no me asombre!
en un tiempo donde la capacidad de asombrar es tan poca!
muy hermoso !! te aprecio impecable tu trabajo!!
LIDIA CARRIZO

8 de noviembre de 2007, 15:19  
Anonymous Alicia Perrig dijo...

Qué fantástico Gustavo!!! Lo voy a imprimir para tenerlo a mano a toda hora. Gracias.

11 de noviembre de 2007, 22:23  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Gracias amigos, gracias por sus palabras.
Un abrazo >Gus.

15 de noviembre de 2007, 14:51  
Blogger Fanny dijo...

!Qué lejos quedó la infancia! Me toco aquí dentro cuando de niña...y no me encuentro, y no me encuentro y lloro, Fanny

1 de diciembre de 2007, 19:18  
Blogger Fanny dijo...

!Qué lejos quedó la infancia! Me toco aquí dentro cuando de niña...y no me encuentro, y no me encuentro y lloro, Fanny

1 de diciembre de 2007, 19:19  
Blogger Gustavo Tisocco dijo...

Gracias Faniluchi, gracias...

2 de diciembre de 2007, 19:54  
Anonymous Anónimo dijo...

Sólo en la niñez la fantasía está indemne. ¡Cuánta falta hace volver!
Víctor Hugo

10 de marzo de 2008, 22:17  
Anonymous Anónimo dijo...

tus imagenes poéticas nos explican tan bien, que la infancia
no comprende que nacimos para morir. o no?
besos y felicitaciones

Anahi

4 de noviembre de 2008, 18:29  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal