sábado, 7 de agosto de 2010

Oasis


Y todos vendrán a ver
el rostro que te legó la muerte.

Pensarán
que aquella que fuiste sigue ahí.

Mas tú,
que eres oasis,
no podrás salvarlos
................ no podrás...



Gustavo Tisocco
Del libro “Desde todos los costados”

15 Comentarios:

Blogger fgiucich dijo...

La tristeza de la partida en una pincelada perfecta. Abrazos.

8 de agosto de 2010, 09:47  
Blogger egomanías dijo...

Un oasis triste en un poema intenso.
Enhorabuena.
Leo

8 de agosto de 2010, 20:00  
Blogger azpeitia dijo...

Bonjour tristesse....en esa especial sensibilidad de tu poesía llena de fuerza expresiva...mi felicitación una vez más de azpeitia

9 de agosto de 2010, 13:34  
Blogger Marta Alicia Pereyra Buffaz dijo...

Gustavo, excelentes poemas como toda tu poesía.

Es un placer leerte después de bastante tiempo.

Un abrazo.

10 de agosto de 2010, 10:56  
Blogger Eduardo Cichy dijo...

Gustavo:
Soy Eduardo Cichy.
Nos conocimos en Villa María en 3er encuentro latinoamericano de poetas. Yo por entonces, era el vice-presidente de S.A.D.E. y uno de los organizadores del evento (pelo largo y anteojos, te acordás?).
Necesito comunicarme con vos vía e-mail, pero la dirección de correo que tengo agendada debe tener algún caracter mal, porque me vuelven todos los mensajes.
Si no es mucha molestia, mandame un guiño a:
xionar @ yahoo.com.ar y te escribo para contarte de qué se trata.
Un abrazo.
Eduardo.
P.D. Quiero mandarte también algunas cosas mías para que las sometas a tu buen criterio y veas si se pueden publicar en tu blog, pero no sé cómo se hace.
La tecnología y yo no somos buenos amigos.

13 de agosto de 2010, 23:14  
Anonymous Anónimo dijo...

Ella es oasis y no puede salvar a nadie de la Muerte.
Pero a la larga todos los rostros de la Muerte también se disuelven y la Nada o la Sed del viajero necesitará el poder de un dios o de un poeta para crear nuevos oasis.
Rubén Vedovaldi

18 de agosto de 2010, 18:04  
Anonymous Anónimo dijo...

David Antonio Sorbille dijo...
Un poema tan intenso como la resignación. Un abrazo.

18 de agosto de 2010, 19:12  
Anonymous Anónimo dijo...

un oasis triste, un bella poesia

un abrazo

maria elena tolosa

18 de agosto de 2010, 21:54  
Anonymous Anónimo dijo...

Hermoso Gustavo. No quiero reiterarme pero con vos, no alcanzan las palabras para la admiración Alda

19 de agosto de 2010, 22:29  
Blogger Leonor Mauvecin dijo...

Pero tal vez todos nos salvemos al final , ella estaba desde que nacimos ...esperándonos , tal vez sea bella como el poema Leonor

20 de agosto de 2010, 15:55  
Anonymous galáctica dijo...

Querido Gustavo: la sugerencia de estos últimos versos llega a ser desesperante, porque nos muestra cómo todos los que van a ver a esa persona esperan aún su consuelo, cuando ya no puede darlo. Hay seres así, que viven para dar, y su ausencia es doblemente dolorosa para muchos. Un poema de gran fuerza y muy humano. Saludos poéticos Irene Marks

22 de agosto de 2010, 12:26  
Blogger ana dijo...

Enigmáticamente bello, con mucha fuerza. Tal vez en algún momento la muerte y el oasis se unan en un abrazo. Un placer leerte, Ana Romano.

22 de agosto de 2010, 16:39  
Anonymous Anónimo dijo...

bello poema Gus, como bellos son los tiempos bien vividos aun en el adios, un abrazo
patricia corrales

15 de septiembre de 2010, 15:19  
Blogger Nerina Thomas dijo...

Es así, tal cual lo escribes. Como lo sientes. Cuando el otro ha dejado un legado y afectos.
Brillante amigo!!

20 de septiembre de 2010, 01:10  
Blogger Marcela dijo...

La vida y la muerte cara a cara.
Es un precioso poema.
Un abrazo

12 de diciembre de 2010, 03:48  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal