domingo, 10 de agosto de 2008

Te arrullaré... (T'amanyagaré...)


Te arrullaré niño mío
hasta que cansada mi voz
repose en beso.

Seré tu sábana
hasta que inertes mis manos
se vuelvan caricias.

Regálame eternidad niño
hasta que mi alma frágil
se te torne cielo.

Pero ven pronto,
que el silencio aturde
y este miedo abruma.



T'amanyagaré, fillet meu,
fins que la meua veu cansada
repose en bes.

Seré el teu llençol
fins que les meues mans inerts
es tornen carícies.

Regala'm eternitat, ninet,
fins que la meua ànima fràgil
se't torne cel.

Però vine prompte,
que el silenci atordeix
i aquesta por aclapara.


Gustavo Tisocco
De "Paisaje de adentro"

Traducción al catalán Pere Bessó


I´ll lull you to sleep my child
until my voice settles
its tiredness into a kiss.

I´ll be your sheet
until my hands change
inertia into caresses.

Give me the gift of eternity child
until my fragile soul
becomes heaven to you.

But do come soon,
since silence deafens
and this fear overwhelms.

AUTHOR: © GUSTAVO TISOCCO
TRANSLATOR: © MARIÁN MUIÑOS

19 Comentarios:

Blogger Maria Cristina dijo...

que hermoso y conmovedor poema, muy tierno y sincero, abrazos Gus

10 de agosto de 2008, 15:42  
Blogger Evan dijo...

Cuanta ternura Gus!!

:)

Precioso!

Un beso.

10 de agosto de 2008, 19:25  
Blogger Lidia Gaytán dijo...

La ternura me gusta.
Sabes, hoy me preguntaba si a los hombres les pasa lo mismo que las mujeres: el llegar a cierta edad y sentir la necesidad de ya tener una familia. Creo hoy después de leerte, creo que sí.Será?

Un abrazo, Gus

13 de agosto de 2008, 02:30  
Anonymous Anónimo dijo...

Tu letra querido Gus, captura
la ternura del niño que llevamos
dentro; lograr esto, en el ser de quien nos lee, significa el triunfo de la Poesía y confirma una vez más el talento del Poeta.
Te felicito Amigo.
Un abrazote
Eli

13 de agosto de 2008, 13:32  
Blogger Maria Rosa dijo...

¡Qué dulce y conmovedor tu poema, Gus!
Creo que en ese arrullo y en esta ternura está implícito el arrullo al niño que todos hemos sido y que aún llevamos dentro.
Mi afecto y admiración
María Rosa León

13 de agosto de 2008, 14:46  
Anonymous Anónimo dijo...

Queridísimo Gus,, cómo haces para arrancarnos lágrimas de emoción con tus poemas?.. Tanta ternura, tanta belleza.. es conmovedor.
Te admiro y te beso

OLIMPIA BORDES

13 de agosto de 2008, 18:30  
Blogger Traductora Escritora Marián Muiños dijo...

Tu poema es un arroró, una nana, cantada para un niño sin edad... o tal vez para el niño que aun llevamos dentro.
Fue un placer traducirlo,

Marián Muiños

14 de agosto de 2008, 18:57  
Blogger Ricardo Rubio dijo...

Ese deseo de que las palabras rocen las pasiones (o sean las pasiones), vívidas, no simbólicas, es a cuanto aspiramos. Creo que estás ganando la batalla. Mi abrazo y estima.

14 de agosto de 2008, 19:56  
Anonymous Anónimo dijo...

Queridísimo Poeta
Tu poema "Te arrullaré " con su traducción a un catalán que se hermana con mi lengua francesa heredada de mi madre, me ha enternecido.
Tus motivaciones devenidas poemas son lúdicas, inesperadas, certeras ellas apuntan a los más insospechados destinos del alma humana. Sensitivo te dejas planear en las alturas por las que te deslizas fuera de tantísimo dolor.
Conoces a los niños, a los infantes a través de tu trayectoria como médico pero trasuntas el paisaje infantil mucho más allá de las brumas, de las angustias por las que niños y padres se doblegan para lograr atravesarlas.
Con cariño, Michou Pourtalé

15 de agosto de 2008, 15:59  
Blogger Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Arrullos como estos no pueden quedar en el olvido.

15 de agosto de 2008, 19:02  
Blogger fgiucich dijo...

Me llega como una bellísima canción de cuna. Abrazos.

17 de agosto de 2008, 10:49  
Anonymous Anónimo dijo...

Querido hermano de la palabra: Sólo un ser sensible puede expresarse con la belleza de un niño.
Un abrazo. Víctor Hugo Tissera

20 de agosto de 2008, 19:51  
Anonymous Anónimo dijo...

Belleza y ternura en esta súplica por el retorno de lo simple, de lo felizmente cotidiano, de esos días soleados como días de infancia.
Gracias
Alicia Perrig

24 de agosto de 2008, 14:21  
Anonymous Anónimo dijo...

Pero ven pronto,
que el silencio aturde
y este miedo abruma.

Poeta querido:
Todo el poema es un ruego hecho caricias, de ternura y miedo.
Me quedo con este verso. Que llegó a mi corazón.Un beso. Victoria

5 de septiembre de 2008, 13:48  
Anonymous Anónimo dijo...

Gustavo: Convertiste el poema en una canción de cuna.
Víctor H. Tissera

7 de septiembre de 2008, 14:40  
Blogger Estrella del mar dijo...

QUE HERMOSO POEMA PARA ELOGIAR A LOS NIÑOS.

8 de septiembre de 2008, 08:08  
Anonymous Anónimo dijo...

hay estados de alma en que la única salvación es regresar al niño, a la niña que todavía perdura en algún lugar de nosotros. Feliz tu niñez para invocarla así. Alda

9 de septiembre de 2008, 22:31  
Anonymous Anónimo dijo...

El niño, que somos, nunca se va, siempre está en las nostalgias vivas.
Saludos, Camilo

26 de septiembre de 2008, 14:58  
Anonymous Sonia Quevedo dijo...

Gus, he sentido contenerse en un suspiro a la ternura en este conmovedor poema.
Cuánta sensibilidad, más ese sinfín de sentimientos aflorando.

No cambies nunca poeta.
Sonia

8 de octubre de 2008, 19:07  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal